Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional SÁBADO 23 4 2005 ABC Berlusconi presenta hoy su nuevo gobierno, con el que espera agotar la legislatura Las tensiones en la coalición auguran tiempos difíciles a Il Cavaliere hasta mayo de 2006 ejecutivo italiano dará prioridad a la promoción industrial, al poder adquisitivo de las familias y al impulso económico de las regiones del sur ABC ROMA. Concluida la ronda de consultas abierta tras la dimisión de Berlusconi el pasado miércoles, a causa de las presiones de sus socios por su derrota en las recientes elecciones regionales, el presidente de la República, Carlo Azeglio Ciampi, encargó ayer al primer ministro en funciones la formación de un nuevo gobierno en Italia. Se espera que la composición del gabinete sea dada a conocer hoy, tras la cita convocada esta mañana con los líderes de la coalición, y que la jura de sus cargos se lleve a cabo también a lo largo del día, dado que Berlusconi aseguró ayer que ya tenía la lista de ministros preparada. Una vez que hayan jurado sus cargos, el primer ministro deberá someterse a la confianza del Parlamento la próxima semana. De forma paralela a las consultas realizadas por Ciampi, Berlusconi ha mantenido en las últimas 48 horas una ronda de encuentros con sus aliados políticos para conocer sus exigencias y poner a punto el gabinete, que según el primer ministro presentará pocos cambios en relación con el anterior, pero no será una fotocopia del mismo. Los rumores que circulaban ayer por los mentideros políticos romanos apuntaban a la entrada de Giulio Tremonti como vicepresidente del gobierno, y a la sustitución del titular de Salud, Girolamo Sirchia, por Francesco Storace, ex presidente de la región de Lazio. b El programa del la coalición, después de la aplastante derrota en las elecciones regionales del 3 y 4 de abril pasado ante la oposición del centroizquierda que lidera Romano Prodi. Mientras se prepara para liderar el próximo ejecutivo, Berlusconi ultima un nuevo programa para el año que queda de legislatura, con atención prioritaria a la promoción industrial, a la defensa del poder adquisitivo de las familias y al impulso económico de las regiones del sur las menos desarrolladas de Italia. Diferencias en la coalición Berlusconi, de 68 años de edad y jefe de gobierno desde junio de 2001, afronta un complicado final de legislatura por las diferencias crecientes entre la heterogénea coalición que le apoya. Este empresario milanés, sin embargo, ha dado pruebas sobradas de su flexibilidad de cintura y su notable capacidad de maniobra. No en vano, atesora las experiencias superpuestas de un vendedor de aspiradoras, un animador de fiestas nocturnas y cruceros de placer, y un empresario mediático de altos vuelos. La mayoría de centro derecha agrupa desde los conservadores de la Alianza Nacional hasta los extremistas xenófobos de la Liga Norte, pasando por los eurófilos democristianos. Ante el empuje mostrado por el centro izquier- Berlusconi, tras su encuentro ayer en Roma con el presidente Ciampi AFP El primer ministro asegura que el ejecutivo presentará pocos cambios con respecto al anterior, pero no será una fotocopia da en las pasadas regionales, tras recuperar al europeo Romano Prodi como líder, la coalición de Berlusconi parece más preocupada por aprovechar a fondo este final de legislatura, con el objetivo de acumular réditos electorales, que de gobernar el país. A Il Cavaliere le esperan doce meses angustiosos hasta mayo de 2006. La inmigración centra la batalla electoral en el Reino Unido, muy por encima de la economía EMILI J. BLASCO. CORRESPONSAL LONDRES. La inmigración y no la economía y sus impuestos es la que centra la lucha política en la campaña para las elecciones británicas de mayo. La insistencia en ese asunto por parte del Partido Conservador obligó ayer a Blair a intentar contrarrestar el discurso popular de los tories a los que acusó de explotar deliberadamente el miedo de la gente En realidad, laboristas, conservadores y liberal- demócratas están de acuerdo en que el Reino Unido necesita inmigración, en que ésta debe ser controlada y en que las peticiones de asilo no pueden ser un coladero para una inmigración encubierta. Los tres partidos coinciden en destacar la gran contribución que los extranjeros han hecho al país, la riqueza que supone su diversidad étnica y la conveniencia de que la llegada de inmi- La reforma federal, en el Parlamento El objetivo de Berlusconi es lograr la estabilidad necesaria para agotar la presente legislatura, que concluye en mayo de 2006, para lo que debe mantener una representación equilibrada de todos los partidos que integran la coalición de centroderecha, incluida la Liga Norte, el único que se opuso a la dimisión del primer ministro por temor a ver obstaculizada la reforma federal que debate el Parlamento. Dado que no pudo impedir la crisis de gobierno, la Liga exige mantener el Ministerio para las Reformas, hasta ahora ocupado por Roberto Calderoli, algo que parece garantizado pese a las reticencias de los dos principales socios de Berlusconi, la Alianza Nacional y los democristianos de la UDC. Estas dos formaciones forzaron al primer ministro a declarar la crisis para presentar una imagen renovada de grantes se ajuste a las demandas de los sectores económicos. Además, el Partido Laborista y el Conservador defienden un sistema de puntos para dar prioridad a la mano de obra extranjera más cualificada. Aunque, por tanto, Blair defiende la restricción de la inmigración, el primer ministro presentó ayer a los conservadores- -que dan un paso más al reclamar además la fijación de cuotas anuales para inmigrantes y demandantes de asilo- -como unos extremistas que intentan sacar ventaja electoral de una genuina preocupación de los ciudadanos. Revés televisivo El discurso de Blair en Dover, punto al que llegan los emigrantes que cruzan el Canal de la Mancha, se produce después de haber quedado mal en una entrevista de la BBC en la que el agresivo conductor del informativo Newsnight Jeremy Paxman, le preguntó 18 veces sobre el número de demandantes de asilo que siguen en el Reino Unido después de que se haya rechazado su solicitud. Paxman no obtuvo respuesta. El hecho de que Blair dedicara la jornada de ayer a este asunto demuestra que los conservadores han seleccionado entre sus seis grandes lemas de campaña (más policía, hospitales más limpios, menos impuestos, disciplina escolar, inmigración controlada y trasparencia) algunos de los asuntos que más preocupan a los electores. Voces internas en el Partido Conservador habían llamado la atención los últimos días sobre el riesgo de que la insistencia sobre el control de la inmigración empobrezca su campaña al reducirla a una única cuestión; a su juicio, ésta es la razón de que los tories no consigan reducir sus diferencias respecto a los laboristas. Sin embargo, Howard ha mantenido firme su discurso y ha obligado a Blair a entrar en el cuerpo a cuerpo en esta materia. Howard denuncia un sistema fuera de control