Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 23 4 2005 Nacional 13 LUCHA CONTRA EL TERRORISMO ISLAMISTA EL SUMARIO DEL 11- M Familiares de Zouhier intentaron que un guardia civil dijese que el confidente avisó del atentado Belhadj, portavoz de Al Qaida en Europa, afirmó que le parecía poco el asesinato de 192 personas Lofti Sbai, también imputado por el juez, revela las maniobras de Rafa Zouhier para echar las culpas a los demás D. MARTÍNEZ N. COLLI MADRID. El narcotraficante Lofti Sbai manifestó al juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo que familiares de Rafa Zouhier le pidieron, a instancias de éste, que buscara un guardia civil que dijese que había avisado del atentado antes del 11 de marzo Sbai también manifestó al magistrado que Zouhier le enseñó en una ocasión una metralleta igual que las que aparecieron en el piso de Leganés en el que se suicidaron siete de los autores materiales de la matanza de los trenes en Madrid. En su extensa declaración, el traficante de drogas Lofti Sbai, también imputado en el causa del 11- M, pone de manifiesto el ambiente de drogas, prostitución y venganzas en el que se movía el grupo de narcoterroristas implicado en la matanza y que tenía a Jamal Ahmidan, El Chino como principal responsable. En el testimonio de Lofti Sbai hay tres asuntos importantes: contactos con Rafa Zouhier, relación con el guardia civil Paco; y conocimiento de las armas encontradas en el piso de Leganés. Respecto al primer asunto, el narcotraficante Lofti Sbai reveló al juez que Zouhier, a través de una mujer que identifica como la cubana le pidió que buscara un miembro de la Benemérita que dijese que Zouhier había advertido a este Cuerpo de Seguridad de la planificación de los atentados Zouhier fue chivato de agentes de la UCO El narcotraficante agregó en su testimonio que no llegó a realizar esta gestión y que tan sólo se limitó a decir a la madre de Zouhier y a la cubana que se tranquilizan porque les iba a buscar un abogado Rafa Zouhier fue confidente de la Guardia Civil y como tal hizo llegar a miembros de este Cuerpo una muestra de los detonadores con los que traficaba la red asturiana que luego proporcionó la goma- 2 a los terroristas islamistas En su declaración, Lofti Sbai también se refiere al guardia civil Paco, a quien Zouhier vinculó con operaciones de tráfico ilegal de armas. Sobre este agente, el narcotraficante aseguró que no le ha vendido ni le ha proporcionado nunca ningún arma Precisó que la única relación que tuvo con el miembro de la Benemérita fue salir de fiestas, drogarse y conseguir coches más baratos en el extranjero para gente de la costa, Fuengirola y Marbella Lofti Sbai precisó que con Pedro sólo ha hablado de temas de vehículos, que es a lo único que se dedicaba Pedro y puntualizó que piensa que Rafa les esb El narcotraficante Zougam hizo un viaje de prueba en los trenes Jamal Zougam, en prisión por los atentados del 11- M, y el indio Suresh Kumar, en libertad aunque imputado por la misma causa, hicieron un viaje de prueba en un tren con destino a la estación de Atocha el 27 de febrero de 2004. Según declara el testigo, ese día cogió un tren que salía de Alcobendas y observó que enfrente suyo se encontraba un individuo con rasgos árabes, posteriormente identificado sin ningún género de dudas como Zougam. En el vagón había otra persona, con rasgos indios, a la que luego identificó con la misma seguridad como Kumar y que cada vez que el tren llegaba a una estación, abría las puertas, asomaba la cabeza mirando hacia ambos lados del andén y volvía a introducirse totalmente en el vagón, anotando acto seguido algo en un papel, no sin antes consultar su reloj señala la declaración. Según el testimonio de esta persona, Jamal Zougam llevaba un maletín con un ordenador portátil en su interior, que en un momento dado conectó a un móvil. El testigo añadió que, al llegar a Atocha, subieron otros dos individuos que se sentaron junto a Zougam y Kumar, y siguieron viaje hasta Chamartín. Mohamed Achraf a su llegada a Madrid, tras ser entregado por Suiza INTERIOR Me fijé en el terrorista porque era guapo confesó una superviviente de los trenes Me pareció guapo Por este motivo, y porque iba muy abrigado- -llevaba un gorro de lana multicolor y una bufanda a juego y tenía un gesto simpático- se fijó una superviviente de los trenes en Basel Ghalyoun, uno de los presuntos autores materiales del 11- M. El terrorista se sentó frente a ella y su amiga y colocó bajo el asiento una bolsa que dejaría olvidada Las chicas pensaron que podía ser su comida o, bromearon, una bomba. Minutos después se oyó una explosión en otro vagón y la testigo se acordó de la bolsa. Entonces le dijo a su amiga que echase a correr. Cuando habíamos corrido dos o tres metros- -explicó en el Juzgado- estalló la bomba de nuestro vagón y mató a mi amiga, que iba detrás de mí Otro testigo relató al juez que vio a Jamal Zougam, en prisión como presunto autor, y al indio Suresh Kumar, en libertad aunque imputado, cuando hicieron un viaje de prueba en un tren con destino a a la estación de Atocha 12 días antes de la matanza. dente tenía agujereado el cañón aunque sí afirmó sin ninguna duda que esa pieza de la metralleta era idéntica a las Sterling halladas en la vivienda de Leganés. Lofti afirmó que al día siguiente de los atentados se reunió con Zouhier y con Antonio Toro- -de la trama asturiana- -y que ambos le expresaron que tenían una sospecha de la movida del atentado, porque El Chino fue a Asturias para comprar no se sabe cuántos kilos de dinamita y detonadores Hay que ir a la Yihad También se ha levantado el secreto sobre la declaración de Mohamed Moussaten, quien sobre su tío Youssef Belhadj- -presunto portavoz de Al Qaida en Europa- -reveló al juez: No me dijo quién estaba detrás de los atentados, pero que le parecía poco lo que había pasado Moussaten dibuja de Belhadj el perfil propio del musulmán radical y comprometido con la yihad Llegó a pro (Pasa a la página siguiente) Youssef Belhadj, extraditado por Bélgica, reconoció ante el magistrado que estuvo tres semanas en Madrid en febrero de 2004 tá echando la culpa a los demás Lofti Sbai también reveló al juez que su socio Rafa Zouhier le mostró en una ocasión una metralleta igual que las encontradas en el piso de Leganés. No obstante, el narcotraficante no pudo precisar que se tratara del mismo arma, puesto que la que le enseñó el confi-