Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión SÁBADO 23 4 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND Fraga sabrá si está o no está mayor, que ese, en abundancia de salud, es un concepto subjetivo EL RÓDANO QUE NO HABLA ESPAÑOL Para los nacionalistas catalanes (incluido obviamente Maragall) resultaría preferible el agua del Ródano, que nunca llegará, a la del Ebro, que viene de Fontibre y contamina de españolismo que inspiró el fascismo español de Acción Española, el magisterio de Maurras sobre Víctor Pradera, Ramiro de Maeztu, Pedro Sainz Rodríguez... Y, en Barcelona, Acció Catalana. A habido dos Francias, pero la más influyente en Cataluña no ha sido precisamente la que a Maragall le gustaría. ¿Por qué se niega éste a reconocer que el XIX catalán es el de Balmes y Milá y Fontanals? ¿Por qué no reconoce el tradicionalismo como el venero en el que se alimenta la Cataluña modernista y concretamente el poeta Maragall? Resulta patética esta pretensión de encontrar en la Francia ilustrada los orígenes de una ilustración catalana inexistente. Por decirlo de una forma muy plástica y muy brutal, Cataluña no tuvo un Valera, cosmopolita e ilustrado, del que ahora se cumple el centenario de su muerte. ¿Cabría sospechar que una cierta Cataluña cultural y política se han intentado alejar de España a causa de los sentimientos de frustración por la ausencia de figuras como la de este novelista y ensayista (o la de otros como Clarín, Galdós, Pardo Bazán, Azcárate, Giner... y después del 98, etcétera) ¿Se trataría de un alejamiento de la realidad hermana para entregarse a la del otro? En una palabra, para los nacionalistas catalanes (incluido obviamente Maragall) resultaría preferible el agua del Ródano, que nunca llegará, a la del Ebro, que viene de Fontibre y contamina de españolismo. DE BARCELONA A SANTIAGO ORDI Sevilla, el más diligente de los recaderos de que dispone José Luis Rodríguez Zapatero, se fue al Siglo XXI, como los clásicos, para echarle una mano a Pasqual Maragall en sus proyectos de reforma del Estatut, una tarea estéril para los ciudadanos, pero fundamental en la arquitectura que sostiene en pie el tripartito catalán. Con la alegría que el zapaterismo despliega en estos asuntos, Sevilla propuso cerrar el mapa autonómico enumerando, según la cronología de la aprobación de sus respectivos estatutos, las diecisiete Autonomías que, hablando sin decimales, integran el Estado. Eso viene a ser una licencia para que cada una haga su autodefinición como le venga en gana a los nacionalistas de turno, aún en los territorios sin tan perturbadora tradición, y, en consecuencia, proliferarán las naciones como lo hacen las setas después de la lluvia. Ciñéndonos en la contemplación del paisaje político a lo que, según la frívola doctrina dominante, pronto será la nación gallega, conviene reflexionar sobre el adelanto electoral que promueve Manuel Fraga. No es un movimiento ingenuo, ni veraniego, ni obediente a la senectud del candidato del PP. Es una inteligente operación táctica. El BNG, la tercera fuerza en la disputa galaica, atraviesa una crisis honda y las encuestas marcan una decadencia que se escenifica en el airado mutis protagonizado por Xosé Manuel Beiras. Algunos, pocos, de los devotos del Bloque podrán trasladar su voto a los territorios socialistas que pastorea Emilio Pérez Touriño; pero, previsiblemente, la mayoría tenderán a quedarse en casa cuando el 19 de junio se abran las urnas en los colegios gallegos. Esa es la única posibilidad teórica- -la práctica es mucho más creadora- -de que el PP consiga una victoria por mayoría absoluta, la única que le vale para gobernar. Está, por supuesto, el asunto de la edad de Fraga; pero esa es otra cuestión. Fraga sabrá si está o no está mayor, que ese, en abundancia de salud, es un concepto subjetivo. Lo que también debería saber es de su incapacidad, históricamente comprobada, para integrar equipos y forjar sucesores. Fraga es una fuerza de la naturaleza y eso ni crea escuela ni puede sistematizarse en una pedagogía. Además, ¿por qué iba a ser ahora de un modo en que no fue durante los últimos sesenta años? Y que nadie se equivoque entendiendo la figura de José María Aznar como el fruto de la capacidad selectiva y pedagógica del líder de Villalba. Aznar fue un error de Fraga, léase la letra pequeña de la Historia, ayudado por algunos amigos, ya desaparecidos o descarriados, y en un momento, como el que puede repetirse en Galicia, de vacío de poder. Si el veterano presidente acierta habrá salvado el Gobierno para un PP más descoyuntado en su territorio que en la calle Génova, lo que es mucho. En caso contrario, será un regalo para un socialismo que, a la gallega, es mucho mejor en sus individualidades que en su conjunto. J J peos, pero absolutamente ORDI Pujol quiso traer extraña a la historia y a la el agua del Ródano a sensibilidad de Cataluña? Cataluña. Era una forPero en esta andadura ma de retomar unas míticas tan subalterna, tan ancilarrelaciones medievales con mente patética de la Cataluel sur de Francia, con el tronña oficial ante Francia, se co provenzal, y, al tiempo, puede advertir un error de demostrar la independencia CÉSAR ALONSO DE fondo que consistiría en respecto a España a través LOS RÍOS una idealización de Francia de la metáfora del agua. Una en el sentido de atribuirle a vuelta a unas lejanísimas ésta una naturaleza progresista que fuentes... para escapar a las reales. contrastaría con una imagen de EsCopión de Pujol, émulo si se quiepaña como sociedad naturalmente re, Pasqual Maragall pretende hareaccionaria desde la inquisición cer una jugada semejante al querer hasta el nacional catolicismo. Ante integrarse en áreas regionales meesta dualidad, los catalanes se situaditerráneas y francesas. Una vez rían como afrancesados comprobada la imposibilidad de conquistar la Comunidad valenciaUÉ ignorancia! Para no rena y de este modo llevar a cabo el montarnos en el tiempo excesueño de los Países Catalanes, Passivamente bastaría con asomarnos qual Maragall intenta escapar de su a los dos últimos siglos para compropequeñez territorial y cultural aunbar la falsedad de estas tesis. Como que sea sumergiéndose en una realihan demostrado historiadores de dad extraña. En la francofonía conlas ideas como Herrero, el origen cretamente. El caso es escapar de del pensamiento reaccionario espaEspaña. ñol del XIX estuvo en Francia. Fue ¿Hasta dónde pueden llegar los media Francia la que se iba a comsentimientos de frustración de las prometer con Dreyfus y en Francia minorías políticas y culturales catasurge un antisemitismo que termilanas, hasta dónde el resentimiennaría dando unos frutos muy amarto, para tener que humillarse ante gos en el siglo XX. La traición de los una lengua en decadencia como el clérigos de los intelectuales, defrancés y ante una cultura, digna conunciada por Julien Benda, fue la mo las de todos los pueblos euro- H ¡Q REVISTA DE PRENSA optó por Bridgnorth porque estaba aproximadamente en el centro geográfico del país y tenía en sus proximidades una base aérea. Según Richard Westwood- Brookes, experto en documentos de la casa de subastas Mullock Madleye, los papeles arrojan dudas sobre la creencia popular de que Hitler abandonó sus planes de invasión de las islas británicas en 1940. Los planes de invasión figuran sin duda alguna entre los documentos más importantes en ofrecerse en subasta en los últimos años. Los mapas, clasificados como secretos, son auténticos dijo el experto. Una de las grandes leyendas es que Hitler había previsto invadir Gran Bretaña en 1940, pero renunció a sus planes después de que la Fuerza Aérea Británica consiguiese rechazar a la Luftwaffe alemana en el espacio aéreo de Kent agregó Westwood- Brookes, según el cual los documentos prueban que el líder nazi nunca abandonó el proyecto S. I. Hitler quiso invadir Inglaterra Adolf Hitler eligió una pequeña ciudad del centro de Inglaterra para establecer un cuartel general en Gran Bretaña tras la planeada invasión del país, según un experto citado por el diario británico Daily Telegraph. La ciudad de Bridgnorth, en el condado de Shrewsbury, era un importante nudo ferroviario, y unos documentos de 1941 que van a ser subastados en este país indican que el Führer pensó en esa ciudad. Uno de los documentos muestra la localidad y sus líneas de comunicación con los pueblos adyacentes y hacia el sur del país, informa el diario The Daily Telegraph. Según algunos expertos, Hitler Estrategia para Iberoamérica El diario estadounidense The Washington Post lamentó ayer en un editorial la falta de estrategia de EE. UU. en Iberoamérica y dijo temer que el presidente Hugo Chávez aproveche la crisis ecuatoriana. El Gobierno sigue sin tener una estrategia para contener la primavera tormentosa de América Latina escribe, y destaca que un creciente número de países necesita asistencia para apuntalar sus instituciones El periódico precisa que la próxima gira de Condoleezza Rice le brindará la oportunidad de elaborar un acercamiento común con los aliados democráticos de Estados Unidos S. I.