Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 4 2005 Espectáculos 67 Steamboy Dir. Katshuhiro Otomo. Dibujos animados. Japón, 2004. Es probable que, como los empujadores del metro de Tokio, el gran Otomo repita cada mañana, cual mantra zen, aquel grito de guerra de Louis Aragon: ¡Haced entrar al infinito! Porque todo en su cine es mecanismo hipermusculado, fárrago apocalíptico y horror vacui urbano. Ahora, el autor de Memories (donde se burla parcialmente de su obsesión tornillera) nos lanza al acuario doméstico un cetáceo de impresión: nada menos que su obra más deseada, una empresa titánica y bellísima que, en estos tiempos de minicines y microfilmes, parece el teatro de la ópera de Fitzcarraldo. Steamboy con un pistón en Metropolis y otro en El Señor de los Anillos narra la epopeya de un jovencito inventor que, en plena Exposición Universal de Londres en 1851, debe proteger una revolucionaria bola de vapor de poderes casi infinitos. La lucha intestina entre la buena y mala ciencia es el sistema nervioso central que intenta abrise paso entre la impresionante arboleda animada urdida por Otomo, cuyo barroco prodigio maquinero -contrapuesto al delicado humanismo de Hayao Miyazaki- -ya quedó patente en su mítica Akira Por algo Steamboy peca del mismo lastre de aquélla, al parecer un pizzicato perenne, un hipervirtuoso, chillón y fatigado más difícil todavía intentando, como dijo el poeta, pasar un camello por el ojo de una aguja. Sabemos resignados que es una quimera encendida por ambos lados. Pero qué pedazo de resplandor produce su quema. J. C. Ariadna Gil, en una escena de Hormigas en la boca la película que abre el festival malagueño El Festival de Málaga vuelve a ser desde hoy el escaparate del cine español JOSÉ EDUARDO ARENAS MADRID. El VIII Festival de Málaga abre sus puertas esta noche para reunir a lo más granado del cine español: lo último en producciones cinematográficas, secciones nuevas y otras potenciadas, como el documental y la televisión, con el mercado TV Market que recoge todo los productos destinados a la televisión: series de animación, largos de ficción y miniseries. Los nombres propios aportarán el brillo acostumbrado a las diarias noches de gala: el cineguía se da cita en Málaga. Hasta José Luis Garci, poco dado a los eventos multitudinarios, aparecerá en el Foro de Proyectos con Ninette que protagonizan Elsa Pataky, Carlos Hipólito, Miguel Rellán, Javier Villán y Beatriz Carvajal, entre otros. El cineasta rinde tributo a Miguel Mihura en el año del centenario del nacimiento del dramaturgo. En la sección oficial a concurso existe expectación por ver lo nuevo de Mariano Barroso: Hormigas en la boca con Ariadna Gil y Eduard Fernández, que servirá para abrir el certamen; competirá con Tapas de José Corbacho, y el duelo interpretativo entre Ángel de Andrés, María Galiana y Elvira Mínguez; Heroína con la que Gerardo Herrero logra mantener lo que ya casi es una promesa: hacer un filme por año; La noche del hermano que tiene a Luis Tosar, Icíar Bollaín y José Ángel Ejido entre el reparto. También en la sección oficial, Chus Gutiérrez nos adentra en la movida madrileña con El calentito un local de moda en el que se prepara una actuación el día del 23- F; Alexis Valdés aparece como director, guionista e intérprete de Un rey en La Habana; Pasos es el primer largo como realizador del veterano actor Federico Luppi; y Morir en San Hilario se convierte en el título más esperado de Laura Mañá. Ojos de cris- tal 20 centímetros Las noches de Alicia, Vorvik y Semen, una historia de amor completan la oferta a concurso. Esta reunión cinematográfica anual sirve de encuentro para la promoción y comercialización de todos los géneros audiovisuales españoles. Por ejemplo, las compañías distribuidoras celebrarán un encuentro, algo que, sin duda, dará que hablar. Según informa el director del festi- val, Salomón Castiel, la actriz Verónica Forqué recibirá el Premio Málaga; Gerardo Vera- -a cuyo trabajo como decorador se dedicará una exposición- el galardón que lleva el nombre del desaparecido Ricardo Franco; Carlos Saura será el protagonista de una amplia retrospectiva, a la que asistirá, entre otros, Inés Sastre; el premio a toda una vida es para Manuel Alexandre y Luis García Berlanga recibirá el Especial Biznaga de Plata 15 días contigo Tirar de la manta y el cartón JAVIER CORTIJO Hay veces en las que dan ganas de enfundarse el colmillo, mandar al tinte el látigo, envasar al vacío la hiel y hasta desear suerte en el viaje. No son muchas, y puede surgir un sarpullido de reparo gremial al reconocerlo. He aquí una de ellas. Y, encima, española, para que luego no digan. Genuino representante de la escuela social andaluza Jesús Ponce se ha dado un baño de mugre y sinceridad en su ópera prima como director. Siguiendo a los clásicos, Ponce no sienta a un pobre a nuestra mesa, sino a dos: un yonqui con pinta de figurante de Goya y una mujeruca recién salida del trullo por mangar unas chucherías en El Corte Inglés. Y, una vez aposentados, los junta, arrumaca y arrulla como dos galgos famélicos sin temer que las pulgas salpiquen el patio de butacas. Está claro que, por aquello de la ancestral y biempensante simpatía por el débil una producción pobre pero honrada sobre unas personas huma- Isabel Ampudia y Sebastián Haro Director: Jesús Ponce Intérpretes: Isabel Ampudia, Sebastián Haro, Mercedes Hoyos Nacionalidad: España, 2004 Duración: 94 minutos Calificación: nas de igual condición ya parte con muchos enteros de ventaja. Pero precisamente por eso hay que alabar lo bien manteada y enrielada que resulta en manos de Ponce, también firmante de un guión que sólo tropieza lo necesario en las zanjas moralistas (en este caso, la esperanza no se pierde ni al final) esperpénticas (ojo al zumbado visionario del comedor) y denuncia (hasta las temibles voces en off están bordadas con precisión de costurera antigua al metraje) que suelen acudir como moscas a esa lacra incómoda que los chicos de Rato llamarían infraeconomía, o lo que sea. Como es fácil de imaginar, casi todo el peso del hallazgo recae en su pareja protagonista, un enorme y entrañablemente feroz Sebastián Haro y una inmensa y duramente angelical Isabel Ampudia. Presumiblemente, entre lo mejor de un año patrio que se antoja con las tripas crujientes y telarañescas (que el colmillo no aguanta mucho con el bozal puesto del principio...