Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 4 2005 Sociedad 59 ERC revela que dio un ultimátum a Zapatero para derogar el trasvase a cambio de apoyar su investidura Estas motivaciones políticas habían sido negadas tanto por Medio Ambiente como por el PSOE b La diputada de Esquerra Rosa María Bonás declaró, según el Diario de Sesiones del Congreso, que el presidente del Gobierno ha cumplido su compromiso M. BUITRAGO MURCIA. El compromiso del presidente Rodríguez Zapatero de derogar el trasvase del Ebro fue un ultimátum de Esquerra Republicana para apoyar su investidura Así lo ha revelado la diputada Rosa María Bonás Pahisa, de esta formación catalana, durante su intervención en la Comisión de Medio Ambiente del Congreso de los Diputados. Sus palabras vienen recogidas en el Diario de Sesiones y abonan la teoría del Partido Popular de que dicho trasvase se derogó por motivos políticos y no técnicos, con el objetivo de que el PSOE consiguiera el respaldo parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Estas motivaciones políticas han sido negadas tanto por el Ministerio de Medio Ambiente como por el PSOE, quienes apuntan que la decisión de derogar el trasvase del Ebro ya había sido tomada con anterioridad porque era técnicamente un proyecto insostenible. Según Bonás, ERC hizo valer en el Debate de Investidura de Rodríguez Zapatero el pacto que había suscrito en otoño de 2003 con el Partido de los Socialistas de Cataluña e Iniciativa per Calatunya- Los Verdes. La Comisión de Medio Ambiente del Congreso, que se reunió el pasado día 6, emitió un dictamen favorable sobre el proyecto de ley que acabó con el trasvase del Ebro, así como las numerosas modificaciones introducidas a la Ley de Aguas por parte del Ministerio de Medio Ambiente. Asimismo aprobó la enmienda socialista sobre el futuro de los desembalses del Tajo al Segura. De acuerdo con el Diario de Sesiones, la representante del partido de Carod Rovira manifestó que el objetivo primordial de su formación era derogar el trasvase del Ebro por considerarlo letal para la vida del Ebro y del Delta. Nos alegramos mucho de haberlo conseguido. Fue un compromiso del presidente Zapatero en su investidura. El compromiso de derogar el trasvase del Ebro fue un ultimátum de Esquerra Republicana para apoyar su investidura. Este compromiso se ha cumplido... señala. Narbona y Gonzalo Aizpiri, ayer en la Conferencia sectorial de Medio Ambiente EFE El Congreso acaba con el trasvase, pero aprueba con matices la política del agua A. A. L. MADRID. El Congreso de los Diputados aprobó ayer el proyecto de ley por el que se modifica el Plan Hidrológico Nacional y se deroga el trasvase del Ebro, y que ahora pasa a debatirse en el Senado. Un aprobado general, salvo los votos en contra del PP y tres abstenciones, que no esconde la insatisfacción de los propios socios parlamentarios del PSOE- -ERC e Izquierda Verde- Tanto es así que ERC dio libertad de voto a sus diputados por considerar incoherente que se mantenga en la ley el trasvase Júcar- Vinalopó cuando se está derogando la transferencia desde el Ebro y advirtió que no será la última modificación que sufra el PHN Izquierda Verde también demandó la retirada del trasvase del Júcar porque se sitúa en la vieja cultura del agua a pesar de que el PSOE había ofrecido una enmienda transaccional especificando las cautelas necesarias para esta transferencia. Por su parte, el diputado de Los Verdes adscrito al grupo socialista, Francisco Garrido, votó en contra de las reformas del Gobierno. No obstante, la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, explicó en declaraciones en los pasillos del Congreso que el PP sigue defendiendo la vuelta al pasado en vez de mirar hacia adelante para solucionar los problemas En este sentido, se mostró en contra de la enmienda presentada por el PP en la que pide una reserva para Aragón de 6.550 hectómetros cúbicos previstos en el Pacto del Agua al considerar que no se puede santificar ninguna cifra ahora Sin embargo, ayer el PSOE de Aragón apoyó al PP en una proposición en este mismo sentido presentada en el Pleno de las Cortes de Aragón. No hay nueva cultura del agua Bonás considera, no obstante, que el resultado ha sido a medias. El objeto de tramitar este real decreto como decreto- ley fue, según las palabras de la ministra, mejorar la redacción de la ley y adaptarla a la nueva cultura del agua. En realidad lo que se pretendía era sólo derogar el trasvase del Ebro, y así ha sido. Por tanto, ha sido un resultado a medias porque no se ha conseguido el resultado final, que era adaptar este real decreto a la nueva cultura del agua En este sentido, ERC se da por satisfecha con que se haya eliminado también el ramal del Ebro a Cataluña, pero lamenta que se mantenga la lista de infraestructuras del Plan de Regadíos de Aragón. Uno de los comparecientes dijo que mantener estas infraestructuras era incluso peor que el trasvase del Ebro hacia el sur. Aquí es donde están las contradicciones del Grupo Socialista declaró Bonás.