Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 4 2005 Sociedad BENEDICTO XVI, NUEVO PAPA SUS RAÍCES 53 Es muy local, muy de aquí explicaba el director del seminario de Traunstein. Seguirá siendo un bávaro na en su tristemente célebre segunda sede de gobierno y luego fortaleza alpina, euforia de abuso y muerte que dejó largamente marcada a la región, como ha escrito Ratzinger en sus memorias. La familia a la vez lo sufrió por la distancia con el nuevo régimen impuesta por el padre y el apartamiento del que fue objeto. Su padre Josef era un hombre serio y disciplinado en sus convicciones; su madre María era una mujer realmente adorable, una vecina excelente y generosa dice un antiguo vecino, junto a la vieja casita pintada de verde y algo desvencijada de Hufschlag, que la familia Hachinger- -que la compró a los Ratzinger, pero vive al lado- -ha intentado ahora rápidamente adornar y limpiar un poco. En el seminario de Traunstein, hoy un liceo para internos donde no más de un 10 de los muchachos decide tras la selectividad iniciar estudios religiosos, dice el jefe de estudios Michael Winichner, la euforia es grande por estudiar, comer y dormir en los mismos ambientes y estancias en que trasteó y se educó un Papa. El director del centro, Thomas Frauenlob, muestra el pequeño apartamento que ha estado ocupando Ratzinger en sus visitas anuales, para pasar la Navidad o los primeros días del año hasta Reyes El Papa en el móvil REGENSBURG. No eran las 8 de la mañana cuando el día antes sonaba ya el teléfono móvil de Georg Ratzinger. La línea normal estaba ocupada sin descanso, como usted todos querían hablar con el hermano del Papa, así que tomé yo la llamada explicaba inagotable y divertida, al primer par de periodistas llegados, Agnes Heindl (79 años) que se ocupa desde hace décadas de esta casa, en la Lucengasse 2 de la vieja Ratisbona. Y ¡era el Papa! grita Heindl llevándose las manos a la cabeza, y va y dice: buenos días señora Agnes Aunque la señora de la casa lo conoce hace muchos años, ésta vez de repente dudó: Naturalmente ahora yo no sabía cómo saludarlo, así que digo: ay, ay, ay y cómo le tengo yo que saludar ahora... y él rompió a reir como si me estuviera imaginando: Soy Josef, dijo. ¿Puedo hablar con mi hermano? Pero ahora, el nuevo Benedicto XVI, le dice a su hermano Gregor, el antiguo maestro de capilla: Es que ¡no hay quien pueda hablar contigo! y agrega: Ayer no paré de llamarte... La señora Agnes entonces se troncha explicando que lo bueno es que, desde la noche antes, parecía que era más difícil de comunicar con Gregor que con su hermano el Papa... Sobre cómo se comunicarán en lo sucesivo los dos hermanos que mantienen una estrecha relación, Gregor, que es un reputado experto en música religiosa, explicaría más tarde que espero que pronto me pueda dar un número de móvil al que poder llamarle pues probablemente la infusión del Espíritu Santo no esté para estas cosas. Benedicto XVI comenzó sus estudios religiosos en el seminario del Monasterio de San Miguel, en Trauenstein (Alemania) Las fotografías recogen una de las dependencias que ha seguido utilizando hasta fechas recientes en sus desplazamientos a su país natal, la fachada del seminario y a varios de los alumnos actuales ante su retrato de cardenal Carácter bávaro Winichner explica que el carácter de este Papa no podrá no estar marcado siempre por el carácter bávaro las maneras de ser de estos pueblos, con toda su brillantez intelectual, es muy de los nuestros, es que aquí habla nuestra lengua el dialecto bávaro, algo muy importante para que un bávaro se sienta cómodo: Entiende nuestras bromas, quienes lo pintan como serio e inflexible no lo han visto reírse entre nosotros, no lo entenderían, a un bávaro sólo lo entiende otro un bávaro asegura el jefe de estudios, haciendo hincapié en el famoso y protegido hecho diferencial bávaro. La última visita de Ratzinger, este enero, insistió en su pasión gastronómica por llevarse los típicos lazos de pan llamados Bretzel, cuantos más mejor y cuando le dijeron que le pararían en la aduana dijo que los metería como valija diplomática Naturalmente, admite Frauenlob en el seminario en que Ratzinger estudió entre los años 1939 a 1943 cuando fue reclutado, ser guardián de la doctrina de la Iglesia no es papel fácil para nadie pero asegura que el nuevo Papa sería una persona abierta y liberal con la gente además de caluroso, bienhumorado y familiar aunque matiza que sobre todo en pequeño grupo, cuando hay muchos pierde pie y parece distante, al contrario que con Juan Pablo II Pero Winincher insiste en que yo mismo no lo reconozco cuando lo veo hablar en televisión en italiano o en alemán, tenso, y cuando está entre nosotros, hablando y riendo en bávaro nuevo Papa confirmó en su momento. Pero Traunstein, sobre cuyo más viejo edificio, la farmacia Pauersche (1659) luce curiosamente un gran San Benito como el nombre ahora elegido, Trunstein es mi casa y mi patria chica ha dicho Ratzinger en su biografía y ayer recordaban muy ufanos los locales. Aquí estudió en el seminario de Sankt Michael, decidió su vocación, fue llevado con 14 años por las Juventudes Hitlerianas a defender una pieza antiaérea, de una fábrica de BMW, tuvo la primera conciencia política y se refugió cuando desertó. Sus padres habían comprado esta casa en 1933 dice su antiguo vecino y coetáneo, del 27 -subraya- -Ludwig Weinberger, en Hufschlag, a las afueras de Traunstein. Entonces estaba sola con la de mis padres y la de Ana Meyer, que tenía vacas y a donde venía Josef a por leche cuando la guerra Aquí se refugió el joven Ratzinger, cuando desertó del reclutamiento para cavar barreras anticarro en la frontera austro- húngara, delito entonces de denuncia obligatoria y penado con inmediata ejecución sumaria, como ejemplo expiatorio. La comarca se había convertido entonces en un hervidero de nazis, no sólo por que Hitler nació a muy pocos kilómetros, sino porque convirtió la zo- Vivienda de la familia Ratzinger en Trauenstein (Alemania) Casa adquirida por Ratzinger en Pentling (Alemania) donde había pensado retirarse