Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 4 2005 49 El Papa prepara su reforma de la Curia para después del verano Schönborn podría ocupar el puesto de Joseph Ratzinger en Doctrina de la Fe b El Santo Padre ya piensa en la reestructuración de la Curia, en la que tres españoles (Herranz, Rouco y Cañizares) podrían ocupar puestos de relevancia JESÚS BASTANTE. E. E. ROMA. En uno de sus primeros actos como Pontífice, Benedicto XVI declaró su absoluta confianza en todos los responsables de la Curia vaticana. Esta medida, no obstante, es interpretada como una demora para que el nuevo Papa pueda mover ficha y colocar a hombres de su confianza en los principales dicasterios. El proceso no arrancará hasta después del verano, y podría demorarse incluso hasta más de un año. Entre los nombres que han comenzado a circular se encuentran los de los posibles sucesores de Angelo Sodano en la Secretaría de Estado. Los mejor colocados son italianos. Se trata de Giovanni Battista Re, prefecto de la Congregación de Obispos; Crescenzio Sepe, responsable de Propagación de la Fe; Giovanni Lajolo, ministro de Exteriores vaticano; y el arzobispo de Génova, Tarsicio Bertone. Lajolo podría continuar llevando las riendas de las relaciones internacionales de la Santa Sede. Christoph Schönborn, arzobispo de Viena ABC El Papa saluda a los fieles tras visitar la que hasta ahora ha sido su casa REUTERS En la plaza donde está su domicilio se aglomeran cada tarde peregrinos y romanos para ver al Papa viendo con los demás cardenales e incluso en la misma habitación que le tocó por sorteo. La noche del martes, cuando intentaron llevarle a la suite más espaciosa preparada para el elegido, el nuevo Papa dijo que bastaba la que ya tenía. En esa modesta habitación llevó a cabo los nombramientos y las reuniones de trabajo con sus colaboradores ayer por la mañana. Por la tarde, igual que el día ante- rior, se fue a trabajar a su antigua casa, cerca del Vaticano, donde tiene sus papeles, para nuevo entusiasmo de los turistas que se lo encontraron al pasar. La costumbre de salir a trabajar fuera del Vaticano rompe con los esquemas de comportamiento papal, pero no con los de Joseph Ratzinger, una persona frugal y práctica, que siempre iba a pie a su oficina, se movía habitualmente con un equipaje mínimo y jamás utilizaba las salas de VIP de los aeropuertos o el tratamiento diplomático que conllevaba su cargo. De todos modos, no va a poder seguir trabajando en su casa porque la plaza de Cittá Leonina se está convirtiendo en un lugar donde peregrinos y romanos se apretujan cada tarde para ver al Papa. Nuevo organigrama Una de las mayores incógnitas es el nombre del que sustituirá a Benedicto XVI en la Congregación para la Doctrina de la Fe, puesto para el que parece despuntar el arzobispo de Viena Christoph Schönborn. Angelo Scola también es un nombre que se da por seguro en el nuevo organigrama. En cuanto a los españoles, diversas informaciones aseguran que po- dría haber hasta tres de ellos en altos puestos de responsabilidad vaticanos. Descontando al camarlengo y al portavoz Navarro- Valls, todo parece indicar que Julián Herranz seguirá al frente del Pontificio Consejo para la Interpretación de los Textos Legislativos. En las apuestas ha subido enteros el cardenal de Madrid, Antonio María Rouco, quien podría dejar pronto la capital de España para ocuparse de la Congregación de Obispos o tal vez a dirigir los Asuntos Económicos de la Santa Sede. El otro español es el actual arzobispo de Toledo, Antonio Cañizares, estrecho colaborador de Ratzinger en la Congregación para la Doctrina de la Fe. Mientras en Roma ya se da por seguro su capelo cardenalicio, otros muchos apuntan a que Cañizares podría ser llamado a un puesto de la más estrecha confianza del Papa.