Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 22 4 2005 Internacional 27 Berlusconi busca un equilibrio ante las crecientes disputas de sus aliados Il Cavaliere confía en tener hoy nuevo gobierno pese a las dificultades S. MORA. SERVICIO ESPECIAL ROMA. Tras presentar su dimisión, el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, afirmó ayer que hoy mismo podría presentar un nuevo gobierno con el que superar la actual crisis. Admitió que aún tendrá que superar ciertas dificultades, pero insistió en que cuenta con los apoyos necesarios entre sus aliados tradicionales. No obstante, analistas italianos señalan que Il Cavaliere aún tendrá que hacer difíciles malabarismos para recuperar la unidad de la coalición que le apoya, mantener el equilibrio y satisfacer a todos tras el descontento generado por el revés de las pasadas elecciones regionales. Después de que Berlusconi presentase su dimisión formal, el presidente italiano, Carlo Azeglio Ciampi, abrió ayer consultas políticas con los grupos políticos. A Ciampi se le presentan dos opciones: adelantar las elecciones, como pide la oposición encabezada por Romano Prodi, o designar a un primer ministro que forme gobierno. Y vista la confianza de Berlusconi en su fuerza política, caben pocas dudas de que será éste quien forme nuevo ejecutivo. La paradoja de este embrollo es que Il Cavaliere recurre así a las triquiñuelas de la vieja política italiana para garantizar su supervivencia política, pese a haberse presentado como el regenerador que rompió con el enrevesado e inestable antiguo sistema. La dimisión de trámite para formar de inmediato un nuevo gobierno fue en el pasado uno de los trucos favoritos de los políticos para reforzar coaliciones y sostenerse en el poder. En tér- minos prácticos, no obstante, Berlusconi tendrá que contentar a sus socios moderados, que se oponen a la reforma institucional que concede mayores poderes a las regiones, sin perder por ello el apoyo de la Liga Norte. Y deberá hacer algún gesto que muestre que no es insensible a la ya larga crisis económica que azota al país. Silvio Berlusconi REUTERS Sigue creciendo el rechazo a la Constitución europea en Francia J. P. QUIÑONERO. CORRESPONSAL PARÍS. El rechazo popular a la Constitución europea toma proporciones inquietantes. Según un sondeo del semanario L Express, el 58 por ciento de los franceses tienen intención de votar no contra un 42 por ciento de partidarios del sí El no crece de manera abrumadora en la izquierda socialista. Cuando la dirección del PS hace campaña a favor del sí el 62 por ciento de sus electores son partidarios de votar contra el Tratado. Hasta ahora, sólo los electores de centro y derecha apoyan el si Un 69 por ciento de los electores de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) apoyan el proyecto constitucional. El no ha crecido en 5 puntos desde la intervención personal de Jacques Chirac, pidiendo el sí para poner coto al ultraliberalismo durante 90 minutos en una emisión especial de televisión. Los analistas creen que el rechazo a la Constitución se debe a falta de credibilidad de Jacques Chirac, a la impopularidad de sus ministros; a divisiones fratricidas del gobierno y de la oposición; y a un hastío hacia las promesas incumplidas.