Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional VIERNES 22 4 2005 ABC Sevilla advierte ante Maragall que impedirá a las autonomías imponer competencias Propone enumerar las Comunidades por la antigüedad de sus Estatutos un Senado de composición mixta con Gobiernos autonómicos y senadores elegidos, que sea también Cámara de primera lectura en leyes territoriales MANUEL MARÍN MADRID. Relevante conferencia la que ofreció anoche en el Club Siglo XXI de Madrid el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, para clarificar el punto en que se halla el debate sobre la reforma territorial de España. Relevante por el fondo, según el cual tan generoso será el Gobierno con las aspiraciones de las Comunidades como generosas sean las autonomías con el principio de cooperación entre Administraciones. Y relevante en la forma, por cuanto se escenificó en presencia del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, encargado de presentar al conferenciante- -y de varios miembros del tripartito catalán- en un momento que, tras meses de serias discrepancias entre el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y el catalán, aventura cierta distensión para que el Estatuto de autonomía llegue al Congreso antes de otoño. Durante su intervención, Sevilla, quien tildó a Maragall de catalán preocupado por España y víctima de ese vicio español que se define como terror a lo nuevo recordó que el fracaso del plan Ibarretxe no es sino la constatación de que las reformas estatutarias no pueden ser el instrumento a través del cual se reforme la Constitución Para eso hay otro campo de juego En todo caso, el titular de Administraciones Públicas hizo hincapié en que las reformas de los Estatutos no pueden contenerlo todo con todo lujo de detalles, ni ser la solución a todos los problemas No son un totem Lo que no puede ser- -sostuvo- -es que las competencias del Gobierno central queden fijadas, por omisión, a partir de todo aquello que no esté definido en los Estatutos. No puede haber más LOAPAS, ni hechas desde las Comunidades contra el Gobierno, ni viceversa El mensaje de Sevilla, dirigido muy especialmente a Cataluña, es que su Estatuto no debe tender a asumir por su cuenta competencias exclusivas del Estado. Lo que no podemos aceptar- -dijo- -es que se nos imponga a través de los Estatutos qué es lo que el Gobierno central debe hacer con sus competencias constitucionales Y ello, porque el Gobierno no puede quedarse como titular de un reducto de competencias que las Comunidades desprecien. En este punto, introdujo Jordi Sevilla la contrapartida que ofrece el Gobierno. Igual que no quiere que le impongan, tampoco quiere imponer y comprometió la acción del Gobierno a no promover un vaciamiento de las competencias transferidas mediante b Apela a PSC y ERC cierran el modelo de financiación Los consejeros de Economía, Antoni Castells (PSC) Comercio y Turismo, Josep Huguet (ERC) y Relaciones Institucionales, Joan Saura (ICV) han cerrado el acuerdo sobre el nuevo sistema de financiación autonómica que recogerá el Estatuto, cuyo contenido harán público el próximo miércoles. La Generalitat anunció ayer el acuerdo sobre los puntos fundamentales que debe contener el Estatuto en materia de financiación En el texto, remitido al Instituto de Estudios Autonómicos, se propone una Agencia Tributaria catalana consorciada con la Estatal. De esta forma, ERC ha aceptado las tesis del PSC. un uso abusivo de la legislación básica un vicio en el que han incurrido todos los Gobiernos de la democracia. Por ello, además de ofrecer un pacto a las Comunidades- -serán plenamente la máxima representación del Estado en sus territorios a cambio de que se garantice la igualdad y la solidaridad territorial- Sevilla apeló a que los Estatutos que se reformen incluyan un capítulo que regule la cooperación entre Administraciones. Respecto a la reforma de la Constitución, Sevilla introdujo una novedad. Propuso que la enumeración de las Comunidades lo sea por el orden de apro- bación de sus Estatutos, sin alterar lo que dispone el artículo segundo y respetando lo que cada autonomía quiera poner en su Estatuto como signo de autoidentificación Una puerta abierta, en definitiva, a que quien así lo quiera se autodenomine nación De triunfar esta tesis, el orden de las Comunidades sería Cataluña y País Vasco (1979) Galicia (abril de 1981) Andalucía, Asturias y Cantabria (diciembre 81) La Rioja, Murcia, Comunidad Valenciana, Aragón, Castilla- La Mancha y Canarias (1982) Baleares, Madrid, Extremadura y Castilla y León (1983) y Ceuta y Melilla (1995) Ibarra y Maragall asistieron a la conferencia del ministro Jordi Sevilla en el Club Siglo XXI JULIÁN DE DOMINGO Maragall vio a Chaves y Carod comió con Bono para vender al PSOE las bondades del nuevo Estatuto catalán ABC BARCELONA. Con la primera lectura de la reforma del Estatuto prácticamente concluida y la propuesta del modelo de financiación autonómica ultimándose en la cocina del Institut d Estudis Autonòmics (IEA) los líderes del tripartito creen llegado el momento de intensificar los contactos con todos los sectores del PSOE para preparar el camino de la ratificación del nuevo Estatuto en el Congreso de los Diputados, lo que pasa irremisible- mente por el apoyo del Grupo Socialista. Así, el pasado martes, mientras el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, improvisaba un hueco en su agenda para entrevistarse con el presidente andaluz, Manuel Chaves, en una visita relámpago a Barcelona, el líder de ERC, Josep Lluís Carod- Rovira, compartía un almuerzo de cuatro horas con el ministro de Defensa, José Bono, referente del ala más jacobina del PSOE. Bono y Carod, que apenas se cono- cían, debatieron su visión de la reforma territorial que afronta el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En el encuentro, revelado por el diario Avui participaron junto a Carod el secretario general de ERC, Joan Puigcercós, y el diputado independentista responsable de cuestiones de Defensa Joan Puig. También estaban presentes Francisco Pardo, secretario de Estado de Defensa, y Félix Sanz, jefe del Estado Mayor. Estos encuentros se suman a las reuniones que periódicamente mantienen los responsables del PSC en la ponencia de reforma estatutaria, encabezados por su portavoz, Miquel Iceta, con el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, para explicar los avances de la ponencia.