Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional TRAS LAS ELECCIONES VASCAS VIERNES 22 4 2005 ABC El PSE mueve ficha y avisa que no apoyará a Atutxa para presidir el Parlamento El no de los socialistas obligaría al PNV a pactar con EHAK si quiere mantener al presidente al PP que cambie de actitud para recuperar el espíritu del Pacto Antiterrorista, tras el enfrentamiento de socialistas y populares en el Congreso ANA ANTOLÍN VITORIA. El coordinador de la Ejecutiva del PSE, Rodolfo Ares, advirtió ayer al PNV de que su partido, en ningún caso, respaldará al candidato del PNV- EA a la presidencia del Parlamento vasco si éste es Juan María Atutxa. Esta advertencia refleja el deseo del PSE- EE de mantener una posición de fuerza ante la evidente debilidad del tripartito que, con Aralar, sólo consigue empatar a escaños con socialistas y populares. De mantenerse firme a lo largo de la negociación, al PNV sólo le quedaría una salida para que Atutxa resultara reelegido: un pacto con EHAK a cambio de un puesto de responsabilidad en la mesa del Parlamento vasco. Sin embargo, el secretario de organización del PSOE, José Blanco, y el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, coincidieron en que el nuevo escenario político abierto tras las elecciones del pasado domingo en el País Vasco permite un acercamiento de posturas para alcanzar la paz En opinión del dirigente socialista, el nuevo escenario surgido de las elecciones vascas posibilita hacer las cosas de otra manera para superar la tensión y la crispación y avanzar en el objetivo de alcanzar la paz dijo sin citar de forma expresa al PNV, que ayer abogó por llegar a acuerdos amplios tanto con el PSE- EE como con el nuevo partido abertzale a lo largo de la legislatura. Blanco añadió que esta nueva situación sólo inquieta al PP y a sus dirigentes, como demostró su líder Mariano Rajoy, que se salió de tono al acusar al PSOE de haber roto el Pacto Antiterrorista b Zapatero pide los tres vértices del triángulo aseguró. A la exigencia del PSE- EE de enterrar el plan Ibarretxe para negociar un nuevo estatuto, respondió que estamos dispuestos a ser flexibles y luego tendrá que ser la sociedad vasca la que deberá ratificar los acuerdos y dar su opinión sobre nuestro futuro Por su parte, Zapatero consideró ayer justo que el PP cambiara su actitud para poder recuperar el espíritu del Pacto Antiterrorista y reiteró que no hay elementos para la ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas. Ante las críticas del líder del PP, Mariano Rajoy, por la situación del Pacto Antiterrorista, recordó que ese Pacto fue consecuencia de una propuesta suya, que se firmó y que se puede volver a leer Porque- -añadió- -la letra y el espíritu de ese Pacto es bastante clara: sumar esfuerzos para derrotar al terrorismo, y eso supone que los dos grandes partidos se apoyan recíprocamente y quien está en el Gobierno recibe el apoyo de quien está en la oposición Mientras, el presidente del PP en Vizcaya, Antonio Basagoiti, anunció hoy que su partido apostará por reforzar los pactos de gobierno que mantiene con el PSE- EE en Portugalete, Baracaldo y Santurce, porque demuestran un cambio ante el nacionalismo Ibarretxe saluda a Atutxa en el último pleno de la Cámara vasca EFE Elorza llama al Foro de Ermua la santa inquisición tras admitir el juez la querella El alcalde de San Sebastián, el socialista Odón Elorza, definió ayer como la santa inquisición del siglo XXI al Foro de Ermua, que se ha querellado contra él por ceder el velódromo de Anoeta para un acto de Batasuna, algo que, a su juicio, responde a una estrategia pestilente del PP Elorza calificó de impropia la demanda y de artificiales los argumentos esgrimidos por el Foro que, a su entender, es una especie de santa inquisición del siglo XXI que pretende acabar con todos los infieles y lo políticamente incorrecto El Foro de Ermua respondió que Elorza no puede gozar de impunidad y en un comunicado salió al paso de las críticas que le ha dirigido el PSE, después de que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco admitiera la querella. Atenta contra la democracia- -dice- -y violenta el espíritu de Ermua la presunta colaboración institucional (del Ayuntamiento de San Sebastián y del Departamento de Interior del Gobierno vasco) con un partido ilegalizado- -Batasuna- El secretario general del PP, Ángel Acebes, exigió a Zapatero que pidiera disculpas al Foro de Ermua FERNANDO FERNÁNDEZ AMNISTÍA, LIBERTAD Y ESTATUTO E Los vértices del triángulo Mientras, el PNV reiteró sus preferencias para reeditar el tripartito, pero a la vez se mostró partidario de llegar a acuerdos más amplios con los socialistas, y no sólo con la nueva formación abertzale, EHAK. Según explicó su presidente, Josu Jon Imaz, el PNVEA y EB, por un lado, y la izquierda abertzale y el PSE- EE, por otro, forman los vértices del triángulo necesario para conseguir la paz y la normalización política En este sentido, recalcó que establecer una relación profunda entre dos de esos vértices ahuyentando al tercero no sería la vía más adecuada Para conseguir la normalización política son necesarios l título se lo debo a una colega. No hay mejor expresión para resumir lo que está pasando en el País Vasco. Como quiera que algunos están empeñados en una segunda transición, y que todos los equilibrios y constituciones son revisables a los veinticinco años, no me extrañaría volver a oír ese grito en las próximas manifestaciones. Porque a pesar de todo el optimismo que nos invade y del análisis interesado que se hace de los resultados electorales, hay varios datos incuestionables. Primero, el Partido Socialista ha renunciado a la alternancia y se conforma con tocar poder. Segundo, ETA ha vuelto a las instituciones, y lo que es más grave, a tomar la calle para amedrentar a los tibios. Tercero, el consenso antiterrorista ha desaparecido y el PSOE ha abandonado el bloque constitucionalista. El cambio de estrategia es legítimo, pero incuestionable. Ya no se persigue sustituir al PNV en el Ejecutivo vasco para impulsar una política diferente, no sectaria, que no identifique ser vasco con ser nacionalista. El objetivo es facilitar el tránsito de ese partido desde el radicalismo identitario y soberanista hacia el entendimiento y la lealtad constitucional, llegando hasta el final como ha afirmado el presidente Zapatero. O sea, pagando un precio político adicional para que cese definitivamente la violencia. Y escribo adicional deliberadamente porque ya se pagó un precio en 1978, y no ha valido para nada. Es más, si el mundo de ETA estaba prácticamente disuelto es gracias a que socialistas y populares acordaron poner fin a la política de apaciguamiento y apostaron decididamente por segarle la hierba y secarle las fuentes de financiación. Lo que ahora se pretende novedoso, se intentó desde 1978 a 1996. Con escaso éxito debo decir, y con mucho engaño. Muchas son las interpretaciones posibles sobre este cambio de estrategia. Todas legítimas. Van desde el buenismo político y el reconocimiento de una presunta realidad hasta los intereses personales y la traición. Pero creo que es mucho más sencillo. Se trata simplemente de tactismo electoral, de la debilidad del Gobierno socialista. Un Ejecutivo en minoría a merced de los nacionalistas que ha llegado a la conclusión de que su única opción de mantenerse en el poder es reeditando el Pacto de San Sebastián. Dos ilustres historiadores, Juan Pablo Fusi y Miguel Artola, criticaban hace unos días en sendas entrevistas periodísticas la ausencia de modelo territorial, la crisis del concepto de España y la incapacidad del aparato del Estado central para imponerse a los aparatos estatales autonómicos. Exactamente lo mismo que dicen en voz baja algunos responsables de la política económica. Pero sus críticas chocan con una tremenda realidad, el Partido Socialista se ha convertido en una inmensa máquina electoral en la que hasta la solidaridad está al servicio del número de votos. Tenía razón Fukuyama, la historia ha muerto. Ya sólo quedan las encuestas. Viva la modernidad.