Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21 4 2005 Internacional 45 Hallan en Irak los cadáveres decapitados o tiroteados de setenta civiles secuestrados El primer ministro saliente, Iyad Alaui, sale ileso de un atentado con coche bomba en vísperas de que hoy se anuncie la formación de un gobierno que se quiere de integración, pero en el que habrá fuerte presencia chií ABC BAGDAD. Los cadáveres decapitados o tiroteados de cerca de 70 iraquíes fueron encontrados ayer junto al río Tigris y en un estadio de fútbol al noroeste de Bagdad. El anuncio de este macabro hallazgo fue hecho por el presidente de Irak, Yalal Talabani, quien sugirió que los cuerpos encontrados junto al Tigris podrían pertenecer al centenar de chiíes que las autoridades iraquíes temían que hubieran sido secuestrados por extremistas suníes en Madain, 30 kilómetros al sur de Bagdad. La matanza se produce, además, en vísperas de que el nuevo primer ministro, Ibrahim Yáfari, anuncie hoy la formación de un gobierno que se quiere b La matanza tuvo lugar de integración, pero en el que tendrán la voz cantante los partidos religiosos chiíes aliados a los kurdos. Entre los más de 50 cadáveres encontrados en una extensión de 20 kilómetros a lo largo del Tigris había varias mujeres e incluso niñas con uniforme escolar, lo que hace temer que pudieran haber sido víctimas de un secuestro en masa. Talabani subrayó en este sentido que, aunque se descubriera que los rehenes no estaban en Madain, ha habido un secuestro... y tenemos los nombres completos de las personas asesinadas y de los criminales que cometieron esos delitos Talabani se dirige a la prensa en Bagdad tras su reunión, ayer, con Alaui (derecha) AFP que murieron dos policías iraquíes. Gracias a Dios, el primer ministro está sano y salvo pero unos policías y guardaespaldas resultaron muertos informó Taeb al- Naquib, portavoz de Alaui. Por otro lado, los cadáveres de otros diecinueve iraquíes fueron abandonados ayer en un estadio de fútbol en el pueblo de Haditha, a 220 kilómetros al noroeste de la capital. Dos taxistas dijeron que escucharon disparos y se dirigieron de inmediato hacia el estadio, donde vieron los cadáveres apilados contra una pared manchada de sangre. La población de Haditha cree que las víctimas- -todos varones y vestidos de civil- -eran soldados secuestrados por insurgentes cuando se dirigían a sus hogares. Un periodista iraquí que acudió al estadio no encontró ningún documento de identificación militar en los cadáveres. Tras las elecciones se creía que con la formación de gobierno podría mejorar la situación, pero ahora el pesimismo empieza a generalizarse al comprobar cómo la ola de violencia resulta poco menos que imparable por todo el país. Al paso de su convoy Todo ello mientras prosiguen los diarios ataques de la insurgencia. Ayer, le tocó el turno al primer ministro saliente, Iyad Alaui, quien salió indemne de un intento de asesinato al estallar un coche bomba al paso de su convoy en Bagdad, en un atentado en el