Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21 4 2005 Nacional 41 Un sargento del Ejército de Tierra, entre los detenidos por la agresión a Carrillo La Policía arresta a una joven que fue reconocida por los testigos detenidos por desórdenes públicos, simpatizantes de grupos de ultraderecha. Seis personas más testificaron ayer tras ser identificadas C. MORCILLO MADRID. La Policía detuvo ayer a una mujer en Madrid por el intento de agresión al ex secretario general del PCE, Santiago Carrillo, ocurrido el sábado en un librería de la calle Juan Bravo. Este arresto se suma a los tres practicados el martes- -dos en Madrid y uno en Sevilla- -de tres hombres con edades que oscilan entre los 38 y los 61 años. El detenido en la ciudad andaluza, J. M. D. P. de 44 años, es un sargento del Ejército de Tierra destinado en Madrid, según explicaron fuentes de la investigación. Los cuatro, acusados de desórdenes públicos, quedaron en libertad tras prestar declaración en la Brigada Provincial de Información de la Jefatura Superior de Policía. Uno tiene antecedentes por lesiones y todos son simpatizantes de grupos de extrema derecha. b Ya son cuatro los La oposición agresiva del PP estimula a estos grupos dice el ex líder del PCE A. A. MADRID. Tres días después de que intentaran agredirle, Santiago Carrillo acudió ayer a dos presentaciones de libros. Por la mañana apadrinó la obra de José García Abad Adolfo Suárez. Una tragedia griega en donde dijo que la tensión política es peligrosa para la convivencia. Por la tarde, en la Biblioteca Nacional, glosó el ensayo de Helen Graham El PSOE en la Guerra Civil Antes de entrar en el salón de actos y a unos veinte metros de dos furgones de la Policía que velaban por su integridad, Carrillo insistió ante los periodistas en la necesidad de distender el clima político. El ex secretario general del Partido Comunista, a propósito de su agresión, señaló: Los principales responsables son las formas en que el Partido Popular está haciendo la oposición: muy agresiva y muy virulenta en la que todo vale. Eso está estimulando que estos grupos hagan lo que han hecho Además de estas cuatro detenciones, los agentes tomaron declaración ayer a otras seis personas que se presentaron en dependencias policiales, en algún caso acompañados de abogado, tras saber que habían sido reconocidos por la Policía- -el mismo día de los hechos los funcionarios identificaron a 16 participantes en el intento de agresión al dirigente comunista- En el altercado había más de medio centenar de personas. Los panfletos de la manifestación Desde el primer momento, los investigadores consideraron que el intento de agresión había sido preparado días antes y, posiblemente, incitado por dos de los detenidos. Varios testigos aseguraron que algunos llevaban equipos de transmisiones y llegaron al lugar en coches y motos. Los teléfonos móviles también les sirvieron para enviarse mensajes sobre lo que ocurría y convocar a más gentes. Los alborotadores distribuyeron panfletos en los que se llamaba asesino a Carrillo y estaban firmados por La Falange, cuyo presidente, Fernando Cantalapiedra, aseguró que quienes habían protagonizado los hechos no pertenecían a su partido. Fuentes de Falange explicaron que esos panfletos se habían preparado para la manifestación que al día siguiente estaba convocada en Madrid por este grupo político y que algunos pudieron utilizarlos Los detenidos no han reconocido pertenecer a este partido, según fuentes de la investigación. Los agentes no descartan que se produzcan nuevas detenciones, ya que al resto de identificados hay que sumar las versiones aportadas ayer por los testigos de las que podrían derivarse más implicaciones. Cuentan, asimismo, con el testimonio de quienes sufrieron la agresión, con la grabación de las cámaras de seguridad de la librería y con un teléfono móvil encontrado en el lugar. El juez que instruye el caso no ha autorizado, de momento, que se investigue a su propietario. Carrillo desveló ayer, durante la presentación de un libro, que, a cien metros de su casa, su esposa encontró tres pintadas que decían Así empezamos la Guerra Civil y la ganamos Carrillo sabemos dónde vives y ¿Y el oro de Moscú?