Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21 4 2005 Benedicto XVI, nuevo Papa 21 Reacciones en Alemania Joseph Ratzinger La autosuficiente y cristiana Baviera asistía jubilosa al milagro y en el pueblo de Ratzinger la cerveza corría de continuo veinticuatro horas después de la noticia Fiesta en la tierra de Lutero TEXTO: R. VILLAPADIERNA E. E MARKTL AM INN (ALEMANIA) La tierra de Lutero ha dado un Papa a Roma, que además se ha dado el nombre del patrón de Europa, San Benito de Nursia. En estos términos de símbolos propios entendían distintos representantes políticos y religiosos alemanes la significación de la elección romana. Pero la autosuficiente y cristiana Baviera asistía jubilosa al milagro y en el pueblo de Ratzinger la cerveza corría de continuo 24 horas después de la noticia. Las campanas repicaron de la pequeña Marktl, junto a la frontera austríaca, hasta las grandes sedes del catolicismo alemán como Colonia, Rebensburg o Múnich. Frente a la casa natal del nuevo Papa los viejos vecinos de una familia largamente emigrada se hacían cruces y bebían alternativa y apasionadamente, muy al modo local. El canciller socialdemócrata elogió la altura intelectual y el valor teológico de la elección y la líder de los verdes, Claudia Roth, felicitaba de todo corazón al nuevo Papa y le deseaba fuerza, humanidad y capacidad de integración Pero desde el presidente de la república a la mayoría de la prensa, lo que celebraban era la sorpresa de tener un alemán en Roma una voz de cuya sensación de carencia se habían dolido los alemanes desde los orígenes de la reforma luterana. El siempre patriótico canciller Schröder consideraba la designación un honor para el conjunto de nuestro país La apasionada prensa de Baviera recordaba el argumento de Juan Pablo II a Ratzinger, cuando reclamó al arzobispo bávaro 25 años atrás: Múnich es importante, pero la Iglesia mundial lo es más comprensiva referencia al orgullo y suficiencia muniquesa y el papel alemán en la historia de la Iglesia. Pero para la señora Gertrud Heindl en Regensburg era un día de fiesta para toda la cristiandad Alegría y sano orgullo eran algunos de los sustantivos más empleados en la calle y, en el pueblo del nuevo Papa, el alcalde Hubert Gschendtner, expresaba como podía su júbilo a los convecinos de estar aquí de pie, sobre la tierra que vio nacer a Benedicto XVI La cuestión católico- protestante Los expertos subrayaban la especialización de Benedicto XVI en la cuestión católico- protestante que tanta división costó durante siglos a los alemanes y el norte de Europa. Las primeras palabras del nuevo Papa en este sentido han sembrado cierta esperanza entre las iglesias protestantes, después de que el obispo líder de esta asociación, Wolfgang Huber, hubiese lamentado horas antes de Ratzinger un cierto grado de exclusión y prejuicio hacia algunas iglesias reformadas. La vieja casa de la familia Ratzinger está en la plaza del Mercado número 11. En la misma, que muestra una placa de ciudadano honor para el hasta ahora decano del Colegio Cardenalicio, se señala que aquí nació asimismo en 1779 Georg Lankensperger, el inventor del eje de dirección en los vehículos, algo que parecía una premonición para el hoy nuevo Pontífice romano. El hermano del Papa observa ayer en su casa las portadas de la prensa alemana Turistas de Alcalá de Henares ante la casa natal del Pontífice