Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 21 4 2005 11 Los cardenales que participaron en el Cónclave posaron ayer con el nuevo Pontífice en el Vaticano comprender mejor las motivaciones históricas de las rupturas, pero lo que más urge es la purificacion de la memoria tantas veces propuesta por Juan Pablo II, que ayuda a las almas a acoger la plena verdad de Cristo Esa purificación de la memoria consiste en reconocer las culpas y los errores del pasado, en la línea de la histórica petición de perdón del Año 2000. Habrá, pues, nuevos pasos para seguir cauterizando las heridas de la historia, como hizo Juan Pablo II en el año 2001 cuando pidió perdón en Atenas ante la Iglesia Ortodoxa griega por la violencia de los católicos latinos en el saqueo de Constantinopla durante la Cuarta Cruzada. El nuevo Papa extendió su mano abierta a las demás religiones y a las diversas civilizaciones al tiempo que imploraba la paz y reiteraba la disponibilidad de todos los católicos a trabajar con toda la familia humana por un auténtico desarrollo social Sus últimas palabras fueron para los queridos jóvenes, futuro y esperanza de la Iglesia y de la Humanidad a los que prometió continuar el diálogo, escuchando vuestras aspiraciones en el intento de ayudaros a encontrar siempre más de cerca al Cristo vivo y eternamente joven atmósfera de alegría. Será el Papa de la reconciliación y de la paz El cardenal de Viena, Christoph Schönborn, que siempre le trataba de tú, empezó ayer a tratarle de usted, causando extrañeza a quienes conocen la antigua amistad entre ambos. Según Schönborn, que, con 60 años, era demasiado joven esta vez, lo conozco personalmente desde hace 33 años porque he sido su alumno y, después, su secretario cuando preparábamos el Catecismo de la Iglesia Católica de 1987 a 1992. Tengo el recuerdo bellísimo de un hombre con gran respeto a los demás y que nos concedía gran libertad El cardenal Georg Sterzinsky, sucesor de Ratzinger al frente de la diócesis de Múnich, manifestó que el Papa recién elegido les dijo que tomaba el nombre de Benedicto XVI porque deseaba seguir la orientación de Benedicto XV, que hizo mucho por la paz de los pueblos. Después creo que mencionó a Abraham, pero había tanto revuelo que yo no pude entenderlo bien Por la noche, en la cena, la atmósfera era de júbilo. Según el cardenal de Colonia, Joachim Meisner, éramos POOL Será el Papa de la paz Al final del mensaje, los cardenales se levantaron para aplaudirle como habían hecho el día anterior, a las cinco y media de la tarde, cuando lo eligieron por mayoría abrumadora, casi por consenso, según dieron a entender varios purpurados. Según el cardenal Walter Kasper, la elección tuvo lugar en una El Papa rompió el aislamiento del Vaticano para ir a su casa a recoger sus libros Cardenal Kasper: La elección tuvo lugar en una atmósfera de alegría. Será el Papa de la paz como niños alegres que estaban sentados con su padre Meisner intentó preguntarle si vendría a la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia, pero estaba tan emocionado que se quedó sin voz. El Papa leyó su mirada y le respondió: Sí, sí. Voy El presidente de Polonia, Aleksander Kwasnieski, tomó ayer la delantera invitándole oficialmente a visitar la tierra de Juan Pablo II, y es muy posible que acepte, como aceptará también hacer escala en Munich camino de Colonia en agosto. La riada de invitaciones no ha hecho sino empezar. La sencillez del nuevo Papa está impresionando a todos. A sus antiguos ayudantes de la Congregación de la Fe y a los turistas que se lo encontraron en una plazoleta cuando acudía a su antigua casa. Joseph Ratzinger es un hombre tímido, y aún le cuesta responder a los aplausos, pero bromeó con algunos niños y sonrió pese al cansancio. Impresionó también su mensaje. Su fuerza espiritual era la de Juan Pablo II. Su claridad era la de Joseph Ratzinger. La de Benedicto XVI.