Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 MIÉRCOLES 20 4 2005 ABC Economía Hacienda, dispuesta a estudiar la petición de los empresarios de bajar las cotizaciones sociales Advierte que los excesivos excedentes de la Seguridad Social podrían estar frenando la economía b PP y PNV piden precaución y prudencia al Ejecutivo ante una posible rebaja de las cotizaciones que pagan los empresarios a la Seguridad Social YOLANDA GÓMEZ MADRID. El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, se mostró ayer convencido, durante una comparecencia parlamentaria, de que hay que estudiar la propuesta de la patronal CEOE de reducir las cotizaciones sociales. Yo creo que no hay que despreciar esta propuesta, sinceramente dijo refiriéndose a la petición de los empresarios, aunque fueran rebajas transitorias o para contratos indefinidos puntualizó. Fernández Ordóñez fue más allá y se preguntó si a la vista de los enormes excedentes de la Seguridad Social no sería razonable esta reducción de cotizaciones que pide la CEOE. Hay que escuchar lo que dicen los empresarios insistió. En todo caso, explicó que una cosa es que los excedentes vayan al Fondo de Reserva, que eso es obvio y yo creo que hay que seguir manteniéndolo, y otra cosa es si no estaremos generando excesivos excedentes y frenando la economía española Para añadir, a continuación, que no es un tema sobre el que haya una decisión, pero yo creo que sí es una cuestión sobre la que merece la pena escuchar lo que dicen los empresarios y los sindicatos Estas primeras declaraciones de Fernández Ordóñez fueron matizadas más tarde por el propio secretario de Estado, ante las críticas que suscitaron entre los portavoces del Grupo Popular y del Partido Nacionalista Vasco (PNV) Miguel Ángel Fernández Ordóñez, junto a Jesús Posada, ayer en el Congreso de los Diputados en un momento en el que el empleo va bien, no tendría sentido bajar las cotizaciones sociales. Este instrumento hay que utilizarlo cuando hay problemas de empleo señaló el portavoz peneuvista. Ante estas declaraciones, y en su turno de réplica, el secretario de Estado de Hacienda matizó que el Gobierno no está pensando hacer nada al respecto. Hay que escuchar lo que dicen empresarios y sindicatos aclaró. Asimismo, coincidió con la diputada popular en que cualquier cambio habría que enmarcarlo en el ámbito del Pacto de Toledo. En todo caso, y tras recordar que el Gobierno socialista ha aportado más al Fondo de Reserva en un año que el Partido Popular en sus ocho ejercicios en el Ejecutivo, apuntó que dicho Fondo es necesario, pero que tampoco se CHEMA BARROSO puede magnificar. A su juicio, en ningún caso el Fondo de Reserva es la garantía del futuro de las pensiones. Considerarlo de ese modo sería un error, dijo, ya que se consume en seis meses Minutos después, a la salida de la Comisión, Miguel Ángel Fernández Ordóñez volvió a introducir nuevos matices en sus declaraciones iniciales, en esta ocasión a preguntas de los perio- Con estos temas no se juega Fátima Báñez, portavoz del Partido Popular en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, advirtió al Gobierno que con estos temas no se puede jugar El Fondo de Reserva, apuntó la parlamentaria, es la garantía del pago de las pensiones del futuro, y recordó los problemas que tenía el sistema hace tan sólo diez años, cuando el PP llegó al Ejecutivo y tuvo incluso dificultades para pagar ciertas prestaciones. Debemos ser prudentes y reflexivos, evitar medidas a corto plazo y abordar estas cuestiones en el marco del Pacto de Toledo, que para eso hay creada una comisión aseguró la diputada popular. También el portavoz del PNV, Pedro María Azpiazu, pidió calma al Gobierno al respecto e incluso aseguró que, Los cambios en las inversiones del Fondo de Reserva se harán con el acuerdo de todos M. V. R. MADRID. Desde el momento de su creación en el año 2000, el Fondo de Reserva ha obtenido una rentabilidad de 1.900 millones de euros. El secretario de Estado de Hacienda puso ayer el dedo en la llaga, porque con los cerca de 25.000 millones de euros con que acabará este año el Fondo podría obtenerse una mayor rentabilidad. Hasta 2004, el Banco de España se encargaba de decidir las inversiones, que habitualmente recalaban en deuda pública. A finales de año se creó una comisión en la que están presentes Gobierno, empresarios y sindicatos, que deciden las inversiones con el asesoramiento del Banco de Espa- ña. No hacía falta que Fernández Ordóñez tocara el problema de rentabilidad del Fondo de Reserva, porque ya en Trabajo se estaba estudiando qué hacer. El problema es que se trata de un tema muy delicado porque se debe buscar el máximo de las garantías sobre la inversión. No se podría invertir en Gescartera, explican a ABC fuentes consultadas. En Trabajo no se descarta la posibilidad de revisar las inversiones y, si se encuentra un acomodo mejor cambiarlas; pero, eso sí, siempre y cuando no se ponga en riesgo el dinero y estén de acuerdo Gobierno y agentes sociales. Por este motivo, no sería descabellado pensar en que se puedan modificar los criterios sobre dónde invertir el Fondo, para que no sea sólo en deuda pública, como figura en las normas de funcionamiento del Fondo de Reserva. Por lo que respecta a las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, las declaraciones del secretario de Estado no han obtenido respuesta por parte de los agentes sociales. Ante la más que antigua petición empresarial, renovada anualmente, tanto UGT como CC. OO. han rechazado su propuesta, apoyando únicamente rebajas selectivas que fomenten la creación de empleo entre los colectivos más desfavorecidos como mujeres, parados de larga duración, mayores de 45 años, jóvenes o minusválidos. Por su parte, los responsables de Trabajo, a su llegada al Ministerio, también se mostraron a favor de las rebajas selectivas, con el fin de que el sistema pueda afrontar sin problemas el pago de las pensiones. Por el momento, lo han demostrado, al seguir dirigiendo los excedentes del sistema al Fondo de Reserva.