Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 Cultura MIÉRCOLES 20 4 2005 ABC Ortega y Azaña, juntos en el libro Dos visiones de España b Por primera vez un libro reúne dos discursos históricos: los de Ortega y Gasset y Azaña en mayo de 1932, con ocasión del debate sobre el Estatuto de Cataluña J. HERNÁNDEZ MADRID. Sin quererlo, el escritor José María Ridao se ha metido de lleno en arena política. Y no por lo que dice en el prólogo del libro Visiones de España (Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores) sino por el contenido: los discursos íntegros que pronunciaron José Ortega y Gasset y Manuel Azaña en las Cortes en mayo de 1932, con motivo del debate sobre el Estatuto de Cataluña, en el comienzo de una II República que trataba de vertebrar la médula política de España. En este sentido, el historiador y director del Aula de Cultura de Vocento, Fernando García de Cortázar, dijo durante la presentación de Dos visiones de España que el libro traslada el debate de 1932 a nuestros días es decir, averiguar si los partidos constitucionalistas españoles lograban establecer de una vez por todas un régimen autonómico como base de convivencia y, en el caso de 1932, esa primera piedra angular era un estatuto rechazado por ERC que no reconocía, según esta formación, la soberanía previa de Cataluña El periodista Javier Pradera, copresentador en el acto, también coincide con García de Cortázar en la preocupación que tenían ambos políticos por construir ese Estado integral un modelo que no resta, sino que potencia el Estado de las Autonomías. También subraya Pradera que los dos creen que no hay más salida para lograr la estructura política que ese proceso estatutario catalán Carmen Calvo ojea un volumen ante la atenta mirada de la consejera Mieras y otras autoridades leridanas EFE Calvo niega que los ayuntamientos vayan a recuperar los papeles de Salamanca La ministra afirmó en Lérida que no tiene abierta una subasta de peticiones los abucheos recibidos en Valladolid, pero dijo que será diligente con el trámite de la ley de devolución del Archivo de Salamanca ABC LÉRIDA. A pesar de que la consejera de Cultura de la Generalitat confirmó el pasado viernes que el gobierno central ha postergado a una Ley de la Memoria Histórica la devolución de los papeles incautados a los ayuntamientos que se encuentran en el Archivo de Salamanca, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, negó ayer este extremo en Lérida, donde acudió para inaugurar la nueva sede del Archivo Histórico y Provincial. Tanto la consejera de Cultura de la Generalidad, Caterina Mieras, como el alcalde de la ciudad, Ángel Ros, agradecieron la valentía de la ministra para desencallar el polémico retorno de los papeles de Salamanca. El presidente de la Diputación, Isidre Gavín, sí lamentó que la satisfacción no sea aún plena, porque los consistorios quedan al margen. b Calvo mostró respeto ante El PP pide al PSOE que devuelva los legajos de 1987 MADRID. El Grupo Parlamentario Popular ha presentado en el Congreso una proposición no de ley en la que se insta al Gobierno a que exija a la Fundación Pablo Iglesias la restitución a un archivo público de la totalidad de los documentos del antiguo Servicio Histórico Militar que en 1987 le fueron entregados irregularmente por el Gobierno socialista. El Grupo Popular recuerda que el 2 de abril de 1987 causó baja en el antiguo Servicio Histórico Militar, con sede en Madrid y dependiente del Ministerio de Defensa, una valiosísima colección de documentos de la guerra civil que el Gobierno del PSOE decidió entregar a su propia Fundación, la Pablo Iglesias. La manera en que se realizó, conminatoria y sin transparencia- -según la nota del PP- -fue la de una auténtica incautación que se mantuvo oculta a la opinión pública Se trata de un conjunto de más de 50.000 documentos. En la misma colección existen aún muchos documentos de otros partidos y sindicatos diferentes. Definir el marco autonómico Uno de los puntos en los que más discrepan, sostiene Pradera, es la definición del marco autonómico: Ortega lo ve como obligatorio para todas las provincias y, sin embargo, Azaña contempla que éstas tengan la potestad para decidir si se adhieren o no al proyecto. Por su parte, José María Ridao ve múltiples diferencias entre uno y otro. Según explicó, Ortega resuelve el debate político basándose en la condición de nación mientras que Azaña- -en aquellos momentos presidente del gobierno- -se centra en la estructura del Estado Asimismo, desde los poderes públicos el primero propone rehacer el Estado para que quepan todos los sentimientos, también nacionalistas y el segundo quiere un Parlamento que trate de resolver los problemas desde las instituciones políticas tituciones de cultura. Ni en archivos, museos ni en las bibliotecas, ni nada afirmó. La ministra asimismo señaló que las discrepancias forman parte de un Estado de Derecho y a mí no me molestan en referencia a los fuertes abucheos que recibió en Valladolid por la decisión del Gobierno de devolver los papeles de Salamanca Son una forma de libertad personal con la que alguien demuestra su discrepancia por algo Por su parte, los grupos parlamentarios de CiU, ERC e Izquierda Verde (IU- ICV) solicitaron que el Congreso tramite de forma urgente el proyecto de ley que permitirá la devolución a la Generalitat de los documentos confiscados tras la guerra civil. Las tres formaciones catalanas formalizaron esta solicitud ayer por la tarde, por lo que la Mesa del Congreso no trató el asunto. La decisión definitiva dependerá de los votos del PSOE. Carod Rovira y las bayonetas Por su parte, el presidente de ERC, Josep Lluis Carod- Rovira, en una rueda de prensa en el Congreso, se refirió a la decisión del gobierno de trasladar los papeles de Salamanca, asegurando que dichos papeles son un botín de guerra Los franquistas entraron a punta de bayoneta en las casas- -afirmó- -y no decían que recuperaban material para hacer un Archivo Histórico con acceso a las nuevas tecnologías cuando éstas se inventasen Respeto por los abucheos Pero ayer Carmen Calvo negó cualquier posibilidad al respecto: Le debe quedar claro a todo el mundo y, sobre todo, a aquellos que falsamente se preocupan. El Gobierno no tiene una subasta abierta de peticiones para las ins-