Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 4 2005 65 Sociedad Fumar en lugares prohibidos se multará con 30 euros, aunque se elevará hasta 600 si se reincide Sanidad no modificará, pese a las críticas de empresas y sindicatos, la prohibición en el trabajo b El Consejo de Ministros del próximo viernes podría aprobar el anteproyecto de ley contra el tabaquismo, que estaría abierto a cambios en el trámite parlamentario G. ZANZA MADRID. El Ministerio de Sanidad ha modificado la cuantía de las multas previstas a aquellos fumadores que desobedezcan la prohibición de fumar en determinados espacios públicos y privados. En una de las últimas redacciones, el anteproyecto de Ley de Prevención del Tabaquismo fijaba multas de hasta 600 euros, como límite para las infracciones leves. Ahora, se especifica la cifra de 30 euros, aunque podrán incrementarse hasta los 600 si el fumador reincide. Así lo indicó ayer la ministra de Sanidad, Elena Salgado, en su comparecencia ante la Comisión de Sanidad del Senado. El anteproyecto, que podría ser aprobado para su remisión al Parlamento en el Consejo de Ministros del viernes, dejará en manos de las Comunidades la imposición de las multas. Los ejecutivos regionales tendrán que determinar qué cuantía merecen los comportamientos ilegales de los fumadores, dependiendo de su reincidencia y de la gravedad de la infracción. del verano. Asociaciones de consumidores y el Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo, en el que se integran 42 sociedades científicas de carácter médico, han aplaudido la decisión del Gobierno de prohibir el tabaco en el mundo laboral y le han pedido que no ceda a las presiones. Cambios según capacidad económica Del anteproyecto también se ha modificado el régimen de sanciones, introduciendo una nueva figura: la capacidad económica del infractor Esta indicación, que sigue las aseveraciones del Consejo de Estado, supone que el infractor pagará según su solvencia o los beneficios que obtenga el negocio objeto de sanción. Junto a este elemento, el anteproyecto prevé la graduación de las multas teniendo en cuenta otros factores, como la repercusión social de quien no cumpla la norma, el beneficio que haya podido reportar esa actitud contraria a la ley o la reincidencia. Tabaqueras y empresas aseguraron ayer que los cambios introducidos en el anteproyecto sólo abordan aspectos técnicos y mantienen un sistema basado en prohibiciones y sanciones Más de 20 asociaciones y empresas del sector del tabaco lamentaron que el Gobierno no las haya consultado al realizar la nueva versión y denunciaron que no han recibido respuesta a la carta en la que solicitaban diálogo con el Ejecutivo, informa Ep. Las críticas a la ley también llegaron ayer desde el Partido Popular. Su senadora Coloma Mendiola criticó que el Ministerio no haya previsto financiar terapias sustitutivas del tabaco para los ciudadanos que quieran dejarlo, o que no amplie la financiación a las Comunidades para crear unidades clínicas contra el tabaco. Además criticó que el Gobierno no haya dado continuidad al plan integral del PP. El Gobierno espera aprobar la ley contra el tabaquismo antes de verano Á. DE ANTONIO Puntos básicos del anteproyecto Prohibición de fumar: No se permitirá fumar en ningún espacio laboral. Tampoco se autorizarán salas para fumadores. Bares y restaurantes: Los propietarios de bares y restaurantes con menos de 100 metros cuadrados decidirán si se fuma o no. Con más superficie tendrán que tener zonas completamente aisladas para fumadores. Fin de la publicidad: La publicidad y el patrocinio del tabaco desaparecerá por completo, excepto en publicaciones especializadas. El papel del Consejo de Estado Este cambio obedece a las indicaciones que fijó el Consejo de Estado en su informe no vinculante. Este órgano asesor del Ejecutivo criticó que el Ministerio fijase multas superiores para los fumadores que incumpliesen la norma que las que marcan otras leyes para determinados delitos de consumo y venta de estupefacientes. El Gobierno trasladó la primera versión del anteproyecto también, como es preceptivo en la legislación, al Consejo Económico y Social. En su informe, el Consejo requirió al Ministerio habilitar salas para fumadores en las empresas y dejar en manos de la negociación colectiva la prohibición de fumar. Esta petición se hizo por indicación de empresarios y sindicatos. El Ministerio no modificará tampoco este aspecto. Prohibirá el consumo de tabaco en todas el ámbito laboral, sea público o privado. Este punto puede ser el que más tensión origine en el debate parlamentario al que se someterá la Ley, previsto para antes