Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Madrid MIÉRCOLES 20 4 2005 ABC Abre la cabeza a su mujer al golpearla con un martillo y luego se tira por un puente Pereció destrozado, atropellado por un camión hormigonera en la A- 2 b El agresor dejó a su mujer malheA- 1 MADRID AL DIA DEUDAS VIVAS MANUEL MARÍA MESEGUER rida y huyó en su coche. Eligió un paso elevado, de una altura de cinco metros, y se tiró al vacío. La pareja tenía tres hijos M. J. ÁLVAREZ MADRID. Un dramático episodio de violencia doméstica conmocionó ayer el municipio de Algete. Ocurrió a primeras horas de la mañana en el domicilio de un matrimonio de mediana edad, con tres hijos, situado en el número 2 de la calle de Félix Rodríguez de la Fuente, en la, hasta ese momento, tranquila urbanización Monte El Tesoro. No se sabe qué ocurrió, si hubo una discusión previa o algún otro incidente; lo cierto es que a las 08.25 horas el Cuartel de la Guardia Civil recibió una llamada. El interlocutor comunicó que habían agredido a una mujer. Al parecer, la lesionada fue atendida en un primer momento por un médico de un centro de salud cercano a la casa, y ante su estado, avisó al Summa, según informaron fuentes de la Comandancia de la Benemérita. La víctima, Isilda D. R. M. de 55 años y natural de Braganza (Portugal) había sido brutalmente golpeada por su compañero, Antonio T. B. de 52, oriundo de Alcaudete (Jaén) según ha podido saber ABC. Éste empleó en reiteradas ocasiones como arma arrojadiza un martillo de obra, con el que le causó importantes lesiones. Tras perpetrar la agresión, y tal vez darla por muerta, abandonó el hogar y se subió a su coche. S. S. de Los Reyes Alcobendas M- 4 0 Lugar del suceso Algete Cobena R- 2 Paracuallos del Jarama MADRID Torrejón de Ardoz El agresor había fallecido tras saltar desde un paso elevado, situado a unos cinco metros de altura, en el kilómetros 50,700 de la autovía de Barcelona, cuando intentaba acabar con su vida. Se da la circunstancia de que en ese momento pasaba por ahí un camión hormigonera que lo arrolló, sin que pudiera hacer nada su sorprendido y asustado conductor. En Guadalajara El antecedente ilicitano Hace una semana un hombre acabó con la vida de su mujer y sus dos hijos, menores de edad, con un martillo. Ocurrió en la localidad alicantina de Elche. Los agentes le detuvieron cuando intentaba comprarse ropa y cortarse el pelo. Está en prisión. El alcalde de Algete, Jesús Herrera, explicó que no tenía constancia de que esta familia, no muy conocida en el municipio, fuese problemática. El agresor no tenía antecedentes, por lo que no había interpuesta ninguna denuncia por malos tratos, informa Efe. Su cuerpo quedó destrozado, según fuentes de la subdelegación del Gobierno de la capital alcarreña. La carretera tuvo que ser cortada hasta que los bomberos pudieron retirar sus restos, lo que originó algunas retenciones. Aunque estaba indocumentado, las llaves de un vehículo que guardaba en un bolsillo condujeron hasta su turismo, estacionado en las inmediaciones. Allí averiguaron su identidad y constataron que estaba siendo buscado. No constan denuncias por malos tratos, ni ayer ninguna fuente pudo precisar si alguno de los hijos del matrimonio estaba en la vivienda cuando ocurrieron los hechos. Evacuada en un helicóptero Hasta el lugar, además de un coche patrulla del Instituto Armado, acudió un vehículo de intervención rápida del Suma (VIR) y un helicóptero, según explicaron fuentes de Emergencias 112. En el piso encontraron a Isilda, en muy mal estado. Presentaba una herida abierta en la cabeza, un traumatismo craneoencefálico severo y otro maxilofacilar, a consecuencia de las contusiones recibidas con la un maza. Su estado era grave y podría haber perdido masa encefálica, por lo que, sin pérdida de tiempo, tras estabilizar sus constantes vitales e intubarla, la trasladaron hasta el 12 de Octubre. Permanece en observación, pendiente de su evolución, con el mismo pronóstico, según las mismas fuentes. Mientras tanto, en el lugar de los hechos, los agentes de la Guardia Civil hallaron el arma empleada por su esposo, que fue intervenida. Con los datos del presunto agresor establecieron el correspondiente dispositivo para localizarle y detenerle. Sin embargo, enseguida tuvieron noticias del marido. Y nada buenas. Fue a las 10.10 horas. Un aviso de la Policía Nacional de Guadalajara les comunicó algo inesperado. os refranes y consejas vienen a ser moralejas cargadas de rencor y un punto conservadoras, como cuando advierten que es mejor lo malo conocido que lo bueno por conocer un lema que en el Mayo del 68 habría merecido directamente la guillotina. Otra sentencia en la que predomina un cierto espíritu revanchista es la que reza otro vendrá que bueno te hará con la que pretende aconsejar al malvado, al inepto, al torpe o al ambicioso que no se preocupe del juicio de la historia, pues alguno de sus sucesores le aventajará en carencias, insidias o ambiciones. Es lo que está a punto de ocurrirle al anterior alcalde madrileño José María Álvarez del Manzano, edil bonachón y bienintencionado, aparentemente alejado de veleidades intelectuales, que mantenía con su electorado una corriente mutua de fidelidad y simpleza. Aunque solía desentonar cuando se lanzaba a cantar villancicos en la Plaza Mayor, no fue esta la causa de su defenestración. Álvarez del Manzano comenzó a cavar su fosa política cuando convirtió Madrid en una pura zanja y en un fragor de martillos neumáticos. Para muchos, su austeridad resultaba un lastre y le restaba ambición para llevar con firmeza la candidatura olímpica de Madrid para el 2012. A eso precisamente es a lo que está aplicado con ahínco su sucesor que en sólo dos años ha situado a Madrid en el municipio más endeudado de España por el peso muerto que suponen los 2.125 millones de euros de saldo vivo de deuda, superando en más de 800 millones de euros la deuda de Barcelona, hasta ahora la ciudad más endeudada. A las zanjas le han sucedido los túneles y los soterramientos y a los martillos neumáticos se ha sumado el rugido de las tuneladoras en las entrañas de la tierra. El paisaje urbano guarda más parecido con un campo de petróleo en Tejas que con una ciudad de la vieja Europa. Si tanto ajetreo va a servir para que la llama del 2 M 12 alumbre una ciudad definitivamente terminada, en la que no tengan ya cabida las grúas de las constructoras, que sea para bien, aunque la deuda se mantenga viva hasta nuestros biznietos. L