Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Madrid MIÉRCOLES 20 4 2005 ABC Asaltan la Casa Cuartel de Villanueva de la Cañada y roban en cuatro viviendas Actuaron mientras todos dormían y se llevaron un coche y tarjetas de crédito b Los delincuentes, además de Arrestados dos menores y un adulto en sendas persecuciones ABC MADRID. Dos adolescentes de 15 y 17 años y un adulto fueron detenidos en la madrugada del martes. El primer suceso ocurrió a las 01.45 horas, cuando una patrulla vio que dos menores forzaban un coche en Ciudad Lineal. Al verse sorprendidos, huyeron en otro vehículo, también robado. En la la persecución, los menores chocaron contra un taxi y un furgón blindado y volcaron. El coche quedó destrozado, por lo que fueron rescatos por los bomberos. El más pequeño sufrió lesiones leves y dos agentes resultaron contusionados tras chocar contra un bolardo con el fin de no arrollar a los menores. En el vehículo llevaban dos cuchillos, una pistola de 9 milímetros, prendas deportivas y guantes. Sobre las 04.30 fue interceptado otro vehículo que circulaba por la M- 30, dirección A- 6, a gran velocidad. Llevaba las placas dobladas. Le dieron el alto e hizo caso omiso, tras poner en peligro la seguridad de otros conductores. La persecución acabó en Pozuelo. El apresado, que dijo ser serbio, portaba objetos punzantes y herramientas. Denuncian la falta de seguridad Falta de medios. La Asociación Unificada de Guardias Civiles (Augc) denunció ayer que lo sucedido en Villanueva es una consecuencia de la fatal de medidas de seguridad en general, no sólo en la Casa Cuartel de Villanueva. No hay cámaras que inspeccionen el perímetro del edificio ni ninguna persona encargada de esa labor. Sólo en la entrada principal hay algún agente y, a determinada hora de la noche, cuando se cierra la puerta, su misión acaba. Peligro. Esta situación supone un riesgo para los residentes, según Augc, quien ya había alertado de este hecho. Han sido delincuentes comunes, no terroristas, por suerte, pero ahí hay armas y podría haber habido una auténtica carnicería dicen. Debieron forzar alguna ventana o puerta, ya que ocasionaron algunos destrozos. Aprovechando que reinaba la calma, debido, entre otras cosas, a que por lo avanzado de la madrugada las familias estaban en brazos de Morfeo, registraron y revolvieron armarios, ropas y carteras. Escogieron obje- provocar destrozos, actuaron con total tranquilidad al sustraer varias llaves de vehículos particulares y probarlas M. J. ÁLVAREZ MADRID. La realidad supera la ficción. Y para muestra, lo que ocurrió en la madrugada del pasado martes en la Casa Cuartel de Villanueva de la Cañada cuando varios desconocidos asaltaron el lugar, por la parte trasera del edificio. Quizá ignoraban de qué se trataba y pensaron que se era una urbanización, o lo sabían, ya que accedieron por la trasera del edificio por medio de la valla de obra que circunda el inmueble de 1,50 metros de altura en su parte más baja. Utilizaron los travesaños del muro a modo de escalera y saltaron al interior. Nadie les vio porque la Casa Cuartel carece de vigilancia perimetral y personal en esa parte. Una vez en el patio central, en donde desembocan las viviendas de los agentes- -chalés adosados- con total impunidad accedieron a cuatro de ellas. tos pequeños como tarjetas de crédito y llaves de automóviles. Repitieron la operación hasta en cuatro ocasiones. No se tropezaron con nadie. Una de las casas la registraron a su antojo, dado que sus moradores se encontraban de viaje. Ya en el patio se tomaron la molestia de probar con las llaves sustraídas hasta que pudieron abrir uno de los vehículos particulares de los funcionarios allí estacionado. Tras dar por finalizado su periplo, se fueron por donde habían venido: por el muro trasero y con total parsimonia. La sorpresa vino poco después, a primeras horas de la mañana, cuando los residentes en las casas asaltadas despertaron y se percataron de lo que había sucedido al observar que estaba todo revuelto. Por el momento se desconoce el montante del botín sustraído, así como cuántas personas participaron en el incidente, que fue denunciado ayer por la Asociación Unificada de Guardias Civiles (Augc) Igual quienes entraron pensaban que se estaban en una urbanización privada, dado que, por la parte posterior puede parecerlo. O quizá sabían que no había ninguna vigilancia indicaron.