Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Madrid CRISIS EN EL SEVERO OCHOA MIÉRCOLES 20 4 2005 ABC (Viene de la página anterior) En el manifiesto leído se acusó al consejero de destruir la confianza entre el paciente y el personal sanitario tara de su cargo a su responsable, el doctor Montes. El dirigente socialista también defendió el derecho a la asistencia de todos los ciudadanos El coordinador de IU también pidió credibilidad para el sistema público sanitario y acusó a Lamela de sembrar la desconfianza Los representantes sindicales exigieron a Aguirre y al consejero de Sanidad que asuman sus responsabilidades por haber dañado la credibilidad de los profesionales de la salud La manifestación transcurrió sin incidentes hasta que terminó a las ocho de la tarde. Entre los participantes se vio alguna bata blanca, a veces de prestado, como reconoció su dueño. Y en medio del mar de banderas rojas de los sindicatos UGT y CC. OO. se observó la del Principado de Asturias, pues la movilización ha llegado más allá de los límites de la Comunidad de Madrid. Muchos participantes portaban pancartas que decían cosas como Matan guerras, no médicos o Por la dignidad de los trabajadores Entre los gritos más coreados se escuchó: ¡Lamela, dimisión! y otros con insultos incluidos o juegos fáciles de palabras con el apellido del consejero. El doctor Luis Montes, a su llegada a la manifestación convocada por UGT y CC. OO. La marcha desde Cibeles al Metro de Sevilla puso en evidencia dos cosas. La nutrida presencia de asociaciones vecinales, en detrimento de los médicos, y la confusión que reina en torno a la crisis del Severo Ochoa, que cada cuál interpreta a su manera Ovación de la tarde Cuando la cabecera llegó a su destino, en el cruce de Sevilla con Alcalá, se leyeron sendos comunicados en el escenario. En el primero se aseguró que las actuaciones de Lamela han estado dirigidas no a esclarecer la verdad, sino a destruir la sanidad pública, al destruir la confianza que tiene que haber entre paciente y personal sanitario En el segundo manifiesto, se insistió en la necesidad de garantizar la salud de todos mediante un sistema público, universal, gratuito y de calidad lo que provocó una de las mayores ovaciones de la tarde, aunque poco tenía que ver con la crisis del Severo Ochoa. Además, se acusó al consejero de crear alarma social y de dar crédito a dos denuncias anónimas, pero también se reconoció que en el hospital de Leganés no todo podía funcionar bien: Lo sucedido ha descubierto la verdadera situación de masificación y de insuficiencia de camas hospitalarias y recursos sociosanitarios para hacer frente en condiciones óptimas a las necesidades de la población A partir de ahora, queda pendiente un debate mañana en la Asamblea sobre la propuesta de reprobación del consejero que ha presentado el Grupo parlamentario Socialista. Lamela, además, presentará hoy mismo los últimos datos sobre la lista de espera quirúrgica, que previsiblemente serán positivos. La Consejería de Sanidad comenzará así su contraataque que no será otra cosa que poner sobre la mesa los proyectos que están en marcha, como la construcción de los ocho nuevos hospitales. ¿Médico? Qué va... Me han dejado la bata, para engañaros TEXTO: SARAH ALLER FOTO: ÁNGEL DE ANTONIO MADRID. ¿Qué hace un chico, enfundado en una bata verde del hospital de Albacete, en la manifestación contra el consejero Lamela? Por lógica, apoyar a sus compañeros del Severo Ochoa de Leganés. En la práctica, animar la concentración, escasa en símbolos sanitarios, utilizando la indumentaria de un médico manchego. El muchacho en cuestión, sin pizca de malicia, lo confesó alegremente al final de la manifestación. ¿Médico? No qué va. ¿Te digo la verdad? Me han dejado la bata, para engañaros La cita en Cibeles a las siete de la tarde no le obligó a cruzar ninguna Comunidad Autónoma. Él venía de la asociación de vecinos de La Elipa y traía la lección bastante aprendida. Vengo en defensa de la sanidad pública y en contra de la ley privatizadora del PP, que es un asco apuntaba entre risas. Su compañera de manifestación, otra chica joven, asentía con la cabeza. Junto a ellos, decenas de vecinos procedentes de otras tantas asociaciones madrileñas, que demostraron bastante más entusiasmo y capacidad de convocatoria que los propios facultativos, con menos representación. Cada cuál argumentaba un motivo distinto para marchar desde Cibeles hacia el Metro de Sevilla y algunos planteamientos evidenciaban la confusión que reina en torno al asunto del Severo Ochoa. La OMC también analizará las denuncias El recién elegido presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) Isacio Siguero, anunció ayer que un representante de este órgano participará finalmente en el comité de expertos que estudiará la sedación a pacientes en las Urgencias de Leganés, asunto para el que solicitó prudencia Con esta decisión, la OMC modifica la postura adoptada por el que fuera hasta el pasado sábado su presidente, Guillermo Sierra, quien no consideró necesaria su participación en el comité de expertos, creado por la Consejería de Sanidad, y que defendió una comisión profesional para esclarecer con libertad e independencia lo sucedido en el hospital Severo Ochoa. ocurrido en el Severo Ochoa, pero no hay que tomarlo a la ligera. Tenían que haber esperado a lo que digan los jueces insistía un vecino de Carabanchel Alto. Mientras, entre el manojo de banderas sindicales, se abrían paso las pancartas que recreaban la crisis abierta en el hospital de Leganés. Las había recurrentes, como Las guerras matan, los médicos no y otras nuevas, que no se habían utilizado en la concentración de hace días ante la Asamblea regional. Parirás, nacerás, morirás. PPeor o No Schiavo de Bush y PP. Morir en paz fueron algunas de las perlas que le dedicaron al partido de la presidenta regional, Esperanza Aguirre. Reivindicaciones variopintas Tanto oposición como sindicatos hicieron ayer sus deberes. Fletaron más de un autobús para caldear la concentración y salvaron la marcha con las asociaciones de vecinos. Aprovechando el maremagnum de consignas, hubo quienes utilizaron la reivindicación a favor del doctor Montes para denunciar los asuntos más dispares. Así, mientras los megáfonos vibraban al son de Esperanza, escucha, estamos en la lucha algunas pancartas criticaban el traslado del hospital Puerta de Hierro o reclamaban un centro de salud más en Arganda. Yo quiero que me seden, así que apoyo a este médico por la guarrada que le han hecho comentaba una anciana de una asociación de Vallecas. He venido porque me gusta la sanidad pública decía una amiga suya. Yo no entiendo muy bien lo que ha