Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 4 2005 51 Madrid El aumento de inversión y presupuesto eleva la deuda municipal a su máximo La movilización masiva que pidió la oposición contra Lamela congregó a unas diez mil personas Los portavoces del PSOE y de IU volvieron a exigir la destitución del consejero de Sanidad marcha, de la que se desmarcaron el Colegio de Médicos y los sindicatos mayoritarios del sector, se reclamó la dignidad del sistema público sanitario MARIANO CALLEJA MADRID. Las continuas llamadas a una movilización masiva contra el consejero de Sanidad, Manuel Lamela, que han realizado los sindicatos UGT y Comisiones Obreras- -minoritarios en el sector- -y la oposición en las últimas semanas sirvieron para que unas diez mil personas se manifestaran ayer por la tarde en el centro de Madrid, según datos de la Policía Municipal. Una cifra que supo a poco a los organizadores y que les llevó a proclamar desde el escenario instalado al final de la marcha que allí había unos 30.000 compañeros, a lo que algún sindicalista respondió a gritos con humor: ¡Que Dios os conserve la vista! Al margen de la habitual guerra de números de todas las manifestaciones, hay varios hechos objetivos: cuando terminó la marcha, la cabecera estaba en la confluencia de la calle de Alcalá con la calle de Sevilla, y la cola se quedaba a la altura de la Consejería de Cultura y Deporte, en el número 31 de Alcalá, pero sin llenar los carriles de subida, tan sólo los de bajada. También puede compararse con la manifestación convocada el pasado 1 de abril en Leganés, y que congregó a 10.000 personas, según la Policía Local, o 15.000, según los organizadores. Unos días después, los sindicatos y la oposición convocaron una gran manifestación en Madrid, la de ayer. En todo caso, los diez mil manifestantes son menos de las firmas que registró la Junta de Personal del hospital Severo Ochoa el lunes en la Consejería de Presidencia para pedir el cese de Lamela y reivindicar la dignidad del centro sanitario, y que sumaron b En la La manifestación comenzó en Cibeles y concluyó en la confluencia de las calles de Alcalá y de Sevilla 11.188, casi quince mil menos de las que previeron y anunciaron los delegados de Personal de distintos hospitales de Madrid. La marcha arrancó a las siete y cuarto de la tarde de la calle de Alcalá, a la altura del Banco de España, con una pancarta que decía: En defensa de la sanidad pública. Por la dignidad de los trabajadores sanitarios Detrás se situaron los máximos responsables de CC. OO y UGT de Madrid, Javier López y José Ricardo Martínez; el coordinador regional de IU, Fernando Marín y el alcalde de Leganés, José Luis Pérez Ráez, entre otros. En la segunda fila se colocaron el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) Rafael Simancas, y la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de la capital, Trinidad Jiménez. ÁNGEL DE ANTONIO Lamela retoma la iniciativa y presenta hoy los últimos datos de la lista de espera quirúrgica La agresión al sistema En la manifestación no participaron los sindicatos mayoritarios del sector de la Sanidad, como son la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CEMS) y el Sindicato de Enfermería (Satse) como tampoco lo hicieron el Sindicato de Auxiliares de Enfermería, ni la Central Sindical Independiente y de Funcionarios. El Colegio de Médicos también se había desmarcado de esta protesta. Simancas puso de manifiesto la agresión que, a su juicio, ha sufrido el sistema sanitario con el Gobierno de Esperanza Aguirre, después de que el consejero de Sanidad decidiera abrir una investigación tras recibir una denuncia anónima y documentada sobre supuestas sedaciones irregulares e ilegales en la unidad de urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés y apar (Pasa a la página siguiente)