Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 20 4 2005 Benedicto XVI, nuevo Papa 27 Reacciones en el mundo Joseph Ratzinger Vecinos de Marktl, su ciudad natal, disparan al aire para celebrar la elección AP Los habitantes de su pueblo ponen una foto del nuevo Papa ante su casa natal AFP Schröder recibe como un gran honor la elección de Ratzinger, digno sucesor de Juan Pablo II Annan elogió su caudal de experiencia y Bush le deseó fuerza y sabiduría continuadas b Decenas de gobernantes felicita- ron al nuevo Pontífice, mientras destacaban su personalidad y confiaban en que continuará la labor de su predecesor MADRID. Un sentimiento de ilusión invadió ayer a millones de católicos de todos los rincones del mundo cuando el repique de campanas de miles de iglesias anunciaron que ya se había elegido al nuevo sucesor de Pedro. Pero si hubo un mensaje que se extendió como la pólvora a lo largo y ancho del planeta, tras conocer el nombre del nuevo Pontífice, fue el de la esperanza que millones de fieles tienen ya depositada en Benedicto XVI. Y a ello acompañó un aluvión de felicitaciones expresadas por líderes mundiales. Donde la alegría se transformó en una verdadera fiesta fue en la ciudad natal del hasta ahora arzobispo de Munich y Freising. Los vecinos de Marktl am Inn, una pequeña localidad alpina fronteriza con Austria, no pudieron contener su emoción al oír las palabras del cardenal chileno, Jorge Arturo Medina Estévez, anunciando que el purpurado alemán Joseph Ratzinger se había convertido en el sucesor de Juan Pablo II. Reúne las cualidades para dirigir la Iglesia católica afirmaban poco después algunos vecinos congregados en la cervecería Oberbraeu para celebrar el acontecimiento. El propio canciller alemán, Gerhard Schöder, mostró su satisfacción por la elección. En su nombre, en el de su Gobierno y en el de todo el pueblo alemán felicitó al Pontífice, y expresó que es un gran honor para su país, convencido de que será un digno sucesor de Juan Pablo II Además, señaló su confianza en que Benedicto XVI afrontará el gobierno de la Iglesia con gran inteligencia y firmeza de la fe y que proseguirá el gran compromiso de su predecesor a favor de la dignidad de la persona y la paz en el mundo Precisamente, la continuidad de la labor de Karol Wojtyla fue otro de los aspectos que también se destacaron ayer. Se trata de una buena elección valoró en Gdansk (Polonia) el jefe histórico del sindicato Solidaridad y ex presidente polaco, Lech Walesa, pues es la continuación de Juan Pablo II. Él proseguirá la misión de nuestro querido Papa afirmó. Alumnos del seminario de Traunstein, donde estudió el Papa, festejan la noticia Esperanzas de diálogo Palabras todas ellas que resonaron en los países europeos. En Gran Bretaña, tanto la reina Isabel II como el primer ministro británico, Tony Blair, hicieron llegar a Benedicto XVI su felicitación. Incluso, un portavoz de Downing Street valoró la personalidad del cardenal Ratzinger y expresó su confianza en que cumplirá con acierto su misión. Y el propio arzobispo de Canterbury, primado de la comunidad anglicana, mostró su deseo de reunirse con él y trabajar juntos en el legado de su predecesor, mientras buscamos promover un entendimiento compartido entre nuestras Iglesias En Francia, el presidente Jacques Chirac anunció su intención de continuar el diálogo confiado con la Santa Sede, mientras el secretario general de la Conferencia Episcopal, monseñor Stanislas Lalane, explicaba sus conclusiones: Si el voto ha sido tan rápido es porque la gran mayoría de los cardenales confían en él como sucesor de Pedro, muy capaz de abordar con energía las grandes cuestiones de nuestro tiempo Y así siguieron los mensajes de felicitación desde Irlanda, Bélgica, Holanda, Portugal, Italia... De los que no fue ajeno el secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, que destacó el caudal de experiencia que aportará al Papado el nuevo Pontífice. Sin embargo, ni la Iglesia ortodoxa rusa ni el Kremlin reaccionaron ayer ante la elección del cardenal alemán. La noticia, no obstante, abrió los informativos de todas las cadenas de televisión rusas y los comentarios vinieron precisamente de los presentadores. Casi todos coincidieron en subrayar la elevada edad del nuevo Pontífice e incluso el canal NTV calificó la designa- AP ción como una derrota para los sectores progresistas de la Iglesia El arzobispo de los católicos rusos, Tadeus Kondrusévich, dijo que el nuevo Papa vendrá a Rusia con toda seguridad y expresó el deseo de que esa visita, que Juan Pablo II nunca pudo llevar a cabo por la fuerte oposición de la Iglesia ortodoxa, tenga lugar lo antes posible. Al otro lado del Atlántico, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, un protestante que ha cortejado con éxito el voto católico, describió al sucesor de Juan Pablo II como un hombre de gran sabiduría y conocimiento En unas breves declaraciones, le felicitó y deseo fuerza y sabiduría continuadas en su Pontificado. Información elaborada por los corresponsales E. Blasco, R. Mañueco, J. P. Quiñonero y P. Rodríguez.