Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
64 Espectáculos MARTES 19 4 2005 ABC Bruce Springsteen regresa con poco ruido, pero con bastantes nueces El Jefe inspirado y convincente en su nuevo álbum, Devils dust pero motivado, tan genial como tópico en las letras, y con rock and roll primitivo y natural, el Boss vuelve a las tiendas el próximo lunes 25 MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Con menos ruido, pero con muchas nueces. Así es el regreso de Bruce Springsteen con Devils dust Bruce sigue siendo un cronista genial de la América que vive en las tripas de la Unión, la que revienta de cerveza los sábados por la noche y que pasa de Hollywood tanto como de Nueva York, la América que llevó de nuevo a Bush a la Casa Blanca y cuya vida, venturas y desventuras, paradójicamente, Bruce perfila magistralmente. The rising su anterior álbum, centrado en la experiencia del 11- S, era un disco poderoso, potente, aunque por momentos grandilocuente y excesivo. Ahora, Bruce ofrece una hora de música marca de la casa, interpretada al natural, con la belleza de lo sencillo, que no de lo simple, como esas camisas tan primorosamente bordadas de los vaqueros de la frontera. El primer corte y primer single, Devils and dust Diablos y polvo presenta la voz de Bruce clamando en el desierto contra la guerra de Irak, escoltado por una armónica polvorienta y un verso tomado de uno de los himnos anti- Vietnam de Dylan: Con Dios de nuestro lado Después, hasta el final fronterizo de Matamoros Banks baladas de fuego de campamento, aunque no para boyscouts, como Reno Doscientos pavos el normal, doscientos cincuenta el griego, dijo y sonrió de nuevo bajo la sombra alargada de una armónica quejumbrosa y tórrida y bañada por las lágrimas del pedal steb Sin la E. Street Band, Bruce Springsteen, hecho un pincel, a la espera de la publicación de Devils dust el guitar; historias que recuerdan a Mark Twain y Huckleberry Finn tal que Black cowboys tonadas de forajido de leyenda, María s bed He estado en el desierto cumpliendo mi pena, he cruzado el valle del amor y de las lágrimas... Y tres piezas para figurar en las antologías de Bruce, tres buenos ejemplos de rock and roll efervescente, típico, tópico, con la contundencia elemental de un directo al corazón: All the way home Mi confianza está un poco desgastada, pero si no te apetece estar sola, nena, te puedo acompañar de regreso a casa Long time comin Voy cabalgando, con un ramo de rosas en las manos... y All I m thinkin about cantada en unos tonos altos inéditos en Springsteen y un estribillo demoledor, como un mantra rockero: Sólo pienso en ti, no hay nada que lo pueda evitar Mientras haya inspiración y fe, hasta el tamaño (la E Street Band) puede no importar. De nuevo, Bruce tira millas por la carretera del trueno. TOROS TOLEDO MAGNÍFICO CIGARRAL SE VENDE DIRECTAMENTE La Maestranza proclama a El Cid triunfador de la Feria de Abril F. CARRASCO SEVILLA. Manuel Jesús El Cid fue declarado ayer, por unanimidad, triunfador absoluto de la recién terminada Feria de Abril de Sevilla. Todos los miembros del jurado de la Real Maestranza de Caballería, 38 en total, dieron su voto al diestro saltereño. El Cid cortó un total de seis orejas- -tres el Domingo de Resurrección y otras tres el jueves 7 de abril- abriendo por dos veces la Puerta del Príncipe. El torero de Salteras también se hizo con el trofeo destinado a la mejor faena del ciclo. La mejor corrida de toros fue para Victorino Martín, que en primera vota- TFNO: 925 21 11 83 ción obtuvo 31 de los 38 votos, quedando por detrás, a mucha diferencia, el hierro de Palha con tres. Los premios de la Real Maestranza quedan así: triunfador de la Feria, El Cid; mejor faena, El Cid; mejor estocada, El Juli; mejor actuación de rejoneador, Andy Cartagena; mejor subalterno, José Fernández Alcalareño mejor subalterno en banderillas, José Antonio Carretero; mejor picador, Pedro Morales Chocolate mejor corrida completa, Victorino Martín, y mejor toro, Espada de la ganadería de Palha, lidiado en cuarto lugar por Pepín Liria el pasado 4 de abril. Manuel Jesús El Cid J. M. SERRANO