Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Sociedad SEDE VACANTE EN EL VATICANO LUNES 18 4 2005 ABC El Vaticano se blinda ante el Cónclave más incierto de la historia reciente Policías y militares esperan repetir en Roma la eficiencia mostrada al morir Juan Pablo II JESÚS BASTANTE, ENVIADO ESPECIAL ROMA. En el balcón central de la basílica de San Pedro, el mismo al que se asomará el próximo Papa una vez sea elegido por el Cónclave, ya se han colo- Un operario instala vallas en la plaza de San Pedro AFP cado las cortinas de raso rojo. A partir de hoy permanecerán cerradas y sólo se abrirán para acoger al que se convertirá en el 265 Pontífice de la historia de la Iglesia. Tanto en el interior como en el exterior del Vaticano, todo está previsto en vísperas del Cónclave. Si en San Pedro funcionan a la perfección las pantallas gigantes, el sistema de sonido, el dispositivo que informará a la ciudad y al mundo del resultado de las votaciones o las campanas que confirmarán la elección del nuevo Papa, las autoridades de Roma han vuelto a poner a punto todos sus efectivos policiales, sanitarios y organizativos. El objetivo es, como sucediera durante los funerales de Juan Pablo II, que no se registren incidentes. La crisis por la que atraviesa el Gobierno de Silvio Berlusconi hace que un nuevo éxito en materia de seguridad permita una tregua en la situación política de Italia. Así, y aunque no se llegará a la movilización del 8 de abril- -durante el Cónclave no habrá presencia de jefes de Estado, aunque sí de una marea de fieles- decenas de policías, militares, reservistas y un eficiente cuerpo de voluntarios jubilados ya se encuentran en el límite que separa la Ciudad del Vaticano de Italia informando a los peregrinos, regulando el tráfico y reforzando los sistemas de seguridad de entrada y salida a la basílica. Se esperan 200.000 peregrinos Desde el sábado se encuentra instalado, en plena Via della Conziliazione, un hospital de campaña así como varias ambulancias, preparadas para actuar a partir de esta tarde. Se espera que más de 200.000 peregrinos permanezcan todo el día a la espera de las fumatas Aunque ayer fue un día lluvioso en Roma, se prevén largas jornadas de sol al comienzo de la semana, lo que favorecerá mareos y deshidrataciones entre los fieles. A su vez, el Cuerpo de Bomberos ha movilizado los equipos de urgencia, que estarán preparados para cualquier contingencia. Junto al blindaje efectuado en torno al Vaticano, especialistas de la Gendarmería Vaticana están llevando a cabo precisos y severos controles para garantizar el secretismo del Cónclave. De este modo, ya se ha realizado una completa inspección de la capilla Sixtina para evitar la instalación de grabadoras u otros medios de transmisión al exterior de lo que ocurra en la sala que elegirá al nuevo Papa. Poco antes de que comience el Cónclave, se procederá a un barrido electrónico en la zona, que inhabilitará los teléfonos móviles de los cardenales electores y sus asistentes, y que seguramente también afectará a fieles y periodistas.