Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Sociedad SEDE VACANTE EN EL VATICANO LUNES 18 4 2005 ABC La Capilla Sixtina ya está preparada para acoger a los cardenales EPA Asignados los asientos que ocuparán los cardenales en la Capilla Sixtina Se prevé que miles de peregrinos acudan a la misa que dará inicio al proceso de elección b Tettamanzi se colocará junto a Schönborn y Dias, mientras Ratzinger se sentará al lado de Sodano y Re. Martini, Arinze, Lustiger y Daneels, en la misma mesa de elección JESÚS BASTANTE. ENVIADO ESPECIAL ROMA. La lluvia que ayer se apoderó de la Ciudad Eterna no fue impedimento para que miles de fieles formaran largas colas con el objetivo de visitar la tumba de Juan Pablo II y la cúpula de la basílica, que hoy quedará cerrada para asegurar el aislamiento de los 115 cardenales que desde esta tarde participarán en el Cónclave que elegirá nuevo Pontífice. Ayer los purpurados ingresaron definitivamente en la Casa Santa Marta. Muchos de los feligreses que acudieron a San Pedro aseguraron a este diario que si es necesario, nos quedaremos aquí, haciendo cola para participar en la misa pro eligendo Romano Pontífice que a las diez de esta mañana, bajo la presidencia del cardenal Ratzinger, marcará el inicio del proceso de elección. Por primera vez en la historia reciente de la Iglesia, dicha ceremonia estará abierta a los fieles. No sería la primera vez. La semana pasada ya estuvimos aquí casi diez horas para ver al Papa explicaron unos peregrinos provenientes de Milán. Durante el tiempo que dure el Cónclave, se realizarán misas a las ocho de la mañana y a las cinco de la tarde en San Pedro, oficiadas por cardenales no electores. Todo el que lo desee también podrá seguir, a través de la televisión, la procesión que llevará a los electores desde el Aula de las Bendiciones hasta la Capilla Sixtina. Antes de encerrarse junto a los frescos de Miguel Ángel y de jurar secreto eterno de todo cuanto acontezca en estos días, el cardenal Ratzinger procederá al rito de inicio del Cónclave, recordando a los cardenales que toda la Iglesia, unida a nosotros en la oración, invoca la gracia del Espíritu Santo para que sea elegido de nosotros un digno pastor de todo el rebaño de Cristo. El Señor dirija nuestros pasos por la vía de la verdad Con el Juicio Final al fondo Una vez en la Sixtina, los electores se dirigirán a sus asientos que ocuparán hasta el nombramiento del sucesor de Juan Pablo II, que ya han sido asignados. Para este fin, la capilla se ha dividido en seis filas de dos mesas cada una, tres filas a cada lado de la entrada. Al fondo, junto al fresco del Juicio Final y al lado del altar, se situará la mesa de los escrutadores, en la que un sorteo decidirá los tres purpurados encargados de realizar el escrutinio. La ubicación de los cardenales ha deparado algunos encuentros significativos. Así, los papables Iván Dias, Cristoph Schönborn y Dionigi Tettamanzi se encontrarán en la misma mesa, detrás del Camarlengo, el español Eduardo Martínez Somalo, y enfrente de Carlos Amigo y de Angelo Scola, patriarca de Venecia. Más hacia el fondo, compartirán escaños los cardenales Francis Arinze, Carlo María Martini, Jean Lustiger y Goodfried Daneels, situados delante de los españoles Carles y Rouco. Frente a ellos, se ubicarán Julián Herranz y el alemán Kasper, así como Cipriani (Perú) Hummes (Brasil) Policarpo da Cruz (Portugal) y el español Álvarez Martínez. La última hilera de bancos, la más cercana a los escrutadores, acogerá a Joseph Ratzinger, Angelo Sodano, Alfonso López Trujillo y Giovanni Battista Re, cardenales de la orden de los obispos. Tras ellos, se colocará el vicario de Roma, Camilo Ruini, y enfrente, otro papable Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga.