Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 4 2005 57 Fieles que visitaron ayer el Vaticano corren bajo la lluvia en la plaza de San Pedro Los nombres más comentados para las votaciones siguientes son los del austriaco Christoph Schönborn- -coordinador del Catecismo de la Iglesia Católica y predicador de los ejercicios espirituales de Juan Pablo II en 1996, como el cardenal Karol Wojtyla había predicado una vez los de Pablo VI- el canadiense Marc Ouellet, el indio Iván Dias, el portugués José da Cruz Policarpo, los italianos Angelo Sodano y Angelo Scola y los iberoamericanos Claudio Hummes, de Brasil, y Óscar Rodríguez Maradiaga, de Honduras. Pero la nota general está en la cautela y las referencias continuas a la historia: en casi 300 elecciones papales, incluyendo las ilegítimas y las de antipapas, el pronóstico de favorito resultó certero tan sólo ocho veces. El cardenal Ratzinger invitó hace unos días a rezar por un Cónclave corto, mientras que el maestro de ceremonias pontificias, Piero Marini, pidió oraciones a todos los fieles para que el Señor ilumine las mentes de los Electores y les haga concordes en una elección rápida y unánime del nuevo Papa A la vista de la dispersión de candidatos, el objetivo de unánime parece un sueño, pero, como se sabe, los Cónclaves tienden a producir sorpresas... Las dudas en torno al que hoy comienza llegan incluso hasta no saber si habrá o no votación esta tarde. Lo decidirán los cardenales después de que el maestro de ceremonias ordene el famoso ¡Extra Omnes! ¡Todos fuera! fórmula inicial de un Cónclave que se prolongará el tiempo necesario hasta que pueda proclamarse la alegría del ¡Habemus Papam! REUTERS Fidelidad a Juan Pablo II Un Cónclave breve es prueba de consenso entre los cardenales y convergencia en torno a la figura del elegido, mientras que un Cónclave largo saca a relucir que ha habido mayores dificultades. El problema es que el listón de los dos tercios- -77 votos de 115- -resulta alto y, además, se trata de suceder a un Pontífice extraordinario como Juan Pablo II, cuya presencia sigue dominando la ciudad. Por segundo domingo consecutivo, ayer a mediodía se echó en falta el rezo del Ángelus. A diferencia del res- Las dudas en torno a este Cónclave llegan incluso hasta el punto de no saber si habrá o no votación esta tarde to del apartamento papal, la ventana de su estudio privado tenía las contraventanas abiertas. Era un homenaje a la fidelidad de Juan Pablo II en su cita de los domingos, mientras que las cortinas granate que adornan el balcón central de la basílica de San Pedro invitaban a rezar por el sucesor, que impartirá desde allí su primera bendición dentro de muy poco tiempo. A pesar de que la Constitución Apostólica Universi Dominici Gregis que regula el periodo de Sede Vacante y el Cónclave, ordena destruir enseguida el anillo y el sello del Pescador, los cardenales retrasaron su destrucción hasta el pasado sábado, conservándolo como una reliquia mientras duraban sus reuniones plenarias. Fue una interpretación flexible de la ley como homenaje a Juan Pablo II, a la que pueden seguir otras en los próximos días.