Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 4 2005 Madrid 49 MADRID AL DÍA OH, EL CID IGNACIO RUIZ QUINTANO Tensión en Valdebernardo tras la pelea y el tiroteo por una peonza ABC MADRID. Uno de los dos heridos el sábado en el tiroteo de Valdebernardo tras una pelea infantil por una peonza aseguró ayer, indignado, que si no hay justicia su familia no tendrá más remedio que tomarse la justicia por su mano informa Ep. El joven marroquí, de 23 años, herido en la espalda por arma blanca, fue uno de los implicados en la reyerta que comenzó por la disputa de una peonza entre un grupo de niños de una familia o cuenta mejor que nadie Cañabate, que fue su amigo: a Juan Cristóbal, que vivía en Madrid, le cayó desde el Ayuntamiento de Burgos el encargo municipal de hacer en el plazo de dos años una estatua al Cid. Y se sacó al Cid de la manga. ¿Sabes lo que quiero? -le decía a Cañabate- Una cabeza poética, como si fuera un verso del Poema del Cid. ¿Tú has leído el poema del Cid? Yo no contestaba Cañabate. Ni yo tampoco. El Poema del Cid no lo han leído más que don Marcelino Menéndez y Pelayo, don Ramón Menéndez Pidal y ni un solo Menéndez y ni un solo Pidal más. Pero no importa. Su cabeza será como un verso, como su mejor verso. Se refería a la cabeza de Babieca: con un alazán por modelo, un año y medio pasó modelando aquella cabeza como la osa virgiliana modela, a lengüetazos, a sus oseznos. Cuando estuvo hecha, se le cayó. O la tiró. Y empezó otra. Más de cuatro años le llevó la obra. Desde Burgos lo amenazaban con no pagarle. Me tiene sin cuidado que no me paguen. Continuaré la estatua y, si no la quieren, me la quedaré yo, se quedará aquí, en el estudio. Haré un jardín en el patio y allí la colocaré y la inauguraremos don Ramón Menéndez Pidal y yo. Y ahí está, en el centro de Burgos, la estatua ecuestre del Cid de Juan Cristóbal. Yo conozco a un artista, Bonifacio, que cada vez que va a San Sebastián, que es su pueblo, para en Burgos sólo para ver esa estatua y reírse un rato para sus adentros. Los detractores de la estatua siempre han visto en ella algo raro. Es el caballo, tan recogido de carnes que tira a gorrino. Bonifacio creía que había sido obra de Joaquín Lucarini, vecino suyo en Bilbao, que tenía el estudio en un sótano tan pequeño que no había podido, el hombre, darle más aire al caballo. Pero Lucarini sólo hizo los guerreros del puente de San Pablo. El caballo, como decíamos, salió del estudio, igualmente modesto, de Juan Cristóbal. Y con esto sólo queremos llamar la atención de ustedes sobre la influencia que en el arte va a tener el nuevo Plan de Vivienda, en plan raposeras socialistas, de la ministra Trujillo. L marroquí y otra de etnia gitana y que terminó con un tiroteo. El herido relató que en el momento de la pelea regresaba de su trabajo cuando vio cómo uno de los niños que se encontraban en el patio interior del inmueble donde viven robaba a su hermano pequeño una peonza. Según este joven, al ir a defender a su hermano los familiares del otro niño comenzaron a pegarle. Justificó su intervención en la reyerta por defender a su hermano señalando que si la otra familia acude en ayuda del otro niño, él tenía que hacer lo mismo. Una vecina de la parcela 14 de la calle de Raya lamentó que una pelea por una peonza haya tenido este desenlace. Además, comentó que parecía que los agredidos estaban trabajando en ese momento arreglando algo, ya que llevaban las manos manchadas de negro No puede ser que los chavales estén trabajando y vengan dos personas que no tienen ya 20 años y les disparen remarcó, Asimismo, se lamentó que esta situaciones son ya algo normal en el vecindario. Finalmente apuntó que, en su opinión, los agresores no regresarán por la zona porque como lo hagan se va a formar gorda, va a arder Troya