Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 18 4 2005 Nacional 13 Los partidos elecciones vascas ETA- Batasuna se cuela como EHAK con 9 escaños decisivos para formar gobierno La formación más movilizada, con 150.000 votos, obtuvo dos diputados más que EH b El Partido Comunista de las Tierras Vascas, que no condena a ETA, avisa de que las voces ilegalizadas se oirán pese a lo antidemocrático de los comicios ANA ANTOLÍN VITORIA. Los resultados de EHAK salvan la cara a ETA Batasuna con nueve parlamentarios, dos más que los que obtuvo la formación ilegalizada en 2001, aunque lejos de su techo electoral. Esto le permite colarse en el Parlamento vasco y compartir con el PNV el protagonismo de un eventual proceso negociador y, quizá, el Gobierno de Ajuria Enea. Todo ello sin condenar la violencia. Con los votos prestados de Batasuna, los resultados del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK) fueron la sorpresa de la jornada al emerger en su primera contienda electoral como alternativa para conformar gobierno con PNV- EA en un hipotético escenario de pacificación junto con EB y Aralar. La movilización y concentración del voto batasuno, cuando se pensaba que tocaba suelo, podrá servir también de excusa para que el nacionalismo no cambie de rumbo e, incluso, para reeditar el frente nacionalista de 1998. Otegi se abraza con su correligionaria Nekane Erauskin AFP Evolución de EH- EHAK en las elecciones vascas 20 16,50 %18 11 escaños 14,60 %11 escaño 16 14 12 10 8 6 4 2 0 1980 1984 18,2 %17,47 %13 escaños 13 escaños 17,9 %14 escaños 16,3 %11 escaños 10,1 %7 escaños 12,5 %9 escaño AFP der en sus planteamientos. En las últimas elecciones autonómicas, PP y PSE alcanzaron un acuerdo de mínimos para colaborar en el caso de que la suma de ambos les permitiera superar a los nacionalistas y formar un Ejecutivo constitucionalista en el País Vasco. Jaime Mayor Oreja por el PP y Nicolás Redondo Terreros por el PSE, cada uno por su lado pero con el compromiso previo de pactar para ser alternativa, intentaron desbancar a los nacionalistas. 1986 1990 1994 1998 2001 2005 Frenar la sangría El objetivo de los batasunos era que el candidato del PNV- EA, Juan José Ibarretxe, no capitalizara su voto y lo han conseguido. Con cerca de 150.000 papeletas y más del 12 por ciento de los votos, esta victoria, en un momento de inactividad y debilitamiento de ETA, insuflará ánimos al mundo radical y contribuirá a acallar las discrepancias que provocó la decisión de pe- Se compara con el voto conseguido por EB y EH dir el voto para EHAK. Algunos achacan esta recuperación del voto abertzale al efecto Carod que ya apuntaban los socialistas, que no consideraron que hubiera pruebas para su ilegalización. Entonces, el crecimiento de ERC estuvo precedido por las críticas a su líder Carod Rovira por entrevistarse con ETA. Ahora la exigencia EL DESAYUNO SE QUEDA FRÍO JUAN M. GASTACA Ibarretxe se le quedará frío el primer café de hoy. Ninguno de sus rivales políticos, a los que invitó con reiteración en la campaña, le acompañará en el desayuno previsto para las ocho de la mañana. Y es que todos ellos, con los datos en la mano, le consideran el gran derrotado del 17- A, e, incluso, para alguno ni siquiera es el principal interlocutor en los duros momentos que se avecinan. Y todo por culpa de un descalabro aterrador en las urnas que da un golpe de tuerca más a la enquistada situación política en el País Vasco. Gélida mañana por tanto en Ajuria- A Enea, donde no cuadran las combinaciones sensatas para la formación del futuro Gobierno. Al lendakari en funciones le ha salido el tiro por la culata. La cura de humildad podría adquirir ahora tal magnitud que, de entrada, se llevará como un vendaval su plan y su referéndum y, de paso, le abrirá una grieta imprevista en el seno de su propio partido donde hasta anoche nadie osaba a toserle tras el espectacular éxito alcanzado en mayo de 2001, que le convirtió en líder indiscutido. En un hipotético ejercicio de autocrítica, quizá Juan José Ibarretxe llegue a pensar que ha metido demasiado la cabeza dentro del manillar y se ha quedado sin perspectiva de cómo transcurría la marcha del pelotón. Ibarretxe va a pagar un precio demasiado elevado por su huida hacia adelante con el plan de secesión bajo el brazo. Además, la deriva en la que con su sonoro fracaso sitúa a Imaz puede animar a esas voces críticas que venían pregonando en un calculado silencio la equivocación del camino elegido. Y si esta corriente tecnócrata avanza, pregonando que no hay otra salida que poner el kilómetro a cero y llamar a corto plazo al PSE para que la reforma del Estatuto surja desde donde nunca debió salir que es el Parlamento de Vitoria, el fuego se extenderá por los batzokis porque entonces será cuando Joseba Egibar- -encantado en su fuero interno por el éxito de EHAK- -irrumpa en escena para decir que no queda otro camino que agarrarse de la mano de los comunistas batasunos para así mantenerse en el poder. Con este panorama tan sombrío, como para que Ibarretxe desayune tranquilo esta mañana. del PP de ilegalizar a EHAK podría haber contribuido a movilizar al electorado radical y a sumar apoyos de quienes rechazan la Ley de Partidos. El Partido Comunista de las Tierras Vascas celebró su gran éxito electoral sin olvidar a Batasuna. Su cabeza de lista por Guipúzcoa, Nekane Erauskin, dijo que las elecciones han sido antidemocráticas pero que su partido trabajará por que todas las ideas puedan estar representadas en el Parlamento vasco. En la primera valoración de los resultados, su cabeza de lista por Vizcaya, Maite Aranburu, aseguró con rotundidad que las voces que han sido ilegalizadas se oirán en el Parlamento vasco en la próxima legislatura. Desde Batasuna también se valoró con satisfacción el resultado del PCTV. Pernando Barrena dijo que es un apoyo sólido a la izquierda abertzale. Nekane Erauskin afirmó que a pesar de todo los comunistas abertzales podrán defender en el Parlamento vasco sus dos ideas centrales: hacer frente a la ilegalización y llevar adelante la reivindicación de democracia y paz que tanto necesita este pueblo. El pueblo ha hablado y el pueblo no quiere mayoría de un lado o de otro. La única mayoría que quiere este pueblo es la de la paz Ni Erauskin ni Aranburu mencionaron a Batasuna.