Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional LUNES 18 4 2005 ABC elecciones vascas Los partidos El PNV fracasa en su intento de absorber voto radical y vuelve a fortalecer a Batasuna Ibarretxe asume su tropiezo al anunciar que hoy llamará a Zapatero para buscar nuevos acuerdos Nacionalista Vasco con su ex jefe Javier Arzalluz a la cabeza, barruntaron el fiasco ya desde primeras horas de la noche ÁNGEL COLLADO VITORIA. Victoria pírrica del Partido NacionalistaVasco en unas elecciones autonómicas que Ibarretxe planteó como un plebiscito para su plan secesionista y que se saldan con un retroceso de su propia opción de la que se beneficia directamente la nueva marca de ETA- Batasuna, EHAK, al heredar los siete escaños que tuvo la formación de Otegi e incluso sumar otros dos que hace cuatro años fueron para el PNV. El lendakari no movilizó ni agrupó el voto nacionalista como pretendía. Es un fracaso que le deja no obstante un gran margen de maniobra en la nueva Cámara vasca, donde puede pactar con los sucesores de Batasuna o aceptar la oferta de Zapatero de negociar un nuevo Estatuto de Autonomía para el País Vasco y entrar en el proceso de reforma constitucional e institucional que el presidente del Gobierno promueve junto con Pasqual Maragall. Somos los ganadores, somos los líderes de este país y lo vamos a seguir siendo los próximos cuatro años proclamó Ibarretxe en la fiesta que su partido celebró en Vitoria nada más terminar el recuento oficial de votos recogido con cierta frialdad por sus dirigentes y militantes. El lendakari en funciones fue recibido con aplausos y vítores pese a la decepción primera. Nada más subir a la tribuna con Begoña Errazti, de EA, y el presidente del PNV, Josu Jon Imaz, Ibarretxe quiso levantar el ánimo de sus seguidores con un recorb Los dirigentes del Partido datorio de la clave de la jornada. La partida es complicada, pero nosotros tenemos las cartas y vamos a ganar la partida proclamó a gritos para añadir que esta misma mañana llamará a Zapatero y convocará a todos los partidos vascos para negociar entre todos, pero aquí, una hoja de ruta hacia la normalización política y hacia la paz El lendakari en funciones, a quien el propio Zapatero felicitó ayer telefónicamente, dio por hecho que lo seguirá siendo y proclamó que las victorias agridulces como la conseguida por su partido al tercer día son sólo victorias y las derrotas dulces, sólo derrotas Otro guiño para confortar a una militancia entusiasta pero dolida con el inesperado retroceso. Los dirigentes del PNV, con su ex jefe Xabier Arzalluz al frente, barruntaron el fiasco desde primera hora de la noche. Nada más aparecer en la sede del Gobierno vasco, el ex presidente de la formación nacionalista reconoció que sólo aspiraba a sacar un voto más que los sumados entre el Partido Popular y el de los socialistas vascos. Ni eso. Hace cuatro años Ibarretxe, con una participación sin precedentes del 80 por ciento, alcanzó el 42 por ciento de los votos y 33 escaños, uno más que los sumados por las dos fuerzas constitucionalistas. Apenas ganó por 24.000 votos. Anoche perdió 4 diputados y las fuerzas se invirtieron, aunque el entierro del propio concepto del constitucionalismo decretado por Rodríguez Zapatero abre el panorama de pactos a Ibarretxe. La irrupción electoral del Partido Comunista de las Tierras Vascas (EHAK en vascuence) tolerada por el Ejecutivo ha frenado las expectativas de Juan José Ibarretxe, pero no modifica la hegemonía nacionalista en la Cá- Iñaki Anasagasti y Xabier Arzalluz depositaron su voto en Bilbao UN TRASVASE CONTRARIO No sólo los votos radicales no fueron a parar al PNV- EA, sino que los batasunos se benefician de la caída peneuvista mara para continuar el desafío al Estado. Los 29 escaños del PNV, más los 9 de EHAK y el de Aralar suman 39, uno más de los necesarios para la mayoría absoluta en el Parlamento autonómico. Además, están los tres diputados de Ezker Batua, que aunque no son de estricta obediencia nacionalista, la querencia por el poder, el cargo y la moqueta les hace estar descontados para la próxima mayoría de gobierno. Ibarretxe puede intentar mantenerse en el gobierno en minoría con EB, como en los últimos cuatro años, y pactar aspectos concretos con los batasunos, como también ha hecho durante toda la legislatura pese a su compromiso de no contar con el brazo político de ETA. Sus votos le sirvieron para sacar adelante el plan secesionista. El tripartito nacionalista en el Gobierno se quedó anoche en 33 escaños si se da por hecho que Aralar entrará en el mismo bloque. PP y PSOE, más enfrentados aún que durante la campaña, suman otros 33. Es decir, que la llave la tiene ETA a través de los 9 escaños de EHAK. Luego están los pactos que pueden haberse perfilado en las últimas semanas entre Batasuna y los socialistas en sus entrevistas secretas, PRIMERA REACCIÓN Ibarretxe advierte que es él quien tiene las cartas en la partida que empieza y afirma que convocará a todos los partidos las conversaciones entre Zapatero e Ibarretxe y los tradicionales contactos entre ETA y el PNV. Con todos esos factores jugará ahora el lendakari desde la posición de ser el partido mayoritario sin que el actual Gobierno esté en condiciones o tenga la voluntad de negarle legitimidad para pactar con el brazo político de ETA cuya presencia parlamentaria tolera el propio Zapatero. Lo que sí sale muy tocado de los comicios es el plan secesionista como tal. Si el proyecto de Ibarretxe, el salto a la independencia, era el centro de la campaña, resulta que al 31 por ciento de los vascos no le ha motivado para acudir a votar. Del 69 por ciento que sí lo ha hecho sólo el 38 por ciento se ha inclinado por el PNV, mientras que otro 40 se ha mantenido fiel a los partidos de ámbito nacional. El plan Ibarretxe ha dado un paso atrás en la urnas, pero los que consideran que se queda un poco corto, al menos en los ritmos, ETA y sus tentáculos, reaparecen en la Cámara autonómica con inesperada fuerza y gracias a la permisividad del Ejecutivo. A ese argumento se agarraron anoche los dirigentes del PNV para advertir que no están dispuestos a retroce- Evolución del PNV en las elecciones vascas 45 38,10 %32 escaños 40 25 escaños 35 23,60 %30 17 escaños 25 20 15 10 5 0 1980 1984 1986 42,01 28,49 %22 escaños 29,83 %28,01 %22 escaños 21 escaños En coalición con EA 42,7 %38,6 %33 escaños 29 escaños 1990 1994 1998 2001 2005 Carlos Garaicoechea José Antonio Ardanza Juan José Ibarretxe