Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 DOMINGO 17 4 2005 ABC Deportes Kameni echa el freno a la integración del Atlético en Europa Detuvo un penalti y anuló otra gran ocasión de Torres en un partido dominado por los locales ante un Español que buscó el empate TOMÁS GONZÁLEZ- MARTÍN MADRID. Hubo miedo a ganar, porque se palpó el miedo a perder. Tanto, que hasta Torres desperdició un penalti en la tensión de un partido tan importante en pro del sueño europeo, una meta que se acerca un poco más al Español y se aleja un poco más del Atlético. Kameni, que no tenía miedo a no perder, despejó el lanzamiento de la figura rojiblanca y mantuvo el equilibrio en el marcador, que era una simple extensión del empate estratégico que Ferrando y Lotina plantaron en el estadio Calderón. Una igualada que Kameni y el Niño volvieron a consolidar al final del partido, cuando el guardameta anuló otra gran ocasión del internacional español, que pagó su búsqueda del gol con una brecha en una ceja. El partido auguró y confirmó una equis total. Si el técnico blanquiazul situó a Soldevilla y Álex en el centro del campo con el fin de impedir los pases a la figura madrileña, el entrenador Atlético vigiló sobremanera a De la Peña, para que no alimentara a Tamudo, y aceptó el recurso crónico de los centros profundos a su estrella como solución de menor riesgo táctico. El santo y seña de ambos conjuntos fue encontrar el triunfo sin dejar un hueco, sin descolocar una banda u osar quedarse sin un central. Los entrenadores jugaron una partida de ajedrez en la que ganaría quien perdiera un peón por sacarlo de su zona. Parecía un partido italiano. Bajo esas premisas, estaba claro que ATLÉTICO DE MADRID ESPAÑOL 0 0 Atlético (4- 4- 2) Leo Franco; Velasco, Pablo, Perea, Sergi; Gronkjaer, Luccin, Colsa, Antonio López; Salva (Núñez, m. 74) y Torres. Español (4- 4- 1- 1) Kameni; Jarque, Lopo, Pochettino, Ibarra; Corominas (Fredson, m. 74) Soldevilla, Álex, Maxi (Serrano, m. 70) De la Peña (Jonathan, m. 84) y Tamudo. Árbitro Turienzo Álvarez. Amonestó a Pochettino, Tamudo, Colsa, Antonio López, Lopo (quinta) Soldevilla (quinta) e Ibarra. Atlético y Español acecharían la victoria en una acción a balón parado o en un contragolpe que osara inquietar, por una vez y sin que sirviera de precedente, al esquema destructivo del adversario. Colsa, caído en el césped, y Maxi observan cómo Pochettino se lleva el balón nidad. Delante de Kameni, golpeó tan mal al balón que el guardameta salió a recogerlo tranquilamente. Enfrente, Tamudo cabeceó a las manos de Leo Franco una jugada de estrategia que no esperaba recibir. Sí culminó con intención dos pases de oro y al primer toque de Iván de la Peña, tiros que Leo Franco rechazó. En estas condiciones, se convirtieron en fundamentales los centros sobre dos áreas pobladas ante cada falta o saque de esquina, acciones muy ensayadas por ambos entrenadores, y las jugadas controvertidas se sucedieron. Torres fue el primero en cometer un penalti tonto, un empujón sobre Lopo que Turienzo, quien nunca vio nada, no señaló. La respuesta fue el derribo de Ibarra sobre Gronkjaer, tampoco castigado. Otra posible pena máxima, de Pochettino a Salva, fue el preludio de la única que el colegiado sancionó, y gracias a la indicación de un juez de línea. Soldevilla despejó con un brazo un centro de cabeza de Gronkjaer. Pero no era el día de Torres. La última media hora fue un cerrojo del Español en la contención del puntito. Kameni anuló el acoso local. El Atlético perdió otra oportunidad de ampliarse a Europa. Como subraya su estandarte, en casa no se debe fallar. El imperio de las defensas Fue tal el imperio de las defensas que los delanteros se vieron sorprendidos cuando tuvieron la ocasión de acabar con tanta obsesión destructora de sus compañeros. Una hora antes de desaprovechar el penalti con ese disparo flojo y previsible, el máximo goleador rojiblanco erró otra excelente oportu- EN EL PALCO RAFAEL MARICHALAR debemos a él, que hasta ha parado un penalti que debo decir que lo fue Enrique Cerezo habló de una primera parte mala. Luego se jugó bien pero sin suerte en el remate ¿Se aleja Europa? Creo que estamos en pie y nada está resuelto. Hay que seguir adelante Más serio de lo que se marchó Gonzalo Miró, es difícil. A otros, que no son atléticos como Juan Onieva, no le gustó el partido y de la conferencia que tiene anunciada para hablar del Real Madid anticipó que no insultaré a nadie, sólo quiero intrigar un poco Feliciano Rivilla, ex jugador rojiblanco y presidente de la Asociación de Veteranos del Atlético comentó: No entiendo cómo es posible que los jugadores protesten todas las faltas que pita el árbitro Enrique Collar no se manifiesta sobre el equipo, pero tampoco hace elogios. Luis Aragonés acudió de nuevo al palco. ASÍ JUGARON ATLÉTICO DE MADRID Leo Franco: bien. Velasco: regular. Pablo: regular. Perea: bien. Sergi: regular. Gronkjaer: bien. Luccin: regular. Colsa: regular. Antonio López: bien. Salva: mal. Torres: bien. Núñez. regular. El entrenador: Ferrando. Regular. Sabedor del sistema de contención de Lotina, tardó un ahora en arriesgar para romperlo, ayudado por el cerrojo descarado del rival. Lo mejor: la solidez de Perea. El trabajo constante de Gronkjaer. Lo peor: los errores en las ocasiones de remate, como si quemara acertar. Este portero es un auténtico fuera de serie MADRID. El Atlético no dio la talla Opinión de un veterano rojiblanco. Falta efectividad y orden en el centro del campo comentó Esteban Rivas, el hombre de los autobuses, que es atlético puro. Y mientras Claudio Biern, vicepresidente del Español- -el presidente Sánchez Llibre se quedó en Barcelona- feliz con el empate porque lo hemos merecido, jugando con orden y con un portero, Kameni, un fuera de serie, que ha estado sensacional. El punto que nos llevamos mucho se lo ASÍ JUGARON ESPAÑOL Kameni: muy bien. Jarque: regular. Lopo: bien. Pochettino: bien. Ibarra: regular. Corominas: regular. Soldevilla: bien. Álex: bien. Maxi: regular. De la Peña: regular. Tamudo: bien. Serrano: regular. Fredson: regular. Jonathan: sin calificar. El entrenador: Lotina. Bien en el aspecto táctico, se echó de menos un intento decidido por buscar el triunfo, ni siquiera al contragolpe. Lo mejor: Kameni. Dos pases peligrosos de Iván de la Peña a Tamudo. Lo peor: la primacía de la defensa sobre cualquier apuesta por ganar.