Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid DOMINGO 17 4 2005 ABC Una pelea infantil por una peonza termina con un tiroteo y dos heridos ABC MADRID. Lo que empezó como un juego de niños pudo terminar en tragedia. Dos personas resultaron ayer heridas, una de ellas por arma de fuego, en una reyerta ocurrida en la zona de Valdebernardo (Vicálvaro) y que se inició por una disputa entre chavales por una peonza. Según informaron fuentes de la Jefatura Superior de Policía, los hechos tuvieron lugar sobre la una y veinte de la PECADOS CAPITALES MAYTE ALCARAZ tarde, a la altura del número 19 del bulevar de Indalecio Prieto. Allí, dos grupos de niños estaban jugando, cuando comenzaron a discutir por una peonza. A la discusión se fueron sumando hermanos mayores de los chicos, así como algunos adultos, hasta que, en un momento determinado, dos hombres, ambos marroquíes, resultaron heridos de arma blanca, y uno de ellos recibió, además, un disparo en una pierna. Los presuntos agresores se dieron a la fuga rápidamente en una furgoneta que, poco después, fue interceptada por los agentes en la avenida de la Democracia. Uno de los heridos es un hombre de 30 años, que tiene dos heridas de arma blanca en la espalda y otra en la cabeza de carácter superficial, además de una de arma de fuego que le atravesó el muslo. El otro herido es un joven de 23 años que sufrió una herida superficial de arma blanca en la espalda. DE MADRID AL SUELO El sector acostista del PSM está que trina con Simancas: los guerristas madrileños han suplicado al secretario general no que les dé poder, que también; no que coloque a sus acólitos, que también; sólo, que nos escuche: que escuche nuestras reflexiones, nuestros debates y ya, si es posible, que nos tenga en cuenta No hay nada peor que alzar al que tienes como hermano para mejores destinos, como hizo en su momento Acosta con Simancas, y luego ver cómo se hace el longuis cuando le pides que te eche una mano. Pues algo parecido es lo que ha hecho el responsable de los socialistas madrileños, arrumbando al colectivo que le llevó al liderazgo en Madrid, al que ya no escucha. Pero este grupo promete. Se van a reunir periódicamente para hacer ruido y recordarle a Simancas a quién debe parte de lo que es. O todo. Claro que la última vez que Simancas prestó oídos a alguien tuvo luego que apoyar a la compañera ministra Trujillo en lo de las soluciones habitacionales. Ahora seguro que por eso no respalda los minipisos, no sea que le parcelen su casa de Arroyomolinos. Y es que lo de los socialistas tiene un toque freudiano por un lado acaban con los iconos del franquismo en forma de estatua y por otro resucitan el Ministerio de la Vivienda, de nomenclatura franquista, o nos devuelven a las corralas del viejo Madrid. Después del minipiso tenían que fomentar el carnet- -con grandes ventajas, claro- -de familia numerosa y veríamos la salida de los minipisos de la prole para ir al cole como la entrada al Corte Ingles en el comienzo de las rebajas. Pero, ¿y en el Madrid moderno? Lo de poner parquímetros nuevos con tiempo máximo de estacionamiento de dos horas está perfectamente calculado. Dos horas es el tiempo suficiente para que se concentre junto a tu coche el del martillo pilón, el de la pala, el de la carretilla y el maestro de obras, para que, inmediatamente después de que retires tu vehículo, tac, tac, tac... Eso, si no pasa que al retirarlo tropiezas contra el encintado y... Porque no se equivoquen, que aunque esto no es el Carmelo, que es Madrid, es donde uno de esos socialistas a los que les gusta mirarse el ombligo puede morir de vértigo al hacerlo y verse al borde del espacio abismal de un socavón. Luego toca inyectar hormigón que es, como la inyección de silicona, lo mejor para el firme.