Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 17 4 2005 25 El periodista Alí Lmrabet culpa directamente al Rey Mohamed VI de su estancia en prisión La visita oficial a la India del presidente de Pakistán Musharraf lanza la llamada diplomacia del criquet Los ánimos de los ecuatorianos se caldearon desde que la ahora disuelta Corte Suprema del país, elegida de modo dudoso por el Congreso, comenzó a absolver a ex presidentes procesados por corrupción y hasta hace poco en el exilio dictó una providencia a favor del ex presidente Abdalá Bucaram y de dos ex mandatarios, Alberto Dahik ex vicepresidente el Gobierno de Sixto Durán Ballén, y el ex presidente Gustavo Noboa, con la que se invalidó los juicios que se tramitaban en su contra y permitió que pudieran regresar desde Panamá, Costa Rica y República Dominicana, donde se encontraban como exiliados políticos. La UE pide la vuelta a la normalidad constitucional b Moratinos asegura que el Go- bierno sigue muy de cerca la evolución de los acontecimientos y mantiene contactos tanto con el Ejecutivo como con la oposición ENRIQUE SERBETO. CORRESPONSAL BRUSELAS. El ministro luxemburgués de Asuntos Exteriores y presidente de turno del Consejo de Ministros de la UE, Jean Asselborn, pidió ayer una rápida vuelta a la normalidad constitucional en Ecuador, después de que el presidente de este país, Lucio Gutiérrez, hubiera decretado el estado de excepción. Seguimos con preocupación la situación en Ecuador después de la proclamación del estado de urgencia por parte del presidente Gutiérrez dijo el jefe de la diplomacia luxemburguesa al término de la reunión informal de ministros de Exteriores europeos, en un mensaje que no se podría interpretar como un respaldo incondicional a la actuación del mandatario ecuatoriano. La posición europea sin embargo elude cualquier compromiso y la posición expresada ayer por los ministros europeos de Exteriores indica que los responsables comunitarios desean claramente una rápida vuelta a la normalidad constitucional Hacemos un llamamieto al Gobierno ecuatoriano y a las fuerzas políticas de la oposición para que busquen una solución pacífica y negociada que permita la normalidad institucional en el país, según explicó el titular luxemburgués. Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE discutieron ayer por la mañana a iniciativa de España la situación que se ha creado en Ecuador, según informó a su llegada a Luxemburgo el ministro español español de Exteriores, Miguel Angel Moratinos. Este anunció que España mantiene contactos tanto con las autoridades como con la oposición puesto que estamos siguiendo con mucho interés, atención y preocupación la situación en el país andino. Moratinos se incorporó ayer al Consejo de Ministros europeos, porque venía de Estados Unidos donde se entrevistó con la secretaria de Estado Condoleezza Rice. Miguel Ángel Moratinos no dijo si la crisis ecuatoriana será ocasión para trabajar conjuntamente con Estados Unidos, como sugirió que habían acordado hacer en el caso de Venezuela y Cuba. España es, después de Estados Unidos, el país donde hay más emigrantes de origen ecuatoriano. Reacción del Congreso Tras el decreto de estado de emergencia, no se han hecho esperar las reacciones de la de oposición, que calificaron la medida como un acto dictatorial. Diputados de los opositores Partido Socialista, Izquierda Democrática y Partido Social Cristiano hicieron un llamamiento a una sesión urgente del Congreso. Los parlamentarios de la oposición se autoconvocaron ayer con el fin de declararse en sesión permanente y derogar el decreto de emergencia. Sin embargo el presidente del Congreso Nacional, Omar Quintana, del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE) y afín al ex coronel Gutiérrez, dijo que la solicitud de la oposición sería analizada en su momento y minimizó las manifestaciones en la capital. Quintana recordó que la Cámara tenía previsto reunirse el próximo martes. El prefecto de Pichincha, Ramiro González, quien ha liderado la oposición ciudadana en la capital, junto al alcalde Paco Moncayo, dijo que un presidente que ha violado la Constitución de manera permanente no puede seguir en el puesto y debe iniciarse un juicio político en el Congreso. Mientras tanto, en el Puerto de Guayaquil, de momento no se han producido reacciones por parte de la población. El pasado febrero, en la capital económica de Ecuador se realizó una manifestación de unas 100.000 personas en contra del Gobierno, encabezada por el alcalde, el socialcristiano Jaime Nebot. No obstante, el alcalde de Guayaquil señaló que la única forma de salir de la actual crisis es que el Congreso cese la resolución inconstitucional de diciembre de 2004, por la cual se designó a la Corte Suprema presidida por Guillermo Castro que el viernes pasado fue disuelta por Lucio Gutiérrez. El Parlamento debe aprobar una nueva ley para constituir una nueva CSJ que asegure la transparencia de la Justicia. Gutiérrez, junto a su hermano Gilmar, tras declarar el estado de excepción EPA El controvertido ex presidente Bucaram, en el origen de la crisis ABC MADRID. El origen de esta enésima crisis en Ecuador, en este caso político- judicial, se remonta a noviembre de 2004. La Corte Suprema de Justicia (CSJ) se alineó entonces con la oposición en una frustrada moción de censura contra el presidente, Lucio Gutiérrez, por corrupción. Precisamente el ex coronel llegó al poder a través de las urnas en 2002 bajo la bandera del populismo y la anticorrupción, dos años después de respaldar la rebelión indígena que derrocó al presidente Jamil Mahuad. El pasado diciembre, Gutiérrez logró que 52 de los cien miembros del Congreso unicameral votara a favor de la destitución de los jueces. Expertos judiciales tacharon de inconstitucional esa votación. Y los opositores hablaron de un pacto non sancto entre Lucio Gutiérrez y Abdalá Bucaram para renovar al Supremo y librar al ex presidente de sus cargos como supuesto pago por los votos clave de su formación, el populista Partido Roldosista Ecuatoriano, en el momento de bloquear la moción de censura contra el actual mandatario. Las protestas populares comenzaron cuando el Gobierno reestructuró la Corte Suprema con el propósito de terminar con el supuesto control del tribunal por parte de la oligarquía a la que relaciona con el conservador y opositor Partido Social Cristiano. Al frente de la Corte nombró a Guillermo Castro, amigo personal de Bucaram. Las protestas se radicalizaron después del 31 de marzo, cuando la CSJ exculpó de los cargos de corrupción a los ex presidentes Bucaram y Gustavo Noboa, así como al ex vicepresidente Alberto Dahik, lo que les permitió abandonar sus refugios en el extranjero. El controvertido ex presidente Bucaram regresó a su Guayaquil natal el pasado día 2, después de ocho años de exilio en Panamá, lo que aumentó la tensión política en Ecuador.