Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión DOMINGO 17 4 2005 ABC M. MARTÍN FERRAND Moratinos, lejos de vestir el gris diplomático de los de su oficio, es un modelo de diplomático gris ATAJOS Las coaliciones sucesivas del Partido Socialista de Euskadi con el PNV, así como la trayectoria del actual gobierno tripartito en Cataluña, ilustran la dependencia inevitable del socialismo respecto de los nacionalismos bo del zarismo. Pero este tiAY quien se empeña topode interpretaciones pragdavía en sostener que la máticas no explican por alianza de la izquierda qué los bolcheviques, tras con los nacionalismos es una cohacerse con el poder, siguieyunda contra naturaleza, forzaron propiciando el desarroda por la carencia de proyectos llo de los programas de dique aqueja a la primera desde la chas organizaciones, hasta caída del Muro. Nada más lejos JON JUARISTI el punto de convertir el nuede la verdad: una revisión aprevo Estado en una unión de surada del espantoso siglo XX repúblicas desechando el modelo rerevela que ninguna de las revoluciovolucionario hasta entonces más nes triunfantes, de 1917 en adelante, prestigiado en la tradición marxista prescindió de la movilización de los (es decir, el jacobinismo francés) Pairredentismos. La fusión electoral de ra dar con la clave del problema basETA con un grupúsculo marginal ta observar lo que sucede con todo que se proclama comunista remeda movimiento nacionalista: mientras grotesca y rezagadamente lo que en está en la oposición defiende las saun pasado todavía cercano constitugradas costumbres, usos y tradicioyó el sustrato necesario de toda avennes del pueblo oprimido, haciendo gatura totalitaria, ya fuese nacional- sola de un conservadurismo desafiancialista o social- nacionalista (el orte, pero los nacionalismos victorioden de sumandos no altera la suma) sos destruyen la herencia cultural y Las coaliciones sucesivas del Partido moral de las comunidades liberadas Socialista de Euskadi con el PNV, así con más celeridad y eficacia que cualcomo la trayectoria del actual gobierquier burocracia socialista. Tanto en no tripartito en Cataluña, ilustran la Rusia como en Yugoslavia o en Chidependencia inevitable del socialisna (para no hablar de tantas antiguas mo, incluso en sus variedades democolonias ni de Camboya, el modelo cráticas, respecto de los nacionalismás logrado) los comunistas se valiemos. Conviene plantearse, ante todo, ron de los nacionalismos como inspor qué la izquierda ha necesitado trumentos de modernización o, si se siempre la colaboración de unas ideoprefiere, como armas para destruir el logías y unos movimientos teóricaviejo mundo: o sea, los vínculos que mente burgueses y reaccionarios. daban cohesión a las sociedades tradicionales (solidaridades familiares, E ha tendido a ver en la defensa jerarquías y cuerpos intermedios, que hizo Lenin del derecho de las mutualidades gremiales, dialectos y nacionalidades del imperio ruso a la culturas comarcales) y los sistemas autodeterminación una maniobra pade valores que los fundamentaban. ra atraerse a las organizaciones naComo vectores de secularización, los cionalistas en la fase de acoso y derrinacionalismos no tienen rivales comparables. Al situar la nación sobre cualquier otro valor, se constituyen en sucedáneos emocionales de las religiones trascendentes. La crítica marxista de la religión difícilmente habría podido competir con los paganismos nacionalistas (las nuevas religiones sacrificiales de la nación) en la descristianización de las poblaciones. No es casual, en tal sentido, que Polonia, cuyo nacionalismo fue aplastado por los soviéticos, se convirtiera en el talón de Aquiles del bloque comunista. Tanto en el caso polaco como en el muy semejante del Tíbet, el patriotismo encontró su cauce de expresión en sendas instituciones religiosas de amplísimo arraigo, dirigidas por personalidades excepcionales. La catástrofe general de las repúblicas ex soviéticas y ex yugoeslavas muestra, por el contrario, los efectos deletéreos de la combinación de comunismo y nacionalismo, ante la que no supieron oponer los patriarcas de las iglesias ortodoxas (identificados con las versiones más fanáticas de sus respectivos nacionalismos) una resistencia firme y heroica, como la de los cardenales polacos Wyszynski y Wojtyla o, todavía hoy, la del Dalai Lama. O todo en la historia reciente de Polonia ha sido ejemplar. La página negra del antisemitismo sigue enturbiándola, a pesar de la nobilísimay conmovedora asunción de la culpa colectiva por el mejor de sus hijos, precisamente el más limpio de sospecha, el primer Papa de la Historia sin sombra de prejuicios antijudíos. Pero la vía polaca a la democracia evitó los atajos nacionalistas en los que tantas otras transiciones se empantanaron. En un día como el presente, crucial para la suerte de nuestro propio país, no está de sobra recordarlo. EL MINISTRO ESTÁ SATISFECHO M EL Brooks y Buck Henry crearon para la NBC una comedia de situación que, estrenada en TVE en 1968, es una divertida caricatura de los agentes secretos al estilo de James Bond: El superagente 86 Su protagonista, Don Adams, en el papel de Maxwell Smart, aún sigue dando vueltas por las programaciones alegales, ilegales y perilegales que completan el repertorio más capilar y periférico de la muy singular oferta audiovisual española. En las ensoñaciones de Gobierno que, como suele suceder a los soldados que llevan en la mochila el bastón de mariscal, asaltaron a José Luis Rodríguez Zapatero en su larga e inane ocupación de escaño en el Congreso de los Diputados, seguro, le llegó a la cabeza una contrafigura del popular agente de C. O. N. T. R. O. L. un ministro de Exteriores capaz de enfrentarse a K. A. O. S. -la organización de los malos- -y a cuanto fuese necesario para, siempre al servicio del talante y con un toquecito antinorteamericano, que viste de progre, hacerse cargo de unos de los capítulos centrales y definitivos de un Gobierno que se precie. El resultado, que no defrauda el diseño aunque resulte atípico en los usos occidentales, es Miguel Ángel Moratinos, propalestino por la gracia de Alá. Al igual que su modelo en la televisión le cuadra la expresión ¿puedes creerlo? con la que el superagente, utilizando su zapatófono, defendía sus errores y demasías frente a su jefe Thaddeus. El último episodio de la comedia que, con dirección del propio Zapatero, interpreta Moratinos ha tenido como invitada especial a la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, que, como es señora de armas tomar y no ha perdido la memoria, le aplicó al jefe de la diplomacia española el más estricto reglamento, algo tremendamente cruel que, por lo general, sólo se le aplica al enemigo descarado. No podía ser de otro modo tras el procedimiento con el que, después de ofender el paso de la bandera de las barras y las estrellas, Zapatero retiró nuestras tropas de Iraq o, más recientemente, de Castro a Chávez, se ha ejercitado en la poca amistosa pirueta de tocarle los bajos al poder de Washington. Moratinos, que lejos de vestir el gris diplomático de los de su oficio es un modelo de diplomático gris, no supo sacarle a la señora Rice ni una sonrisa ni una fotografía y, según su propia declaración, la visita a la capital de los EE. UU. ha servido para aclarar los malentendidos que vienen marcando desde hace un año las relaciones entre los dos países. ¿No habíamos quedado en que eran magníficas? Como está en su obligación, el superministro Moratinos, según el modelo del superagente Smart, utilizó su zapatófono para reportarle al jefe que esté totalmente satisfecho -es decir, nada insatisfecho- -por el trato recibido y el protocolo aplicado. Es natural. En atención a que George Bush y Zapatero se encontrarán después del Rocío Moratinos fue autorizado a salir por la puerta principal. H N S REVISTA DE PRENSA países que apoyar la expansión de las libertades y mantener relaciones con los EE. UU. que es la mayor democracia del mundo Sobre el apoyo de España y Portugal a los EE. UU. en la guerra de Irak, el ex jefe del Ejecutivo considera que fue una decisión correcta ya que dos años después los iraquíes caminan a pasos firmes hacia la democracia En la entrevista, Aznar hace un repaso de las relaciones bilaterales entre ambos países ibéricos y cree que una mayor integración económica será siempre positiva para la economía de nuestros países. Lo mejor para una empresa española es el crecimiento económico de Portugal El ex presidente español cree que sería positivo prestar atención a las excelentes reformas que están ocurriendo en algunos de los países de Europa Oriental BELÉN RODRIGO Aznar y su apoyo a los EE. UU. El ex presidente del Gobierno, José María Aznar, analiza las relaciones entre Europa y Norteamérica en una entrevista exclusiva concedida a la revista lusa Premio, en la cual afirma que los Estados Unidos demostraron saber salir de los problemas económicos de una forma mucho más airosa que Europa. La flexibilidad de la economía americana permitió ajustes menos traumáticos Aznar recuerda que tanto Portugal como España son históricamente países atlánticos y que pocas cosas son más benéficas para ambos Un nuevo diálogo en el Líbano La designación del diputado pro sirio Nagib Miqati para formar un nuevo Gobierno en el Líbano denota que habrá un diálogo y un acercamiento entre el poder pro sirio y la oposición, así como el inicio de un cambio democrático según el diario An- Nahar. Este rotativo cree que la designación encarna la reconciliación y muestra que la amistad con Siria no significa hostilidad para la oposición Por su parte, el diario As- Safir tituló Sorpresa democrática después de un suspenso S. I.