Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 16 4 2005 Los sábados de ABC 93 OCIO Y NEGOCIO VIVIMOS COMO SUIZOS ROSA BELMONTE En el centenario de la muerte de Julio Verne, Disneyland París cuenta con una nueva lanzadera para viajar de la Tierra a la Luna UN PLAN MALIGNO stoy empezando a creer que existe un plan maligno para acabar con los feos. Muchos años después de Los Sirex y de Boris Vian. Yo, por si acaso, he dejado de tratar a los que conozco con el fin de no echarlos de menos, porque acabas cogiéndoles cariño. Es todo tan absurdo que si llamas negro a alguien te pueden hasta detener; si lo llamas feo, no. Y no es menos ofensivo. Quizá llegue un momento en que, como minoría, se hagan valer. Juanma Bajo Ulloa, a propósito de su última película, señala que vivimos en una sociedad obsesionada por la belleza. Pues sí, para qué vamos a engañarnos. A ver. Se reinventa a los Tres Tenores (ya un horror como concepto) con cuatro tíos buenorros que cantan espantos como Nella fantasia versión cantada de la famosa pieza El oboe de Gabriel de Morricone (de La Misión algo casi tan penoso (bueno, no tanto) como King Africa perpetrando Paquito el Chocolatero (que ya es perpetrar) No sé, a mí ese invento de Il Divo me suena a chiste. Estaban un suizo, un francés, un americano y un español... Y dicen: Cantamos bien y además somos guapos como si lo del bonito envoltorio fuera secundario. Supongo que no se creerán semejante afirmación. No es que éstos trabajen la ópera precisamente pero lo cierto es que ya no se puede ser gordo ni para cantar ópera (como sigamos así, lo próximo será el sumo) Ahí está Anna Netrebko, la espectacularmente guapa soprano rusa (no me cabe duda de que Rusia es la gran reserva de bellezas femeninas) Incluso para aparcar coches es conveniente ser guapa. Al menos en Los Ángeles, donde existen varias compañías de aparcacoches que sólo emplean mujeres. Lo importante, claro, no es que sean mujeres sino que sean mujeres guapas. O al menos ese espécimen que consiste en ir de tía buena, que suele dar el pego. Las chicas, perfectamente maquilladas, con sus pantalones Capri y camisetas ajustadas, dan palique a los clientes y se encaminan a traerles el Aston Martin. Los Ángeles es uno de esos sitios diabólicos donde ser feo está muy mal visto. Mucha culpa la tiene la cirugía plástica. La belleza siempre ha sido la mejor carta de recomendación, pero el acceso de las masas a la cirugía ha favorecido la disparatada adoración a la bicha. Aunque peor ha resultado el acceso de las masas a las drogas. Que luego vas, coges una maza, y en lugar de dedicarte a la gimnasia rítmica, te da por machacar a tu familia. Ríete tú de los planes malignos. E En el centenario de la muerte de Julio Verne, Disneyland París cuenta con una nueva lanzadera para viajar de la Tierra a la Luna Disneyland París crece con una nueva atracción de vértigo: Space Mountain: Mission 2 inaugurada estos días. Este nuevo salto en el vacío de la diversión ha requerido dos años de trabajo y la intervención de más de cuatrocientos especialistas El viaje más rápido a la galaxia Spac TEXTO: CARMEN ANIORTE e Mountain: Mission 2 la última gran atracción de Disneyland París, proporciona un fantástico viaje a ese lugar que los aventureros conocen como la última frontera, un periplo hacia el infinito y más allá, como diría Buzz Lightyear, el personaje de Toy Story En palabras de Peter ingeniero jefe de esta peculiar montaña rusa, es un nuevo concepto de atracción, en el que la diversión y la sobredosis de adrenalina se combinan con el conocimiento científico Agujeros negros, cometas, meteoritos, constelaciones, supernovas, nebulosas, ga- laxias e incluso un eclipse desfilan ante los atónitos ojos de los viajeros- -los ingenieros los llaman exploranautas -en un baile que tiene una duración estimada de dos millones de años luz, pero que en la atracción se reduce a dos minutos. Esta última cifra puede parecer pequeña, pero el ritmo y la fantasía que proporciona el recorrido es muy apreciable. Space Mountain en tan sólo diez años, ha conseguido convertirse en todo un clásico en el mundo de las atracciones. No sólo fue la primera montaña rusa en utilizar una catapulta inclinada como sistema de lanzamiento, sino también la pio- nera en usar un sistema de audio a bordo. Además de movimiento- -que lo hay- -la música es pieza importante, ya que cada momento del recorrido está sincronizado con la banda sonora. Los responsables del parque han decidio hacer unas modificaciones a la primitiva Space Mountain y darle más velocidad. Inspirada en la conocida novela del escritor Julio Verne De la Tierra a la Luna desde 1995 han enviado al satélite a millones de visitantes. Desde el pasado 9 de abril, un nuevo e inimaginable viaje hasta los confines del universo se ha abierto ante los ojos de los exploronau- tas Además, para hacer más real todo lo que allí sucede los responsables de Disney han contado con la inestimable ayuda de expertos espaciales, como el astrofísico Francis Rocard, el ingeniero espacial Luc Mayrad y también los cosmonautas europeos Patrick Baudry, Umberto Guidoni y JeanFrançois Clervoy. Todo ellos han conseguido ir al lugar al que el resto de los mortales solamente podemos acudir con la imaginación, aunque ahora con esta atracción, y como le decía Rick (Bogart) a Ilsa (Bergman) en Casablanca siempre nos quedará París... ¿O no?