Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
98 VIERNES 15 4 2005 ABC Deportes Mourinho y Benítez enseñan a los ingleses a jugar en Europa Elogios unánimes a los dos técnicos, que se enfrentarán en semifinales ENRIQUE ORTEGO MADRID. Seis años después de la final del Camp Nou que el Manchester ganó al Bayern Múnich en dos minutos, un equipo inglés se jugará de nuevo el título de la Champions Chelsea o Liverpool. Mourinho o Benítez. Dos técnicos ibéricos que han conquistado el fútbol inglés cada uno a su manera, pero ambos con un trabajo concienzudo y bien planificado que ya concede resultados. El portugués, en guerra con el mundo, lo hace desde una arrogancia y egocentrismo que no formaba parte de su personalidad hace apenas tres años. El español, desde la responsabilidad y seriedad que marca su carácter. Inglaterra les considera dos maestros que han enseñado a sus equipos a jugar y ganar en las competiciones continentales desde su primer año. A ser competitivos por encima de cualquier otra circunstancia. Además no se olvida que Mourinho y Benítez ganaron con el Oporto y el Valencia, respectivamente, la Liga de Campeones y la UEFA la temporada pasada. Es evidente que el juego del Chelsea- -gran defensa, balones largos y contragolpe- -y del Liverpool- -más elaboración, pero menos calidad- -no llena todos los sentidos, pero también es verdad que los blues han tenido momentos de buen fútbol y que los reds si no han jugado mejor, posiblemente haya sido por su racha de lesiones. Lo que queda de la Champions Semifinales, ida Milán- PSV (martes 26 de abril) Chelsea- Liverpool (miércoles, 27) Semifinales, vuelta Liverpool- Chelsea (martes 3 de mayo) PSV- Milán (miércoles 4) Final 25 de mayo en el estadio Ataturk de Estambul (Turquía) Resacas muy diferentes En ambos casos, mandan los datos. El Chelsea ya ha ganado la Copa de la Liga, precisamente al Liverpool, y el día 23, con once puntos de ventaja ahora, puede ganar matemáticamente la Premier si vence al Fulham y si tres días antes, el 20, se impone al Arsenal. De ser así ganaría su segunda Liga, cincuenta años después y el mismo día que cuando derrotó al Sheffield Wednesday (3- 0) El Liverpool, amén de esa final de la Carling Cup perdida después de adelantarse en el marcador, lucha en la Premier por el cuarto puesto- -el Everton le saca cuatro puntos- que le daría plaza en la previa de la próxima Liga de Campeones. La resaca de Mourinho y Benítez para semifinales ha producido en los dos técnicos reacciones bien distintas. José fue Mourinho en el mismo estadio Olímpico marchándose al hotel en un taxi a los dos minutos porque no le gustaba la localidad en la que le había ubicado el Bayern- -cumplía su segundo partido de sanción- Y continúo ejerciendo de sí mismo horas después en el vuelo de regreso a Londres, donde dijo que se consideraba un entrenador especial en un equipo importante Benítez, en plena celebración de sus jugadores en Delle Alpi, ya impartía instrucciones para el futuro Rafa también fue Benítez, pero sin montajes. Unos minutos después de clasificarse, mientras sus jugadores celebraban el éxito con sus aficionados sobre el mismo césped, se acercó a Hippya primero y después a Carragher para comentarles acciones del partido. Y con ostensibles gestos, que se observaron desde la tribuna, intentaba corregirles posiciones. Después todo el equipo, los que jugaron y los que no, estuvieron veinte minutos dando vueltas al campo, aunque ésta decisión corresponde más al profesor Ayestarán, que es tan metódico y meticuloso como su jefe. De tal palo, tal astilla. Benítez no se excedió lo más mínimo en la celebración. Ayer dispuso un entrenamiento y mantuvo el nivel de concentración de cualquier día normal. ¿Mourinho y yo dos maestros? Somos dos entrenadores que hemos venido a trabajar y que si podemos enseñar algo pues lo intentaremos, o mejor dicho, lo estamos intentando El Chelsea repite semifinal tras perder el año pasado con el Mónaco y el Liverpool llevaba 20 años de espera. AP Un ultra del Inter, castigado con tres años sin pisar un estadio El presidente, Massimo Moratti, asegura que no venderá el club, que hoy se enfrenta a una dura sanción por parte de la UEFA, a pesar de las presiones de los violentos ABC MILÁN. El eco mundial del escándalo provocado por los ultras del Inter durante el derbi milanés de la Liga de Campeones ha obligado a las Fuerzas de Seguridad y a la Justicia italianas a tomar medidas inmediatas y ejemplares. La Policía detuvo el miércoles a cuatro hinchas violentos, como presuntos responsables del masivo lanzamiento de bengalas al campo, y los puso a disposición judicial. El juez que lleva al caso ha decidido como medida cautelar que uno de los jóvenes, de 21 años, fontanero de profe- sión y residente en Lodi, no pueda entrar en los campos de fútbol durante un periodo de tres años. Durante este tiempo está obligado a presentarse en las dependencias policiales para firmar en el registro durante el horario en que se disputen los partidos. Este joven radical, como el resto de alborotadores detenidos, será procesado en breve por los lamentables hechos que obligaron a la suspensión del partido. Por otro lado, Massimo Moratti, accionista de referencia del Inter, ha señalado su voluntad de mantenerse al frente de la entidad, pese a los tristes incidentes protagonizados por sus seguidores: No abandono. Las situaciones difíciles no me cansan; es más, me dan más ganas de defender al club. Ha sido chocante ver lo que ha acontecido. Me han venido las ganas de pedir excusas por aquello que veía