Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Cultura VIERNES 15 4 2005 ABC La Catedral de Burgos abre sus puertas al arte contemporáneo Miquel Navarro y Carmen Calvo mostrarán desde el 26 de mayo dos retablos en una capilla del claustro b Burgos se suma al restableci- TOROS FERIA DE ABRIL miento de las relaciones iglesia- arte. Junto a los dos retablos, ambos artistas valencianos exhibirán en el templo una muestra de su obra NATIVIDAD PULIDO MADRID. La iglesia ha sido uno de los grandes mecenas artísticos a lo largo de la Historia. Pero, a causa de la desamortización de Mendizábal- -comenta Matías Vicario, presidente del Cabildo Metropolitano de la Catedral de Burgos- se encerró en sí misma, aunque en los últimos 200 años ha habido intentos de un nuevo acercamiento entre iglesia y arte. El Concilio Vaticano II supuso un punto de inflexión con la entrada de aire fresco. Acercarnos a los artistas es fundamental para la iglesia; los artistas, sean creyentes o ateos, son amigos de la iglesia, porque reflejan la belleza de Dios En los últimos años hemos visto cómo los templos acogían Las Edades del Hombre, el Monasterio de Silos abría sus puertas al arte contemporáneo, Rafael Moneo daba vida a la Catedral de Los Ángeles o Miquel Barceló diseñaba una capilla y las vidrieras de la Catedral de Palma. Ahora es la Catedral de Burgos la que se suma a este coqueteo del clero con el arte contemporáneo gracias a un encargo muy especial: Miquel Navarro y Carmen Calvo han creado sendos retablos (de 3 por 2,5 metros, 300 kilos y un presupuesto de 180.000 euros cada uno) que se mostrarán en una capilla del claustro y se quedarán de forma permanente en la Catedral. La idea es que se exhiban en el futuro museo de arte contemporáneo que se va a hacer en el claustro bajo de la Catedral (el alto acoge los tesoros del templo) Por el momento no se ha desvelado el secreto, aunque se sabe que los dos han empleado el pan de oro. El primero ha realizado un relieve escultórico en oro y azul, con varios planos que se superponen, en el que no faltarán espiritualidad y poesía. Carmen Calvo, por su parte, recreará los objetos apostólicos en un retablo de madera tallada y policromada con una gran cruz en el centro. Torero doblón de Rivera Ordóñez, que cortó dos orejas MILLÁN HERCÉ La felicidad total de Rivera Ordóñez y Jandilla Real Maestranza de Sevilla. Jueves, 14 de abril de 2005. Decimocuarta corrida. Lleno. Toros de Jandilla, muy desiguales de presentación; manejables menos el mal 1 excepcional el 6 premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre; un sobrero (4 bis) de Núñez del Cuvillo, desigual y cambiante. César Rincón, de tabaco y oro. Estocada tendida (silencio) En el cuarto, pinchazo y estocada caída (silencio) Javier Conde, de tabaco y oro. Bajonazo (bronca) En el quinto, puñalada (gran bronca) Rivera Ordóñez, de nazareno y oro. Dos pinchazos y estocada (silencio) En el sexto, estocada ladeada (dos orejas) Salió a hombros por la puerta principal. banderillas con bravura. Un trincherazo soberano presentó series de derechazos muy largos, con la figura del torero excesivamente arqueada, con el cite en uve y la colocación al hilo, con la virtud de que nunca le enganchó la tela. Ésa fue la mayor virtud, ésa y la única serie de naturales, cuando se compuso más para recordar al Rivera de 1996. Vuelta a la derecha, el toro seguía haciendo el avión hasta donde Rivera lo enviase. La gente era feliz; el gentío fue feliz desde que hizo desmonterarse a Joselito Gutiérrez tras quedarse con un palo en la mano; el público siguió siendo feliz tras la estocada; y consumó el éxtasis en la petición de una oreja. Entonces, ¿cuántos pañuelos solicitaron la segunda? A tiro se le hubiese puesto la Puerta del Príncipe a Francisco Rivera Ordóñez de haber logrado entonarse, al menos como luego, con el tercero, de encastado pitón derecho. Las verónicas del saludo sí que calaron con verdad. Como las de Rincón a un astifinísimo sobrero de Núñez del Cuvillo, que engañó hasta al propio matador. Toro de difícil juicio, desigual en las embestidas, remiso tras el torero principio, entre la rayas, condicionado todo por Eolo. Escarbó mucho, tardeó, repuso a los tobillos sobre la izquierda y siguió hasta el final los derechazos mandones hacia los adentros. Pero cuando vio al torero descubierto en un par de veces arreó con mal estilo. ¿De la raya hacia fuera hubiera sido otro? He ahí la incógnita. El que no hubiera sido otro fue el primero, de bastas hechuras, que arrollaba no sin sentido. Conde logró cabrear de verdad con su inhibición, y eso que el aire del amplio segundo no admitía dudas sobre su buena condición; al quinto ni lo dejó ver con puyazos tremebundos, capotazos infames y un trasteo de birlongo. Miquel Navarro y Carmen Calvo, ante la Catedral de Burgos han sido fructíferas desde el Paleolítico Ha habido una búsqueda deliberada de la belleza, dice el comisario, para estar a la altura de los tesoros de la catedral Aunque el proyecto es ya una realidad, no esconde que tuvo al principio un falso prejuicio Pensé que la catedral de Burgos era un bastión inexpugnable. Para nada; todo han sido facilidades El apoyo económico ha corrido a cargo de Caja de Burgos. Su director adjunto, Javier Vicente, comenta que les pareció muy interesante una idea tan novedosa y experimental: Veremos cómo la acoge el público; si funciona bien, seguiremos en esta línea Se trata de un proyecto con vocación de continuidad. Tanto Navarro como Calvo reconocen que han trabajado con absoluta libertad; no se han reprimido ni autocensurado en sus obras por ser una catedral su lugar de destino. Si llegan las críticas serán bienvenidas, dice Matías Vicario, que promete: No mantendrá indiferente a nadie Búsqueda de la belleza Este encargo se completa con una exposición de estos artistas valencianos, Siglo XXI: arte en la Catedral de Burgos que se inaugura el 26 de mayo. En el patio gótico y un lateral del claustro se instalarán una ciudad de Miquel Navarro y cuatro vitrinas de Carmen Calvo, que encierran sus exvotos El proyecto se debe a Rafael Sierra, quien recuerda que las relaciones iglesia- arte, dos formas espirituales en las que el hombre siempre se ha refugiado, ZABALA DE LA SERNA SEVILLA. La felicidad del hombre es la esencia primordial de la vida. Y la máxima la aplicó a rajatabla la presidencia de la Maestranza, que de una tacada sentó en la gloria a Rivera Ordóñez y a Borja Domecq. Si para ello hay que patear el prestigio de una plaza, no importa. El objetivo es la felicidad. Ahí radica todo. ¿Qué más da la ética y la estética? La ética de que Alfonso Ordóñez asesore al usía de turno cuando torea su sobrino nieto parece cuestionable. Cuando ya se concede una segunda oreja por una faena sin estética, desaparece. La estética y la ética, ¡hágase la felicidad! Y para que sea completa, la vuelta al ruedo a un gran jandilla. ¡Ole! De una sola vez se ha pasado por la piedra a un soberbio toro de Núñez del Cuvillo o la inmensa faena de El Cid a un victorino. Y la televisión ayer presente. ¡Ole, ole y ole! Juro y prometo que los criterios de la feria no han tenido tan en cuenta la felicidad. Rivera Ordóñez no pudo salirse de la raya hacia fuera por el viento y, por tanto, no se pudo ver en los medios la calidad del jandilla, que se creció en