Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 Cultura EL GOBIERNO APRUEBA HOY LA LEY DE DEVOLUCIÓN DEL ARCHIVO DE SALAMANCA VIERNES 15 4 2005 ABC El jaque catalán El veredicto de los expertos: El pasado 23 de diciembre, el Comité de Expertos que el Ministerio de Cultura pactó con la Generalitat de Cataluña para resolver el contencioso del Archivo General de la Guerra Civil en Barcelona aprueba la devolución de los cerca de 20.000 legajos pertenencientes a la Generalitat al considerar justas y legítimas las razones que avalan dicha entrega. Una segunda conclusión aconseja la instauración de un procedimiento administrativo para dar cauce a las reclamaciones de reconocimiento de titularidad y posterior restitución de documentos. El borrador de la discordia. El Ministerio de Cultura elabora el primer borrador de un anteproyecto de ley en el que se garantiza la restitución de los 507 archivadores que contienen documentos incautados a la Generalitat republicana. Para el resto del fondo- -documentación privada confiscada a particulares, partidos, sindicatos y asociaciones- se establece que la devolución quedará en manos de la Dirección General de Archivos, que decidirá caso por caso. La propuesta, respaldada por la consejera de Cultura de la Generalitat, Caterina Mieras, choca frontalmente con Esquerra Republicana de Catalunya e Iniciativa per Catalunya- Els Verds, que rechazan la devolución en dos plazos. La Generalitat es la encargada de gestionar las peticiones de particulares. El borrador borrado: Las peticiones de ERC e IC- V fuerzan que la Generalitat presente un texto alternativo que incluye todas sus peticiones y que supondría la entrega de los papeles de particulares y la gestión de los legajos por parte de la Generalitat. Ruiz arremetió también contra el papel desempeñado por el secretario regional de los socialistas, al afirmar que es triste que el gran logro de Villalba no haya sido paralizar el traspaso sino conseguir que el proceso se adelante una semana y no dudó en emplazar a los socialistas de Castilla y León a boicotear la aprobación de la ley en el Congreso, que, recordó, requerirá en su momento los votos de los parlamentarios y senadores socialistas de Castilla y León, porque sin su aprobación no saldrá adelante Ruiz puntualizó además que es mentira que sólo se vayan a llevar los legajos referidos a la Generalitat, sino que con este anteproyecto cualquiera que se crea con derecho puede reclamar papeles. ¿Por qué Cataluña y el resto no? El Gobierno vasco o los sindicatos, por ejemplo, podrán también solicitar lo que consideren oportuno reflexionó. Los socialistas de Salamanca, contracorriente, se esforzaron por convencer a la opinión pública de que el anteproyecto redactado por el Gobierno se ajusta al dictamen de los expertos y puntualizaron que dejó nítidamente expresado cuáles eran sus recomendaciones para la salida de documentos dictaminando que a la Generalitat de Cataluña irían sus documentos y no los de particulares Caterina Mieras, consejera de Cultura catalana, brinda con cava ayer en la Feria del Libro Infantil de Bolonia EFE En Cataluña, una contenida satisfacción recibía la noticia de que la negociación sobre el Archivo de Salamanca terminará hoy con la ley aprobada a su gusto, mientras en Castilla y León era recibida con gran disgusto y difíciles quiebros de los socialistas salmantinos Tira y afloja, retira y aflige TEXTO: DAVID MORÁN Y A. B. H. BARCELONA VALLADOLID. El día empezó ayer caliente, aunque tampoco demasiado. La Ministra de Cultura anunció que la llamada Ley de Restitución y Transferencia a la Generalitat de Cataluña de los documentos y efectos incautados y depositados en el Archivo General de la Guerra Civil pasaría hoy mismo por el Consejo de Ministros y las fuerzas políticas catalanas se debatieron entre el silencio, tímidas valoraciones de satisfacción y guiños de optimismo contenido y alguna que otra nota discordante. Un contexto algo enrarecido que apenas reflejaba el tira y afloja que ha precedido todo lo relacionado con los papeles de Salamanca y que trató de animar a primera hora la consejera de Cultura de la Generalitat de Cataluña, Caterina Mieras, al asegurar en declaraciones a TV 3 que no sólo se recuperarían los documentos de las personas físicas, sino también los de las entidades jurídicas. Mieras desveló también que la Generalitat pasaría a ser depositaria del fondo y que los interesados tendrían que reclamar al Gobierno catalán para recuperarlos, por lo que se sobreentiende que el texto definitivo que llegue al Consejo de Ministros será el que recoja las reivindicaciones de ERC e ICV. A pesar de que el diputado de ICV, Joan Herrera, aludió a un pacto de silencio para no pronunciarse al res- pecto, no pudo evitar mostrar su satisfacción por el resultado de la reunión que mantuvieron el pasado miércoles una delegación del Ministerio de Cultura y represetantes de la Generalitat y en la que se pactó una contrapropuesta que comtemplaba las peticiones de independentistas y ecosocialistas. Mieras acercó un poco más las posturas entre Gobierno central y autonómico al reconocer que la Generalitat está a las puertas de un acuerdo definitivo y estimó en unos seis meses el tiempo necesario para que los papeles de Salamanca estén en Cataluña. Optimistas fueron también las declaraciones del conseller en cap de la Generalitat, Josep Bargalló, quien apuntó que el anteproyecto de ley responderá a las expectativas creadas genéricamente por las fuerzas políticas y la sociedad civil según informó Ep. Por su parte, la Comisión de la Dignidad manifestó ayer a través de Josep Cruanyes su satisfacción, aunque recordó que el daño moral podrá ser restituido, pero nunca el material No entendería otra solución que la devolución íntegra para llegar a una solución completa y satisfactoria añadió. Desde Turquía, el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, también se quiso sumar al contenido tono de euforia que se intuía ayer en el ambiente político catalán con una escueta valoración. Me parece positivo se limitó a decir. Más cauto se mostró el portavoz parlamentario del Partido Popular de Cataluña, Francesc Vendrell, quien recomendó esperar a conocer en profundidad el texto de la propuesta y el desarrollo de su debate en el Congreso para posicionarse. Aún así, Vendrell avanzó que si plantea el retorno de los documentos preservando a la vez la unidad del Archivo de Salamanca su grupo se vería satisfecho. La puja molesta en Castilla y León Por el contrario, en Castilla y León, donde el desmantelamiento del Archivo se vive ya como una cosa hecha que quedará en manos de los tribunales, las negociaciones del anteproyecto provocaron más malestar si cabe. El presidente de la Junta no se mostraba sorprendido por el espectáculo de puja vivido, mientras que su segunda de a bordo en el Gobierno regional, María Jesús Ruiz, criticaba duramente el anteproyecto por poner de manifiesto la servidumbre del Gobierno a ERC. Herrera emplazó a los socialistas de Castilla y León a boicotear la aprobación de la ley en el Congreso