Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional VIERNES 15 4 2005 ABC Chirac se juega su credibilidad en el referéndum europeo de Francia b Asegura que, frente al ultralibe- Los democristianos amenazan con romper la coalición de gobierno en Italia Berlusconi, acosado, podría optar por someterse a un voto de confianza b La Alianza Nacional de Gianfran- ralismo triunfante en la escena internacional, votar el proyecto de Tratado será votar a favor de una Europa organizada y humanista JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. Jacques Chirac intentó ayer frenar el rechazo popular contra la Constitución europea enfrentándose a ochenta escogidísimos jóvenes, cuando todos los indicadores pronostican un desastre, consecuencia de una grave crisis de credibilidad personal, con más paro, muchas promesas incumplidas y malísimos sondeos para el presidente, su gobierno y toda la elite política nacional. El gran debate televisivo de ayer estuvo precedido de una agria polémica. Los sindicatos de periodistas denuncian un montaje audiovisual preparado por Claude Chirac, la hija del presidente. Las redacciones de todas las cadenas del servicio público protestan contra el gran espectáculo El debate final confirmó las peores inquietudes. Los jóvenes que interrogaron a Chirac conocían muy poco el proyecto constitucional. Y los moderadores no siempre estuvieron a la altura del debate. Por su parte, el jefe del Estado hizo esta defensa del sí Frente al ultraliberalismo triunfante en la escena internacional, votar el proyecto de Tratado será votar por una Europa organizada y humanista En el terreno económico, político, diplomático e institucional, el principal argumento de Chirac fue la denuncia sin matices del ultra liberalismo presentado como riesgo amenaza y peligro co Fini, principal aliado del primer ministro y de Forza Italia, pide un cambio no de nombres, sino de programas políticos SERGIO MORA. SERVICIO ESPECIAL ROMA. La dolorosa derrota que sufrió el partido de Silvio Berlusconi en las recientes elecciones administrativas, en las que perdió 11 de las 13 regiones que controlaba, ha abierto una grave crisis en la coalición gubernamental italiana. Un cara a cara de cuatro horas entre los líderes de la coalición de gobierno- -la Casa de las Libertades- en la sede del Palazzo Chigi, en Roma, no fue suficiente ayer para encontrar un acuerdo entre coaligados en la forma de encarar la crisis. El primer ministro, Silvio Berlusconi, desearía arreglar el desaguisado con un ligero retoque ministerial, pero tendrá que ofrecer algo más. La Unión Demócrata Cristiana (UDC) liderada por Marco Follini, amenazó ayer con retirar del gobierno en bloque a sus tres ministros si Berlusconi no cambia de línea política. Pedimos que se apueste por el cambio- -dijo Follini- Estamos entre quienes no se resignan a que gane Prodi y la izquierda italiana Follini aseguró que le toca a Berlusconi mover pieza... escucharemos sus propuestas y, mañana- -por hoy- las evaluaremos El Nuevo Partido Socialista se unió a los disidentes democristianos. obligación de obtener el correspondiente voto de confianza para el final de la legislatura. Il cavaliere por su parte, defiende como no podía ser de otra forma la gestión de su Ejecutivo y no está dispuesto a modificar el rumbo, por lo que se opone a una crisis de gobierno o a la convocatoria de elecciones anticipadas. El partido ex neofascista Alianza Nacional, de Gianfranco Fini, el principal aliado de Berlusconi y de Forza Italia, también pide cambios. El primer ministro- -dijo Fini- -tiene que someterse a la confianza del Parlamento y explicar qué va a hacer por el Sur de Italia. Pedimos cambios no de ministros, sino de programas políticos Obrar en consecuencia El centro izquierda, a través de su líder, Piero Fassino, propuso que si el Gobierno carece de capacidad para salir de la crisis, que tome obre en consecuencia y no someta a Italia a todo un año de agonía Fassino subrayó que hasta el líder empresarial Luca Cordero de Montezemolo, nada sospechoso de izquierdismo, ha lanzado un grito de alarma similar al nuestro En la política italiana se respiran aires de crisis durante las últimas semanas y es patente el deseo de un cambio en profundidad, pero nadie parece tener prisas y son muy pocos los líderes políticos que querrían la convocatoria de unas elecciones anticipadas, visto el resultado cosechado en las administrativas. Silvio Berlusconi ABC La salida de los ministros de la UDC provocaría que Berlusconi tenga que presentarse ante el Parlamento con una nueva formación de gobierno y un nuevo programa, con la inexcusable RAMÓN PÉREZ- MAURA Una Europa organizada Ante un grupo de jóvenes interlocutores que comenzaban confesando no haber leído o no comprender apenas el texto sometido a referéndum el próximo 29 de mayo, Chirac denunció una y otra vez el fantasma del ultraliberalismo, enemigo de la visión organizada y humanista que dice defender. Cuando Francia tiene más paro y menos crecimiento que el Reino Unido, España o Irlanda, Chirac considera imprescindible frenar las corrientes ultraliberales que, a su modo de ver, quieren desmontar la Política Agraria Común que asegura el 80 por ciento de los precios protegidos de los agricultores galos. Cuando sus jóvenes interlocutores le pedían responsabilidades sobre el ascenso inquietante del rechazo popular al proyecto de Constitución, Chirac respondía siempre que es necesario aprobarla para poner coto a los ultraliberales LYNTON CROSBY, EL DE HOWARD HOWARD asi nadie duda que los laboristas británicos marchan hacia su tercera victoria consecutiva. Y sin embargo, los sondeos no les son tan favorables como cabría suponer. Es cierto que han logrado ser identificados por el electorado como el partido con el programa económico más creíble- -privilegio que los conservadores ostentaban desde 1931- -pero su ventaja de dos o tres puntos en las encuestas es vista con preocupación: se considera que es un respaldo blando Quizá por ello, la semana pasada el Financial Times publicaba una encuesta que daba cinco puntos de ventaja a los conservadores entre votantes probables los que de verdad importan. Al auge de los tories ha contribui- C do de manera decisiva la nueva imagen diseñada por un gurú electoral: Lynton Crosby. Crosby es el hombre que llevó a una nueva victoria al conservador John Howard en Australia el año pasado y ahora ha diseñado una campaña con seis ideas básicas para los conservadores británicos de Michael Howard: más policía, hospitales más limpios, impuestos más bajos, disciplina escolar, inmigración controlada y rendición de cuentas. Todo ello redondeado con una idea: Los conservadores piensan como usted La cuestión ahora es si los laboristas lograrán repetir la hazaña electoral de Thatcher en 1987. La comparación no es positiva: en dos legislaturas ella había aplacado a los sindicatos, quebra- do la inflación, ganado la guerra de las Malvinas, derrotado a la huelga de mineros, reformado y privatizado las industrias estatales, recortado los impuestos y logrado superavits presupuestarios además de estar a punto de ganar la Guerra Fría. En cambio, Blair tiene su principal logro exterior en la guerra de Irak, que sigue siendo muy impopular. Sus reformas de la Cámara de los Lores y de las tasas de enseñanza son muy contestadas, por no hablar de la desdibujada reforma de la sanidad pública con la creación de fundaciones hospitalarias. Y la mayor parte de las promesas de su manifiesto electoral han sido ya atacadas en las dos legislaturas anteriores con resultados decepcionantes: reducción de las listas de espera médicas, más voz de los padres en la gestión de los colegios, mayor represión del vandalismo... El laborismo aventajó a los conservadores en diez puntos en las últimas elecciones de hace cuatro años. Ésa es una ventaja que resulta muy difícil de borrar. Pero el cuestionamiento de Blair por parte de la opinión pública británica hace más que probable un resultado muy distinto al de 2001.