Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional VIERNES 15 4 2005 ABC López Obrador: No soy ni un populista ni un neoliberal, sólo quiero justicia El alcalde de la capital reitera su inocencia y que es víctima de un complot MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. Muy cerca del despacho que ocupó hasta hace una semana, en un hotel del Zócalo capitalino, el alcalde de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, se reunía ayer con los corresponsales extranjeros por segunda vez desde que Manuel López Obrador AFP asumió el cargo, hace cinco años. Y la primera desde que el Congreso le retirara la inmunidad para que responda por desacato a la justicia, ante su presunta desobediencia a una orden judicial que ordenaba detener unas obras municipales. El político tabasqueño, favorito en todas las encuestas ante las presiden- ciales de 2006, insiste en que su desafuero es un asunto político, un golpe a la democracia y no legal: Este asunto no tiene nada que ver con el Estado de Derecho, sino con que mi nombre no aparezca en la boleta electoral. No delinquí. No desobedecí. Hay pruebas: ahí están las obras sin terminar en esos terrenos. Nunca firmé un papel, ni di una orden asegura. -Usted acusa a la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) de obedecer consignas políticas, pero ésta afirma que nunca actuó de oficio, sino siguiendo la reclamación del juez al que usted, hipotéticamente, desobedeció... -La PGR miente. Aquí se lanzan la pelota unos a otros, pero todos coinciden en que no había otra opción; en que, tras el fallo del juez, se debía actuar. El Ministerio Público no es una oficina de trámites: es un órgano autónomo y puede no ejercer la acción penal. Nunca ha actuado en casos parecidos, sólo en el mío decidieron darle curso. Mientras, a los saqueadores del país no se les castiga. ¿Es usted un político populista, como se le señala? -Lo de populista forma parte de la propaganda en mi contra impulsada por Salinas (de Gortari, ex presidente del país) con el apoyo de Vicente Fox: todo el que no está de acuerdo con el régimen es un populista. Lo poco que se da a los pobres lo llaman paternalismo, pero lo mucho que se da a las minorías rapaces le dicen fomento. Sostienen que, como quiero acabar con una política económica fracasada y vengo de una lucha social desde la izquierda, no debo participar en las elecciones. Eso sí que es autoritarismo y es antidemocrático. Yo no soy ni populista ni neoliberal: sólo quiero justicia para México. Los que sufrieron el fraude patriótico (del Partido Revolucionario Institucional, PRI) durante 72 años justifican ahora el desafuero patriótico contra mí- -continúa López Obrador- Eso, un demócrata no puede permitirlo. El PRI y el PAN (Partido Acción Nacional, oficialista) representan lo mismo; se pelean en las elecciones locales, pero se ponen de acuerdo en la defensa de sus privilegios. ¿Son enemigos usted y el sector privado? -Sólo algunos miembros de las cúpulas empresariales. Mis problemas vienen de los empresarios beneficiados por Salinas. En el Distrito Federal hemos puesto de acuerdo la inversión privada con la inversión pública. La mayoría de los empresarios se han mantenido neutrales ante el desafuero. El alcalde populista, que encabeza invariablemente las encuestas políticas en México, volvió a asegurar que el PRD elegirá a su candidato el 31 de julio, y que él va a pedir ser el candidato