Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 14 4 2005 Cultura 61 ¿Biblioteca Ferlosio de Londres? Muy mal, muy mal: eso es para los muertos El escritor asiste a la presentación de su obra Un escrito sobre la guerra confesó a los periodistas que le había costado culminar el discurso que leerá el próximo día 23 en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá ANTONIO ASTORGA MADRID. Don Rafael, ¿qué le parece que el Cervantes tenga la intención de poner su nombre y apellidos a la Biblioteca del Instituto en Londres? Muy mal, muy mal- -responde Sánchez Ferlosio- Muy mal, porque eso es para los muertos; para los vivos no. En mi pueblo le quisieron poner mi nombre a un Instituto y les llevé a los tribunales Este espíritu tierno, tímido, sutil, locuaz, sabio, libre, incisivo, generoso, sublime, feroz, polémico e irónico de setenta y siete años que se llama Rafael Sánchez Ferlosio apareció anoche en el Círculo de Bellas Artes de Madrid y desplegó, una vez más, toda su generosidad cuando fue requerido. Fue un lujo poder disfrutar de la presencia de un creador que, por su timidez, no se prodiga en actos públicos y que el próximo día 23 dará lectura a su discurso Cervantes en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares. Un texto sobre Cervantes y el Quijote que, según confesaba, le ha costado Anoche, Rafael Sánchez Ferlosio asistía, como oyente, a la presentación de su libro Un escrito sobre la guerra parte del cual adelantó Blanco y Negro Cultural en febrero. El texto fue leído por Sánchez Ferlosio hace un b El premio Cervantes Graciela Montes y Ema Wolf reciben el Alfaguara de novela ABC MADRID. Como una novela que ejemplifica la literatura en su estado más puro fue definida El turno del escriba la obra con la que las argentinas Graciela Montes y Ema Wolf se alzaron con el VIII premio Alfaguara de Novela, dotado con 175.000 dólares y una escultura de Martín Chirino. Ayer tuvo lugar en Madrid el acto de entrega del galardón, que estuvo presidido por la ministra de Cultura, Carmen Calvo. Ambas autoras destacaron la coordinación y también las discusiones que habían tenido para escribir esta obra a cuatro manos cuya idea surgió mientras tomaban unas cervezas en un bar de Argentina llamado Marco Polo El reto era poder revivir la historia de un personaje real llamado Rustichello que en 1298 coincidió en Génova con una famoso mercader que decía haber llegado a los confines de Oriente. Las autoras sitúan la acción en la cárcel de Génova donde estaba preso Ristichello. Para las autoras, lo más fascinante de esta novela ha sido recrear una época espléndida de la historia y un momento clave hacia el salto a la modernidad. El presidente del jurado, José Manuel Caballero Bonald, remarcó que El turno del escriba que recrea una época fascinante de la humanidad, esconde una lección fundamental sobre la búsqueda de la libertad a través de la escritura y alabó las virtudes estilísticas de este texto, que es literatura en estado puro Sánchez Ferlosio, en una imagen de archivo año en Roma. Es un capítulo de una obra todavía en elaboración y que permanece inédita, Apuntes de Polemología La obra fue glosada por el rector de la Universidad de Alcalá, Virgilio Zapatero; por el presidente de la Red de Bibliotecas de Roma, Igino Poggiali, que le entregó a Ferlosio, en nombre del alcalde romano, Veltroni, la Medalla conmemorativa de la Fundación de Roma- -ciudad en la que nació el escritor- -y que lo definió como un ser hu- ELENA CARRERAS mano capaz de llegar al corazón de los problemas frente a quienes quieren imponernos el pensamiento único por el director del Cervantes de Roma, Javier Ruiz Sierra; por el ferlosiano Tomás Pollán, que desgranó la pieza, y por César Antonio Molina, director del Cervantes, que edita Un escrito sobre la Guerra Molina pidió permiso a Ferlosio para dedicarle la Biblioteca del Instituto en Londres: Allí tendrá siempre un lugar, don Rafael Rodríguez Adrados obtiene el premio González- Ruano de Periodismo por una Tercera de ABC J. G. C. MADRID. El helenista y miembro de la RAE Francisco Rodríguez Adrados obtuvo ayer el premio González- Ruano de Periodismo por su Tercera titulada Palabras como chicles publicada el 24 de noviembre de 2004. Se trata de un artículo en el que este colaborador de ABC critica el forcejeo de los políticos para cambiar el sentido de algunas palabras con la esperanza de influir en la realidad. Un artículo nada teórico, lleno de ejemplos como talante matrimonio gay género o nacionalidad términos todos de plena actualidad en el debate partidario. Los políticos inciden en el lenguaje casi siempre con trampa, con intención propagandística afirma el académico, muy satisfecho con el premio. Si se lo pedimos, encuentra precedentes históricos en estos cambios semánticos, pero reconoce que su uso hoy en día resulta masivo. En el artículo ganador se recuerda cómo talante y talento tienen un origen común en la medida que valía 6.000 dracmas en Atenas. Aprendemos que nación viene de nacer y que su uso moderno no admitiría que Cataluña o el País Vasco lo usasen. El lenguaje sirve para comunicarnos y para incomunicarnos- -explicaba ayer Adrados- pero a veces los políticos tratan de influir en la realidad o de imponer como general una realidad que sólo un mínimo acepta El académico no duda de que, en ocasiones, las expresiones arraigan, pero advierte de que, en la mayoría de casos, el lenguaje se venga: Mire Tercer Mundo un término nacido con optimismo para separar a los no alineados, pero que luego dio lugar al término tercermundista La vida pública es el reino del eufemismo y en ese disimulo semántico es donde Adrados encontró la veta para su artículo, porque ahora es masivo el mal uso de algunas palabras con fines políticos, para dar satisfacción a algunos colectivos El académico se refirió con ironía a determinados lobbies que pretenden que la Academia cambie acepciones de palabras, como los amigos del asno, que argumentan que es un animal muy listo y que el diccionario debe eliminar la acepción persona ruda y de muy poco entendimiento pero es que la Academia recoge el uso habitual Ahí no acaba la cosa. A nuestro Gobierno lo ve con talante a ratos y con talento... en eso habría mucho que hablar Y pone como ejemplo el anteproyecto de ley de Educación, que no tiene ninguno de los dos El jurado que concedió el galardón estuvo formado por Manuel Alcántara, Juan Fernández- Layos (presidente) Antonio Gala, Marcial Loncán (secretario) Antonio Mingote, Rafael de Penagos, Vicente Verdú, Alfonso Ussía, Fernando Savater y Antonio Muñoz Molina. El premio está dotado con 15.000 euros y una escultura original de Venancio Blanco. Francisco Rodríguez Adrados