Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Cultura JUEVES 14 4 2005 ABC Cabrera y Rivero, víctimas de los elogios del ministro de Cultura de Cuba b Abel Prieto afirmó que el premio La Universidad homenajea a Hawking y él reescribe sus teorías sobre el universo El cosmólogo presenta su nuevo libro y dice que no tenía un plan maestro b Brevísima historia del tiempo Cervantes y exiliado de la isla hizo dos libros fundamentales para la literatura cubana y que todos los leíamos en la Universidad TULIO DEMICHELI MADRID. La Alianza de Intelectuales Anti- Imperialistas convocaba ayer un insólito encuentro en Madrid con Abel Prieto en el Club Internacional de Prensa. El ministro comenzó denunciando que un país gobernado por una camarilla de genocidas y torturadores intente condenar a Cuba en la ONU por su política de derechos humanos, recordando Guantánamo o Abu Ghraib, cuando en Cuba jamás ha habido una ejecución extrajudicial, no se tortura a nadie ni hay presos por su opinión sino traidores (sic) Prieto consideró, además, que George Bush es el Anticristo más deplorable pues oye a Dios decirle que bombardee Faluya y que Amnistía Internacional en sus informes sobre Cuba repite lo que dice Bush aunque en otros temas opera con prestigio. Habría que ver con quién se informa de Cuba Tuvo Prieto palabras de ¿elogio? para Cabrera Infante: Hizo dos libros fundamentales para nuestra literatura: Tres tristes tigres y La Habana para un infante difunto algún cuento y alguna crítica de cine pero con su bilis, él se hizo mucho daño y se esterilizó Lamentó que, a pesar de las súplicas del régimen, nunca quisiera publicar en Cuba y se jactó de que en la Universidad todos los hemos leído También ¿elogió? a Raúl Rivero: Es el único intelectual y poeta entre los que fueron detenidos en 2003, pues el resto servía a una potencia extranjera. Si España, o cualquier otro país, estuviera en guerra con una potencia nuclear y su embajada organizara la disidencia, ¿no estarían juzgados y presos, o con un tiro en la cuneta? se publica en español seis meses antes que en inglés y es un esfuerzo para que los lectores se acerquen a la más avanzada ciencia JOSÉ MANUEL NIEVES OVIEDO. El patio central de la antigua Facultad de Derecho de la Universidad de Oviedo, que es el actual Rectorado, es un hervidero de gente nerviosa a las nueve y media de la mañana, una hora y media antes del homenaje de los científicos al genial cosmólogo británico, al que seguirá la presentación de su nuevo libro, Brevísima historia del tiempo que aparece en castellano seis meses antes que en inglés. Los dos actos serán consecutivos, en el Paraninfo y en el Aula Magna de la facultad, respectivamente. Stephen Hawking llega con más de media hora de retraso. A las once, la hora prevista para empezar, todos están en sus lugares, menos él. Invitados y autoridades ocupan sus asientos dentro y fuera del Paraninfo, en el que hay problemas de espacio. Llegan grupos de estudiantes para ver al que un alumno de Física define como el mejor divulgador después de Isaac Asimov El científico, ayer, durante la presentación de su libro física Salvador Ordóñez, secretario de Estado de Universidades, lo destaca como referente para los jóvenes investigadores, igual que el rector de la institución, Juan A. Vázquez. Un traductor va susurrando al oído del científico las diferentes intervenciones. Podría parecer- -dice finalmente Hawking- -que yo tenía un plan maestro para tratar sobre el universo y sus problemas. Pero no era así. No había plan maestro. Sólo he hecho lo que me ha parecido mejor en cada momento En el aula magna, al otro lado del patio, todo está listo desde hace tiempo. Hawking tarda cerca de veinte minutos en recorrer los cincuenta metros escasos que separan ambos lugares. Durante su breve pero intenso recorrido desde el Paraninfo, muchas personas quieren acercarse a él. EPA La física del futuro El heredero de la cátedra de Newton, a bordo de su silla de ruedas del futuro, recorre los estrechos pasillos, los viejos entarimados seculares, las espesas alfombras. Todo ha sido preparado al milímetro. En los escalones hay rampas, los desniveles se han corregido, todo el recorrido se ha ensayado previamente con una silla de ruedas, por si acaso... Y llega la hora de los elogios. Carlos Martínez, presidente del CSIC, trufa su breve intervención con numerosas citas en inglés que, para sorpresa de los asistentes, no se molesta en traducir. El consejero de Educación y Ciencia asturiano se refiere a Hawking como a una leyenda cuya física del futuro garantiza el futuro de la Le esperan Gonzalo Pontón, consejero delegado de Crítica (la editora del libro) y José Manuel Sánchez Ron, catedrático de Historia de la Ciencia de la Autónoma madrileña. El primero, para destacar que nunca antes de Breve historia del tiempo un libro de divulgación científica se había vendido tanto El segundo, para subrayar el trabajo científico de Hawking que, divulgaciones aparte, se cifra en más de doscientos artículos científicos publicados. Hawking, al final, se refirió al gran éxito de su Breve historia del tiempo el cual, según admitió, resultó muy difícil de entender para muchos de mis lectores. Esto fue lo que me motivó a escribir esta Brevísima historia... que, la verdad, no es más corta que la anterior. Aunque espero que sí más fácil de comprender