Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 JUEVES 14 4 2005 ABC Sociedad Los papables rompen su silencio y apuntan los grandes temas del próximo pontificado Ratzinger dispondrá de medio centenar de apoyos en la primera votación, según la prensa italiana b Martini y Rodríguez Maradiaga reivindican en sus discursos la apertura a una mayor colegialidad en la Iglesia, pero Ratzinger y Stafford buscan la continuidad JESÚS BASTANTE. ENVIADO ESPECIAL ROMA. A cinco días del comienzo del Cónclave que elegirá al sucesor de Juan Pablo II, algunos de los cardenales considerados papables han comenzado a hacer sentir su voz en la congregación de cardenales reunida esta semana en la Santa Sede para organizar todos los detalles de la sucesión papal. Si hasta la fecha había sido el cardenal Joseph Ratzinger quien marcaba las pautas del debate entre los príncipes de la Iglesia, las dos últimas jornadas han servido para que relevantes purpurados, algunos de ellos con gran peso entre los electores, salgan a la palestra y definan los que, en su opinión, serán los grandes temas que en el futuro habrá de plantearse el nuevo Papa. La discusión al modelo implantado por Ratzinger vino de la mano del cardenal emérito de Milán, Carlo María Martini, quien se ha mostrado especialmente activo en la petición de la palabra durante las últimas congregaciones. Según diversos medios, el purpurado jesuita (considerado durante años el sucesor natural de Juan Pablo II) se refirió en varias ocasiones a la colegialidad necesaria en el seno de la Iglesia para afrontar las nuevas demandas sobre familia, bioética y sexualidad así como su deseo de establecer nuevas normas que regulen la posible renuncia de un Papa cuando lo requiera su estado de salud. Las palabras de Martini fueron secundadas por uno de los papables el hondureño Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, quien reivindicó una cierta innovación en los planteamientos y las formas de la Iglesia. Por su parte, tanto Ratzinger como el norteamericano Francis Stafford han insistido en la continuidad y la defensa de la actual doctrina de la Iglesia. Reunión de la Congregación General de Cardenales, ayer, en el Vaticano REUTERS La primera misa por la elección, el domingo en San Juan de Letrán La Santa Sede publicó ayer el calendario de Eucaristías pro eligendo romano pontífice (para la elección del Romano Pontífice) que se celebrarán en la Ciudad Eterna con motivo del Cónclave. La primera de ellas tendrá lugar este domingo, a las diez de la mañana, en la basílica de San Juan de Letrán, la catedral de Roma. Al día siguiente, coincidiendo con el inicio del Cónclave, el cardenal Ratzinger presidirá una misa en San Pedro que estará abierta a los fieles. Desde el martes, y hasta la elección de Papa, habrá misas a las ocho de la mañana y las cuatro y media de la tarde, oficiadas por varios cardenales eméritos, como Canestri, Tomko, Mejía o Cottier. Ayer por la tarde tuvo lugar en San Pedro la sexta misa en sufragio del Pontífice, oficiada por el arzobispo Sandri. A las cinco de esta tarde presidirá la Eucaristía en San Pedro Su Beatitud Pierre Sfeir Nasrallah, patriarca de Antioquía. El Vaticano explicó ayer que todos quienes participen en el Cónclave, excepto los cardenales electores, habrán de prestar juramento de silencio sobre lo que observen tanto en la Casa Santa Marta como en el interior de la capilla Sixtina antes del cierre de las puertas. Dicha ceremonia tendrá lugar mañana a las cinco de la tarde en el Aula de las Bendiciones, y en la misma participarán, entre otros, el Secretario del Colegio Cardenalicio, los médicos yenfermeros y el personal encargado de las instalaciones vaticanas y mantenimiento, así como los encargados del transporte de los cardenales electores desde la residencia Santa Marta hasta la Sixtina y los ascensoristas del Palacio Apostólico. Ratzinger y Sodano se destacan Diversos medios italianos y del resto de Europa han coincidido en señalar los apoyos que está recibiendo el cardenal Ratzinger, y que podrían traducirse en alrededor de medio centenar de votos. Círculos cercanos al decano del Colegio cardenalicio aseguran que Ratzinger (quien este sábado cumplirá 78 años) únicamente aceptaría su candidatura si contase con una amplia mayoría desde el principio, aunque tampoco se descarta que finalmente el pur-