Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid CRISIS EN EL SEVERO OCHOA JUEVES 14 4 2005 ABC La Fiscalía pide a Sanidad trece historias clínicas para saber si hay indicios penales Serán remitidas a la Clínica Judicial Forense para emitir un informe pericial b Varios inspectores de la Conseje- ría trasladaron ayer cerca de 400 historiales del Severo Ochoa para custodiarlos en sus dependencias y proteger su confidencialidad S. ALLER N. COLLI MADRID. La investigación abierta por parte de la Fiscalía de Madrid para determinar si hubo sedaciones excesivas en el hospital Severo Ochoa de Leganés dio ayer nuevos pasos. La oficina del fiscal jefe de Madrid solicitó ayer por la tarde a la Consejería de Sanidad 13 de los 25 historiales clínicos apuntados por los inspectores del Gobierno regional como objeto de irregularidades e incidencias. Según fuentes de la Fiscalía, esta petición no significa que existan indicios de delito en los expedientes solicitados, sino que la investigación administrativa que encargó la Consejería de Sanidad a seis inspectores de su equipo dejó abiertas algunas dudas acerca de sedaciones excesivas sin pautar. De momento, el objetivo de los fiscales es enviar estos historiales a la Clínica Judicial Forense, que se encargará de realizar una valoración técnica de los documentos. Cada uno de los trece casos- -señalan fuentes de la Fiscalía- -será analizado de forma individualizada, lo que significa que se podrían interponer trece querellas- -y no una causa global- -en el caso de probarse irregularidades en la práctica médica ejercida en el Severo Ochoa. Tras conocerse la petición formulada desde la Fiscalía, el consejero de Sanidad, Manuel Lamela, señaló que hará llegar los 13 informes de forma inmediata La entrega, desde luego, no tendrá dificultad, sobre todo teniendo en cuenta que la Consejería recogió ayer esos documentos y otros cientos de historiales del Severo Ochoa para trasladarlos a dependencias del Gobierno regional. Proteger su confidencialidad Este traslado, realizado por varios inspectores del consejero Lamela, levantó nuevamente las críticas de algunos portavoces del Severo Ochoa, que calificaron el trasiego de historiales como un atentado contra la confidencialidad de los informes médicos Desde la Consejería llegó, en forma de comunicado, una explicación. Según su escrito, los servicios de inspección procedieron a retirar las historias clínicas y documentación adicional vinculadas a las denuncias sobre supuestas sedaciones para proceder a su custodia y facilitar así el trabajo de la Comisión de expertos que investi- Los expedientes médicos estarán a disposición del comité de expertos que analizará las denuncias gará, al margen de la Fiscalía, los casos. Además, aseguran, el nuevo emplazamiento de los historiales servirá para poner esa información a disposición tanto del fiscal como de la Comisión de evaluación cuando así lo soliciten En resumen, los responsables del Gobierno regional creen que con este traslado se podrá garantizar y proteger la confidencialidad de unos datos objeto de investigación y además, bastante polémicos. Desde el Severo Ochoa esta decisión, sin embargo, se interpreta de una forma diametralmente distinta. A su juicio, la medida vulnera la Ley General de Sanidad y deja indefensos a los profesionales y pacientes que figuran en esos historiales. Se trata, dicen algunos portavoces, de un atentado contra la confidencialidad de los informes médicos, que siempre se custodian en los propios centros sanitarios salvo que se produzca una orden judicial. En este caso, dicen, la Fiscalía ha solicitado 13 historiales y no 400, que es el número aproximado de documentos que han sacado esta tarde de los archivos del centro Los profesionales que apoyan la gestión llevada a cabo por el doctor Luis Montes- -el coordinador de urgencias destituido- -interpretan además el traslado como una puñalada del consejero Lamela. El motivo, las horas en las que se procedió a trasladar la documentación y que coincidieron, dicen, con una reunión entre responsables de la Consejería y miembros de la Junta técnico- asistencial del Severo Ochoa. En ese encuentro se debatía una vez más la composición del comité de expertos que investigará los supuestos casos de sedación irregular, un equipo de sabios ya elegido y para el que nunca ha habido consenso. De momento, la Comunidad y diversos órganos designaron ayer a los nueve expertos que les representarán en ese comité que deberá aclarar si hubo mala praxis Por ejemplo, en el caso