Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 14 4 2005 33 El fiscal pide trece historias clínicas para investigar posibles sedaciones irregulares La plaza de Tirso de Molina tendrá un mercado permamente de flores probadas? Se ha sedado a pacientes sin el consentimiento de sus familiares ni el suyo propio. En 57 casos no consta el consentimiento escrito, ni la mención del profesional en la historia clínica de que se ha pedido y se ha otorgado. Si eso no es grave, que salga alguien a explicarlo. Pero es que, además, hay otras irregularidades muy graves. En Leganés estaba prohibido sedar en urgencias por instrucciones internas del hospital. Y esa prohibición no se ha tenido en cuenta nunca. Habrá que investigar por qué. -Usted afirma que su error ha sido confiar en la lealtad de la oposición. Deduzco que entiende que todo lo demás lo ha hecho bien. ¿Cómo se ha llegado entonces a esta situación de alarma social? -Lo que está claro es que no me arrepiento de lo que he hecho y espero que no vuelva a encontrarme ante una situación así, pero volvería a actuar exactamente igual. -Es decir, que no va a rectificar en ningún sentido, aunque se demuestre que ha cometido errores... -Vamos a ver, está demostrado todo lo que le acabo de decir. Es que es muy grave. -Ya, pero como la presidenta de la Comunidad dijo que los ceses en el hospital eran reversibles y que si se habían cometido equivocaciones rectificarían, por eso le pregunto si usted está dispuesto a rectificar en ese caso o no. -Hasta ahora no ha habido equivocaciones, estoy convencido. Igual estoy convencido de que, a toro pasado, se podían haber hecho más cosas, no porque las que se han hecho estén mal. Lo único que no sería reversible sería que yo me hubiese equivocado en el origen y que la situación hubiera sido de tal gravedad que generara riesgo en los pacientes y que ese riesgo pudiese llevar al fallecimiento. Porque una muerte no es reversible; todo lo demás, sí. Las decisiones que se han tomado son las que se debían. Otras hubiesen sido una irresponsabilidad, salvo que alguien diga que esto había que meterlo en un cajón y no haberlo investigado. -Pero no me negará que la alarma social está ahí. Y llegados a este punto, ¿qué es mejor para el Gobierno de la Comunidad, que usted continúe en la Consejería o que dimita? -Mire usted, si por tomar las decisio- APOYO A LOS PROFESIONALES En el sistema sanitario madrileño hay magníficos profesionales; estamos hablando de un problema que afecta a tres o cuatro CRÍTICAS A LA OPOSICIÓN Mi mayor error fue pensar que la oposición tendría lealtad institucional y era capaz de ser responsable en este asunto LISTAS DE ESPERA El plan va bien y no creo que nadie se plantee que pueda estar en riesgo un objetivo que es bueno para todos UN CAPÍTULO OSCURO La actitud de la ministra al no remitir la denuncia a la Consejería hasta que salió a la luz es un capítulo oscuro de esta mala novela nes que garantizan a los ciudadanos que un sistema funcione alguien se tiene que ir, eso es el principio del fin del sistema del Estado de Derecho. Sería el reconocimiento de que el todo vale triunfa. Ése no es el planteamiento de un Gobierno serio, ni de nuestra presidenta regional. Hay que dejar claro quién creó la alarma social y quién ha instrumentalizado esto. -Con toda esta polémica, ¿corre peligro el cumplimiento de la promesa de las listas de espera? -El cumplimiento de esa promesa será el resultado de un proceso largo. El plan va muy bien gracias a los profesionales sanitarios. Y quizás ése sea el motivo de una parte del nerviosismo de la oposición. No creo que nadie se plantee que pueda estar en riesgo un objetivo que es bueno para todos. ¿No teme represalias de un sector de los médicos a la hora de cumplir la promesa de los 30 días de lista de espera antes de noviembre? -En absoluto. Los médicos son extraordinarios profesionales. Que haya un problema concentrado en tres o cuatro médicos no tiene por qué perturbar el funcionamiento del sistema. ¿Qué espera del comité de expertos que acaba de constituirse para analizar el caso del Severo Ochoa? -La verdad, que algunos parece que no la quieren. Una verdad analizada con prudencia, sosiego, responsabilidad y criterios profesionales. -Mientras trabaja el comité de expertos, ¿qué va a hacer usted para hacer frente a esta crisis política? -Estamos trabajando desde el primer momento con el hospital en un escena- rio de vuelta a la normalidad. Espero que en los próximos días ese objetivo se pueda cumplir. Se está trabajando además en un plan de inversiones en el Severo Ochoa, para potenciarlo. -Perdone que insista, pero si las conclusiones del comité de expertos no son de su agrado o son críticas con lo que ha hecho, ¿qué hará? -De mi agrado van a ser siempre, porque serán objetivas y dirán lo que corresponda. ¿Pero rectificará? ¿Pero en qué? -En las decisiones que ha tomado. -Vamos a ver, si es que mis decisiones no tienen nada que ver con lo que haga la comisión de expertos. La comisión dirá si esto es delito o no, si hay homicidios o no. Y yo no estoy hablando de eso, estoy hablando de la vulneración de derechos de los pacientes. Y los hechos probados determinan esa vulneración, y esa es mi competencia y ahí terminan mis decisiones. -Es decir que usted está totalmente tranquilo. -Absolutamente. -En la Asamblea, usted acusó a la ministra de Sanidad de meter en un cajón la denuncia que recibió hasta que no salió a la luz por otras vías. ¿Por qué cree que lo hizo? -No lo sé, pero sí sé que es un capítulo oscuro de esta mala novela. Oscuro porque desde mi lealtad con el Ministerio, le he informado por escrito de todo lo que hemos ido haciendo, desde el primer día. El Ministerio remitió a la Consejería copia de la denuncia para nuestro conocimiento el día 11 de marzo, cuando ya había saltado a los medios de comunicación. Antes, esta Consejería no supo qué estaba haciendo el Ministerio, si es que estaba haciendo algo en relación con esta denuncia. ¿Ha recibido algún tipo de ayuda, apoyo o colaboración del Ministerio de Sanidad? -No. Lo que he recibido han sido dos cartas de la ministra. La remisión de la denuncia y otra en la que muestra su interés en conocer el resultado de las investigaciones. Quien sí ha tenido relación con la ministra ha sido el señor Simancas. Salió diciendo que no había que investigar y nos hemos enterado de que la ministra le engañó o que los dos han engañado a los madrileños, porque resulta que la ministra sí dijo que había que investigar.