Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 14 4 2005 Opinión 5 Clase magistral El académico Francisco Rodríguez Adrados fue ayer distinguido con el premio González- Ruano de Periodismo por Palabras como chicles publicado en la Tercera de ABC. Merecido galardón para un enamorado de la lengua. Adrados denuncia la contaminación ideológica de la palabra en una clase magistral, en forma de artículo, que aglutina magisterio académico y buen pulso periodístico. En confianza Un año después de su llegada al poder, el Gobierno sigue empeñado en aprovechar cualquier posibilidad- -no quedan muchas ya- -de situar a gente de confianza en instituciones y organismos oficiales. Le toca el turno ahora al Real Instituto Elcano, planteado como una entidad suprapartidista de estudios internacionales y estratégicos, pero que no ha podido escapar a la campaña de relevos emprendida por el Gobierno. Para el próximo martes está convocada una reunión extraordinaria de su patronato. Recambio de personal, también ideológico, en una entidad que asume nuevas estrategias. Otro plan Antes de que comience a ser debatido, el informe del Comité de Sabios de RTVE ha tropezado con una piedra de enorme tamaño. El vicepresidente económico, Pedro Solbes, tiene otro proyecto, similar al que manejaba la Sepi durante el Gobierno del PP, y que pasa por liberar a la cadena estatal de los intereses de su deuda, pero siempre que exista un plan realista de viabilidad. Filosofía, la justa. DANIEL G. LÓPEZ Dulce hogar. La ministra de Vivienda, María Antonia Trujillo, siguió ayer matizando su propuesta de lanzar al mercado de protección oficial pisos de treinta metros cuadrados. Probablemente- -dijo- -en España todavía sea una idea que no pueda cuajar dijo la ministra, a la que José Bono, titular de Defensa, trató de echar un capote al asegurar que la ministra no ha dicho que esas sean las viviendas que va a promover su Ministerio, sino que es un tipo de vivienda que está en la Feria de la Construcción de Barcelona, que las ha visto y que no las incluye en su programa, pero que ha manifestado su opinión al respecto En la imagen, una pareja en su diminuto piso madrileño. CONTRA EL PROGRESO ROSA BELMONTE C OMO el tamaño no importa, la dignidad no se mide en metros y es costumbre ministerial disparar antes de pensar, María Antonia Trujillo sigue con sus reflexiones para contraer domicilio. Pero, como a Calimero, nadie la comprende. Aquí no hay quien viva. Ahora resulta que la culpa es nuestra. Seguramente nuestra mentalidad es demasiado cerrada. Dice que la idea de las moradas de 30 metros cuadrados no va a cuajar en nuestro país (después de la que le ha caído, claro) Un exitazo en la Unión Europea, mira tú, pero le da a la ministra que la cultura española no va a llegar a entender lo de residir en el Hogarín. También hay gente que vive en caravanas y aquí como que no. El pisito. Humor negro de Rafael Azcona y Marco Ferreri. Los minipisos. Ocurrencia de aquí mi prima. Existir existen, pero tampoco es como para hacer una promoción pública. Una casa, según Ambrose Bierce, es un edificio hueco erigido para que lo habiten el hombre, la rata, el ratón, el escarabajo, la cucaracha, la mosca, el mosquito, la pulga, los bacilos y los microbios. Incluso suponiendo que en los habitáculos de diseño que nos proponen los arquitectos de media melena no incluyéramos algunos de esos bichos tendríamos otros. La Thermomix, el DVD, la tele de cataplasma, la tabla de la plancha... Y varias mudas. No voy a discutir la importancia de reflexionar a partir de diseños ingeniosos, pero me da la impresión de que cuando eres ministra no debes abrir la boca para ver qué pasa (tampoco contar que hablas en bragas con alcaldes; bueno, peor sería hacerlo sin bragas) Antes de que este lío de los minipisos estallara estábamos hartos de ver las miniaturas en revistas de decoración. Mira qué gracia. Pero cuando se te dice que eso va a ser una solución al problema de la vivienda, maldita la gracia. Pensar está muy bien, provocar la discusión también. Ya lo hicieron unos jóvenes vascos hace meses con el Emancipator Buble, un habitáculo hinchable con forma de burbuja que permitía independizarse en la propia casa familiar. Se le escapó a la ministra.