Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
104 MIÉRCOLES 13 4 2005 ABC Gente Vuelve el rey Midas de la moda Apartado del mundo desde que abandonó Gucci e Yves Saint- Laurent hace un año, Tom Ford ha firmado un acuerdo de colaboración con Estée Lauder TEXTO: SILVIA CASTILLO FOTOS: AP Y REUTERS Enrique de Inglaterra alternará el deber con el placer durante el viaje que realiza por África. El menor de los hijos del Príncipe de Gales estará una semana en el reino de Lesotho, donde continuará la labor contra el sida que empezó su madre, la princesa Diana, y después pasará dos semanas con su novia, la surafricana Chelsy Davy. da es para siempre. Esa lección la aprendió bien Tom Ford cuando, tras vivir sus días de vino y rosas- -y valga la metáfora- -como director creativo de Gucci e YSL, la empresa decidió prescindir de él. Después de catorce años al frente de la firma italiana, este divorcio como él mismo lo definió, le sumió en una especie de depresión e incluso admitió que durante los seis meses que siguieron a su marcha abusó de la bebida, del tabaco, de las píldoras para dormir y de los tranquilizantes Tras superar el bache, Ford volvió cargado de proyectos, entre ellos dirigir tres películas y lanzar una línea de ropa junto a Lenny Kravitz. Ninguno de ellos se ha materializado, de momento. Pero ayer se anunció que el gurú de las pasarelas ha firmado un acuerdo de colaboración con el grupo estadounidense de cosméticos Estée Lauder para crear una línea de productos de belleza. El primer fruto de esta entente- -se trata de la primera vez que la empresa de estética se asocia con un diseñador de fuera de la firma- -estará disponible las próximas Navidades. Después, Ford lanzará una colección más amplia en la primavera de 2006 y una marca independiente, Tom Ford Beauty, en el otoño del próximo año para crear y comercializar una fragancia y otros productos relacionados. Este convenio supone el regreso de Ford al mundo del lujo. Como anunció, en sus planes de futuro no estaba volver a la moda- ahí lo conseguí todo pero sí regresar de forma diferente Y así ha sido. Aunque los términos económicos no han sido revelados, Na The New York Post sostiene que el estilista pidió más de diez millones de dólares por un período de cinco años. Puede incluso que la cifra sea mayor, porque Ford siempre ha sido su mejor representante y su buen olfato para el márketing le precede. Durante su estancia al frente de Gucci, sus sensuales propuestas y sus provocativas campañas de publicidad hicieron resucitar a la firma de la doble G. En diez años, Ford consiguió que las ventas de la casa italiana aumentaran de 230 millones de dólares en 1994 a cerca de tres mil millones en 2004. Tras presentar ayer esta alianza, el presidente de Estée Lauder, John Demsey, aseguró que Tom Ford es un icono de la industria de la moda de la misma manera que la firma que regenta lo es de la industria de la belleza. Es una combinación perfecta de lujo, estilo y belleza Tras la depresión en que le dejó sumido su divorcio de Gucci, Tom Ford ha vuelto al mundo del lujo de la mano de la cosmética. A la izquierda, su último desfile para la firma italiana