Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 13 4 2005 Sociedad 57 Tecnología e- mail Internet Mensajería instantánea Primera sanción en España por el envío masivo de correo basura La Agencia de Protección de Datos (APD) ha sancionado por primera vez en España a una persona física, un madrileño, por el envío de spam (mensajes electrónicos no solicitados) a direcciones españolas. Le han impuesto una multa de 30.001 euros, porque se trataba de una comunicación no selectiva y de carácter masivo y, por tanto, constituía una infracción grave informó la APD. Polémica en Argentina por obligar a guardar diez años los datos de la red Una ley que obliga a los proveedores de internet (ISP) a guardar diez años el tráfico de la red (los datos que circulan por ella) ha sido rechazada de forma generalizada por considerar que vulnera los derechos constitucionales de los usuarios. La norma entrará en vigor el 31 de julio. Los datos se enviarán a la Secretaría de Inteligencia del Estado por si son requeridos por la justicia para investigar delitos. Videollamadas y SMS en la versión definitiva del Messenger 7.0 El recién lanzado Messenger 7.0 permite realizar videollamadas gratuitas de PC a PC a pantalla completa y mandar mensajes SMS a móviles (servicio operativo a final de mes) que se visualizan en la propia ventana de conversación. Otras novedades son: nuevas formas de personalización, más opciones de seguridad e integración del buscador MSN Search y MSN Space (software para crear blogs Todos los proyectos de acción voluntaria se afanan en lo mismo: mitigar la exclusión social de algunos colectivos. Al hilo de los nuevos tiempos, las ONG cuentan con un poderoso aliado, internet, que ha dado vida a un nuevo tipo de cooperante virtual y al primer congreso del sector La rebelión del donativo De la hucha del Domund, la mesa petitoria o el cartón- limosna a los telemaratones, para llegar más tarde a los e- mail de auxilio y las web de recaudación. Para los expertos del Marketing Social en España, cuyo cabeza visible es Carlos Mañas, esta concatenación de metamorfosis es ya un hecho irreversible, y así tratan de hacérselo ver a toda empresa que tenga en mente diseñar campañas con retribución social. La acción al hilo de los nuevos usos pasa por un clic, lo que ha quedado patente en casos como el de Amina Lawal, instigado por Amnistía Internacional y que logró revocar la condena a muerte por adulterio de la nigeriana. Es la rebelión del donativo, hasta el punto de que en la red el recurrente ¿estudias o trabajas? se ha trocado, en web de empresas y ONG, por el ¿donas o apadrinas? Ciberactivismo movilizaciones solidarias a la velocidad de la red TEXTO: ÉRIKA MONTAÑÉS FOTO: MIGUEL MUÑIZ SANTIAGO. Ganas de ayudar y acceso a las nuevas tecnologías. No hay más requisitos que condimenten la solidaridad en cadena, la misma que se ha dado en llamar ciberactivismo y que ha revelado la eficacia, a modo de pásalo en los teléfonos móviles, de la acción clic en internet. El usuario pincha en la zona activa del portal de una ONG o en una iniciativa de acción voluntaria colgada en una web y, acto seguido, se logra una movilización social (y virtual) a prueba de récords de asistencia. La sinergia entre el voluntariado y la red ha sido una de las ocupaciones de la Conferencia Internacional de Voluntariado y Nuevas Tecnologías Volunet 2005, que acaba de celebrarse en Santiago de Compostela- -bajo el auspicio de la Consejería de Familia y Voluntariado- -con una exitosa acogida: unos dos mil asistentes (el 75 por ciento, mujeres) han participado en las conferencias y talleres donde cincuenta entidades de acción solidaria y medio centenar de expertos les han aleccionado sobre cómo enrolarse (si no lo habían hecho ya) en un proyecto de cooperación on line Y no perderse en el intento. tos de las ONG participantes, jóvenes como María Inés Pérez o Raquel Mañana dilucidan en qué proyecto van a embarcarse. O a qué colectivo (reclusos y exconvictos, discapacitados, alcohólicos, sin techo desean proteger. Grupos desfavorecidos que, como es lógico, no disponen de acceso directo a las tecnologías, de lo que se deduce la opinión que corearon varios responsables de entidades no lucrativas: Por el momento, hay que complementar el nuevo dispositivo de ayuda en la red con otras acciones más tradicionales sintetizaba Dia- La cooperación virtual introduce en la red algo que soslayaron sus creadores: los valores humanos na Casellas, de Intermón- Oxfam. La presencia física sigue siendo ineludible añadían Joaquín Varela, coordinador de Cruz Roja en Galicia, o Ramón Esteso, de Médicos del Mundo. El propio presidente gallego, Manuel Fraga, se unía en los elogios al voluntariado y reconocía que la solidaridad presente o virtual es la que mejor se comportó en la catástrofe del Prestige con una marea humana que sepultó la negra que arrojó el buque. Aun con todo, la fusión entre altruismo y la red obtiene réditos muy favorables que acabarán por predominar entre la ciudadanía, a criterio de Carmen Laviña, presidenta de la Plataforma Española del Voluntariado, ya que para este fenómeno no representan un óbice ni las barreras arquitectónicas ni las espacio- temporales, por no hablar de que propaga la acción social a personas que, con los medios convenciona- les y por diversos motivos, no pueden ni ejercerla ni recibirla. A las ONG les permite, por su parte, que con poco presupuesto exploten muchas vías recolectoras de ayuda. En suma, el e- Voluntariado cede al ciberespacio aquello que no supieron introducir los gurús de internet: los valores humanos. Efervescencia del e- Voluntariado Teoría y práctica, por tanto, se han entremezclado durante las tres jornadas de Volunet en el Palacio de Congresos y Exposiciones santiagués. Así, mientras en la sala de conferencias el vicepresidente mundial de la compañía informática Sun Microsystem, Adolfo Hernández, daba buena cuenta de por qué su empresa se introdujo de manera pionera, en 1991, en la senda del ciberactivismo con el programa CAV (Community Affairs Volunteers) y con innovadoras iniciativas como las nóminas solidarias (los empleados y la propia Sun Microsystem donan parte de los beneficios para apoyo social) fuera, en el espacio mentado como Ciudad Solidaria y donde se ubicaron los pues- El compromiso social de los voluntarios no discierne si actúan en el espacio real o inmersos en la burbuja tecnológica