Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid MIÉRCOLES 13 4 2005 ABC LOS CENTAUROS DEL ASFALTO RAMIRO BUENO El nuevo Windsor destinará parte de su espacio a superficies comerciales A dos meses del siniestro, la demanda de alquileres en Azca se mantiene voraz fuego se traducirán en el incremento de las rentas por las mejoras en las medidas de seguridad antiincendios, según un informe M. J. ÁLVAREZ M. OLIVER MADRID. A dos meses del devastador incendio que arrasó el Windsor, en pleno corazón financiero de Madrid, los efectos y los daños colaterales del mayor siniestro registrado en la capital, tanto en extensión y altura- -26.600 metros cuadrados y 106 metros- continúan, al igual que las causas que provocaron la catástrofe, que, hoy por hoy, siguen siendo una incógnita. Mientras el proceso de demolición e investigación de la torre sigue su curso a un ritmo lento, al tiempo que siguen engordando los perjuicios económicos de los comerciantes de la zona cero que sitúan la pérdida de clientes en 10.000 al día, un estudio de la consultora Inmobiliaria Knight Frank, pone de manifiesto la otra cara de la moneda en un estudio titulado: el Impacto del Edificio Windsor en el mercado de oficinas. b Los efectos del lomos de sus motos, de norte a sur, de este a oeste, atraviesan la ciudad y periferias. Son los mensajeros; centauros del asfalto, vaqueros sin ganado que transportar. Esquivando las cornadas y estampidas del tráfico, temiendo a la lluvia, su mercancía son cartas y documentos dispares, que, de mano en mano, entregan a lo Miguel Strogoff con casco. No son correos del zar, sino del zar luchando contra el reloj y un posible derrape de la máquina encabritada. Cabras mecánicas sin Valentinos ni Pedrosas, sólo llevan a jornaleros del correo buscando el trofeo de terminar la jornada sin percances. Estos cowboys de la calzada van, muchas veces, a tanto el kilómetro y el viaje. Marcan sobres como antaño otros jinetes marcaban sus reses para cobrar después, a tanto la cabeza, en la tejana Abilene. Mucho correo electrónico, pero todo el mundo prefiere tener un papel entre las manos en lugar de un efímero parpadeo en pantalla. ¿tantos documentos genera la ansiedad de la metrópoli? Parece ser que sí. En los tiempos de Franco, los gerifaltes del régimen temían al motorista que les llevara el cese. Ahora, quien tiene ausencia de mensajeros motorizados a todas horas es un pelanas sin un lugar en el sol que más calienta. En el lorquiano Poeta en Nueva York puede leerse: Debajo de las multiplicaciones hay una gota de sangre de pato. Debajo de las divisiones una gota de sangre de marinero. Debajo de las sumas, un río de sangre tierna un río que viene cantando por los dormitorios de los arrabales y es plata, cemento o brisa en el alma metida de New York En Madrid la Castellana es un río de motoristas transportando papeleo: memoria papelera de ambiciones, que tal vez algún día sepulten avenidas y rascacielos con un torrente desbordado de expedientes, números y contratos. Mientras, las dos ruedas de las motocicletas siguen rodando en una ruleta apresurada. Caballeros al galope del rojo vivo de las prisas. A consultoría Deloitte- -que ocupaba casi todo el edificio hoy en ruinas- -a la vecina Torre Picasso, al instalarse en un total de 16.000 metros cuadrados de superficie- -unas 8 plantas- -y que irá, paulatinamente, ganando espacio. El volumen de demanda de arriendos se mantiene, e incluso ha experimentado un ligero repunte explicó a ABC José Luis Guillermo, director de la División de Agencia de Knigh Frank, en vista del informe finalizado a principios del presente mes. En esta línea, precisó que la media de solicitudes se ha situado en los dos meses justos transcurridos desde el incendio en unas 200 al mes, lo que da idea del interés por instalarse en la zona. Un ejemplo de ello eran los 500.000 euros al mes que la familia Reyzábal, propietarios del edificio devastado, recibía por arrendar el rascacielos de 28 plantas, más otras tres en zona comercial. Inversión en seguridad Si bien el siniestro no ha afectado al valor comercial de la zona, si lo hará en lo que respecta a la seguridad y al cumplimiento de la normativa regional de incendios, de obligado cumplimiento en 2006, que se convertirá en uno de los requisitos fundamentales exigidos por los usuarios de locales. De ahí que las inversiones destinadas a revisar y mejorar los sistemas de seguridad antiincendios repercutirán, previsiblemente, en un aumento de la renta, según las mismas fuentes. En cuanto al futuro del Windsor II, cuya reconstrucción comenzará cuando finalice su demolición- -prevista a lo largo de 12 meses- a los que hay que añadir, al menos, otros dos años de obras y, previamente, seis meses de licitación, el remozado edificio podría salir al mercado al filo del 2009, siempre y cuando el proceso de construcción no sufra ningún retraso, según las previsiones que maneja Knigh Frank. Así, vendría a coincidir en el tiempo con las torres Arena que se levantan en la antigua ciudad deportiva del Real Madrid. ¿Rivalizarán entre ellas? En principio no, por ser productos diferentes situados en zonas distintas, indicó Guillermo. Las situadas en Plaza de Castilla se destinarán a oficinas y hoteles, mientras que el espacio del Windsor II, además de a distintas compañías, albergará a superficies comerciales en los bajos o en determinadas plantas, en función de su normativa de uso. El informe se decanta por un único usuario, en lugar de múltiples. Su carácter emblemático, el hecho de que esté dotado de las más modernas tecnologías y su ubicación, hará que empresas fuertes pujen por estar en ese emplazamiento. Su entrada en funcionamiento, unida a las de las torres Arena, pondrá en servicio 140.000 metros cuadros más, por lo que los precios podrían frenar su ascenso. Zona de negocios consolidada Así, según revela la compañía, lo ocurrido en el rascacielos ha reforzado la posición de Azca en el sector, es decir, continúa siendo el punto neurálgico de la ciudad en cuanto a demanda y al interés de las empresas por establecerse en la zona debido a su carácter de área de negocio consolidada, al englobar en el paseo de la Castellana y la calle de Orense los dieciocho edificios que conforman el complejo de Azca, entre los que se encuentran algunos tan emblemáticos como la Torre Picasso; Torre Europa; BBVA; Edificio Bronce; Estrella; Mahou; Master; Serrante, etc... Todo ello convierte a Azca en la zona más cara de Madrid, con precios que oscilan, en el caso del alquiler, entre La demolición sigue a ritmo JAVIER PRIETO lento, a dos meses del fuego Azca sigue siendo el punto neurálgico para las compañías, no en vano es la zona más cara de Madrid los 24 y 30 euros el metro cuadrado y que ascienden a la friolera de 6.000 euros por metro cuadrado en el caso de venta, una oferta, prácticamente inexistente por lo excepcional. Al refuerzo de la posición de este punto crucial en el mercado de oficinas ha contribuido sensiblemente el traslado de la