Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 MIÉRCOLES 13 4 2005 ABC Madrid Aguirre denuncia que Zapatero ha dejado de invertir en Madrid 3.119 millones en un año Critica con dureza el primer año de Gobierno del PSOE, mientras el alcalde acude a La Moncloa PP de Madrid reclama el pago de una deuda histórica de 1.414 millones, al tiempo que Gallardón opta por el diálogo institucional MARIANO CALLEJA MADRID. La oposición se mostró ayer en estado puro y duro en la calle de Génova con Esperanza Aguirre como protagonista. Los simpatizantes del PP más deseosos de un discurso batallador y bronco contra el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero probablemente encontraron un motivo para el regocijo en el discurso de la presidenta de los populares en Madrid. Y casi a la misma hora, mientras Aguirre se mofaba de la sonrisa de Zapatero y le acusaba de privilegiar a los catalanes en detrimento de esta Comunidad, al tiempo que le exigía casi 5.000 millones de euros, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz- Gallardón, con un estilo muy diferente, acudía a La Moncloa para entrevistarse con el presidente del Gobierno y explicarle cómo van las cosas de la candidatura olímpica. Son dos imágenes muy distintas de un mismo partido, que responden a dos estrategias dispares y maneras opuestas de hacer política. Una ha optado por la oposición directa al Ejecutivo socialista y otro por la colaboración y el diálogo institucional, ayer con Zapatero, pero antes también con el delegado del Gobierno y los ministros de Fomento, Defensa y Vivienda. Aguirre dedicó su intervención ante la Junta Directiva Regional del PP a analizar lo que ha sido el primer año del Gobierno del PSOE. Un discurso en el que no se dijo ni media palabra de la crisis del Hospital Severo Ochoa de Leganés. Unos minutos antes, con el consejero de Sanidad, Manuel Lamela, presente, la Ejecutiva del partido había aprobado una resolución de apoyo a su gestión, pero no hubo ni una voz crítica con lo que está sucediendo, a pesar de que la preocupación en el PP es cada día más fuerte y no hay una idea clara de cómo se puede atajar esta crisis. Hay, incluso, quien ya da la batalla por perdida. La presidenta del PP habló básicamente de lo que ha supuesto el Gobierno de Zapatero para Madrid y lo explicó de la manera más didáctica posible, b La presidenta del con números y ejemplos. Según denunció, el PSOE ha dejado de invertir en la Comunidad desde que está en el poder un total de 3.119 millones de euros, una cantidad que- -indicó- -hubiera permitido la construcción de 78 kilómetros de Metro, la puesta en funcionamiento de 625 colegios públicos o 780 centros de salud, así como la oferta de más de 20.000 viviendas protegidas. También se podrían haber construido 350 kilómetros de autovías o 25 instalaciones como el Palacio de Deportes de la Comunidad. Más que números A estos miles de millones, la presidenta del PP añade como uno de los principales agravios que Zapatero hace a los madrileños la deuda histórica -una expresión nueva en esta región- -de 1.414 millones de euros que el Estado tiene contraída con la Comunidad. Desde 1999 hasta hoy, Madrid tiene casi 700.000 habitantes más, que no están computando en el sistema de financiación vigente. De los millones adeudados, 688 corresponden a la Sanidad y el resto a las competencias comunes y servicios sociales. Pero no todo fueron números. Aguirre puso la proa directa hacia Zapatero y su talante: Basta ya de ingenuidades, Zapatero ya ha demostrado que no le asusta encabezar las manifestaciones más desaforadas, más extremistas y más disparatadas. Está a gusto ofre- Granados, Aguirre y Cifuentes, en la Junta Directiva del PP de Madrid ciendo su colaboración a los proyectos separatistas En su opinión, el presidente del Gobierno ya ha demostrado cumplidamente que es un extremista Ya nadie se cree lo de su talante. Es una sonrisa para embaucar a incautos comentó Aguirre, quien advirtió que la obligación del PP es desenmascarar esa actitud y dejar claro que detrás de la sonrisa hay un proyecto extremista que desborda sectarismo por todos los poros Para la presidenta del PP de Madrid, Zapatero encabeza el proceso de rectificación constitucional de España y pretende descalificar y arrinconar al Partido Popular Además, le acusó de haber desmantelado la política exterior de España, que ahora es una vergonzante búsqueda de una palmadita de Chirac o Schröder y una sumisión a los intereses del rey de Marruecos Un país que, según recordó, acaba de dar un apoyo explícito e inequívoco a la candidatura olímpica de París 2012. El centro, despejado Ese extremismo de Zapatero tiene, en su opinión, una cosa positiva para el PP: Ha dejado el espacio de centro libre, y las elecciones se ganan ahí, porque ése es el lugar donde la mayoría de los ciudadanos busca soluciones más eficaces a sus problemas Aguirre siguió poniendo ejemplos del extremismo del jefe del Ejecutivo. Primero se centró en la educación. Lamentó que el PSOE haya demostrado su incapacidad para impulsar una educación de calidad y acusó al Gobierno de ser rehén de sus dogmas A continuación se refirió al recurso indigno de sacar a pasear la Guerra Civil para reavivar querellas antiquísimas y provocar la discordia ¿Queréis otro ejemplo del extremismo sectario de Zapatero? continuaba Aguirre ante los suyos. Y habló de su actitud hacia la religión, de su empeño de hacer que España pase de ser un Estado no confesional a ser un estado laico, sin respetar la libertad religiosa. Además, subrayó la presidenta regional del PP, los madrileños están pagando el pato de las hipotecas de Zapatero con los catalanes a quienes, a su juicio, beneficia claramente. Recordó que si en los presupuestos de 2004 se incluyeron 580 millones de euros para actuaciones del Ministerio de Fomento, este año se han bajado a sólo 12. El pobre Simancas va a tener que sufrir mucho para explicar que el PSOE quiere mejorar Madrid añadió. Simancas cree que la alusión a la deuda histórica es sangrante El secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM) Rafael Simancas, aseguró que la presidenta del PP, Esperanza Aguirre, realizó ayer un alarde de extremismo frente al talante moderado, tolerante y dialogante que viene ejerciendo José Luis Rodríguez Zapatero informa Ep. En opinión de Simancas, resulta irónico y paradójico que la presidenta regional hable de moderación cuando califica a Zapatero de sectario y extremista, en un rosario de críticas destructivas El dirigente socialista considera que la alusión de Aguirre sobre la deuda histórica del Estado con la Comunidad de Madrid es sencillamente sangrante. Si hay deuda histórica- -dijo- -es la del PP con Madrid. Nadie puede olvidar que la financiación de la Comunidad fue negociada en 1999 entre Aznar y el ex presidente de la Comunidad Alberto Ruiz- Gallardón. Esperanza Aguirre no puede pasar al Gobierno socialista las facturas de las deudas del PP A juicio de Simancas, a Esperanza Aguirre le gusta más ejercer de oposición que de Gobierno y le invitó a que se examine más a sí misma