Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional MIÉRCOLES 13 4 2005 ABC El voto negativo alcanza ya el 54 por ciento El 31 de diciembre pasado, los sondeos en Francia anunciaban la victoria del sí al proyecto de tratado constitucional europeo por un 58 por ciento frente a un 42 por ciento. Hoy, las encuestas anuncian la victoria del no por un 54 por ciento contra un 46 por ciento. Todos los sondeos afirman que el 60 por ciento de los electores socialistas y comunistas son partidarios de votar contra la empantanada Constitución europea, rechazada por un 34 por ciento de los electores de centro y derecha. Según el último sondeo de Le Figaro y Europe 1, el 60 por ciento de los electores se muestran dispuestos a no cambiar su proyecto de voto actual. Un 45 por ciento de los franceses afirman estar convencidos del triunfo del no Sólo un 30 por ciento confía en la victoria del sí Otro 25 por ciento se dicen indecisos sobre el resultado final que, a juicio de la opinión pública, no cambiará gran cosa EPA González, preocupado por una regresión de calado en Europa BERLÍN. Numerosos compañeros de viaje del ex canciller alemán Helmut Kohl, entre ellos Felipe González, le rindieron ayer homenaje en su 75 cumpleaños, en un acto en el que afloraron los elogios por sus méritos históricos y el temor a que la integración europea no avance como en sus tiempos. El ex presidente del Gobierno español se declaró preocupado por que Francia no vote la Constitución sino otras cosas y advirtió de que en Europa podríamos vivir una regresión cuyo calado no se ve ahora En la imagen, el presidente alemán, Horst Koehler, entre el ex canciller Helmut Kohl y el ex presidente del Gobierno Felipe González El Gobierno francés, incapaz de frenar el no a la Constitución europea La campaña del referéndum pone a los socialistas al borde del cisma del no son, por ahora, mayoritariamente electores socialistas y comunistas decepcionados con una Unión Europea que consideran muy liberal JUAN PEDRO QUIÑONERO CORRESPONSAL PARÍS. La campaña del referéndum que debe aprobar o rechazar el proyecto de tratado constitucional europeo se ha transformado en dinamita política contra la credibilidad europea de Francia. El 53 por ciento de los franceses son partidarios del no Los socialistas están al borde de un cisma fraticida. Jean- Pierre Raffarin continúa hundiéndose en el infierno de los peores sondeos. Hasta hoy, la entrada en campaña de los partidarios del sí al proyecto de Constitución europea sólo ha confirmado la hostilidad popular. Desde hace cuatro semanas, todos los sondeos repiten el mismo pronóstico: entre un 52 y un 54 por ciento de los franceses son partidarios de votar contra el empantanado tratado constitucional. Los partidarios del no son, por ahora, mayoritariamente electores socialistas y comunistas decepcionados con una Unión Europea (UE) que consideran muy liberal Esos batallones de b Los partidarios electores hostiles al proyecto constitucional están integrados por obreros poco cualificados, sindicalistas del sector público, funcionarios y pequeños agricultores. Al mismo tiempo, comienza a crecer el número de electores de centro y derecha tentados por el rechazo a la UE. Se trata de pequeños y medianos empresarios, trabajadores independientes y profesiones liberales que perciben con inquietud una Europa donde no estén protegidos sus intereses. Entre ese electorado, la derecha nacionalista y la extrema derecha hace estragos, con un argumento simple y demagógico: Francia se está diluyendo en una Europa apátrida Por ahora, ante la consolidación del no al proyecto constitucional, el Gobierno y la oposición socialista no consiguen avanzar argumentos determinantes. Y la campaña está precipitan- do amargas divisiones fraticidas. Entre los socialistas, los partidarios del sí y del no se acusan unos a otros de pertenecer al campo de la extrema derecha Jack Lang, ex ministro de Cultura, denuncia la heteróclita coalición de los amigos de Jean Marie Le Pen, comunistas, extrema izquierda y disidentes socialistas Por su parte, Daniel Vaillant, ex ministro del Interior, insiste: Los disidentes socialistas hacen campaña con la extrema derecha que rechaza la Constitución y la extrema izquierda que rechaza Europa Liberation comenta la crisis del socialismo francés con este titular a toda página: El PS está al borde de la escisión Y agrega: Los enfrentamientos entre pro y anti Constitución han desenterrado el espectro de una implosión del Partido Socialista Al centro- derecha, las críticas de François Bayrou, presidente de la Unión por la Democracia Francesa (UDF) contra el presidente, Jacques Chirac, y el Gobierno presidido por Jean- Pierre Raffarin, quedan parcialmente eclipsadas por el miedo profundo a un no nacional contra el proyecto de tratado constitucional. Pero las perspectivas económicas se perciben como negros nubarrones que pueden precipitar granizo social. Paro elevado Tras haber anunciado a bombo y platillo que el paro terminaría por descender por debajo del 10 por ciento de la población activa, Raffarin ha reconocido que, en verdad, este año el paro continuará por encima de ese umbral simbólico, consecuencia de una crisis nacional bien conocida: crecimiento debilísimo; récord histórico de la deuda nacional; déficits públicos siempre muy altos y aplazamiento de tímidas reformas tardías. Mientras tanto, todos los sondeos repiten siempre el mismo pronóstico: entre un 52 y un 54 por ciento de los franceses se dicen favorables a votar contra el proyecto de Constitución. Imperturbables, Chirac, su Gobierno y la oposición socialista se dicen confiados en que, finalmente, terminará triunfando la sensatez nacional Sin embargo, la extrema izquierda, la extrema derecha, la derecha nacionalista, el PCF, y los disidentes socialistas continúan acentuando su campaña contra la UE. Disidentes socialistas, el PCF y la extrema izquierda denuncian una Europa vendida al ultra liberalismo La derecha nacionalista y la extrema derecha denuncian el riesgo de disolución de Francia en una UE burocratizada y socializante.